lunes, 9 de diciembre de 2013

Queens of the Stone Age - ...Like Clockwork (2013)


 
 
Mucho he hablado a lo largo del año de temas de éste disco que he ido desmenuzando y a la vez descubriendo canción a canción, pero el disco entero no lo había diseccionado, por tanto pasaré a darle un buen repaso, para un álbum que de verdad me ha ganado por completo.
Como todo gran disco que se precie, hoy en día más que nunca, tuvo una complicada gestación, ya que cuando todo parecía hecho en 2012, Josh Homme sufrió una serie de complicaciones de una operación de rodilla, que le llevaron incluso a una depresión de proporciones gigantescas. Una vez recuperado, los problemas saltaron al estudio, en el que las tensiones acabaron con la salida del grupo del batería Joey Castillo, un mago de las baquetas a día de hoy, curiosamente el punto más débil de la banda en su historia, y que había hecho olvidar la tremenda aportación de Dave Grohl al grupo en 2002, cuando grabó enterito Songs for the deaf, la que para muchos es la obra maestra de esta banda.
Este supuesto contratiempo, fue resuelto con el anuncio de un rosario de colaboraciones, entre ellas la vuelta de Grohl a los tambores, nombres clave en la historia del grupo como Nick Oliveri o Mark Lanegan, más gente como Alex Turner (que luego Josh devolvería colaboración en el disco de los Monos Árticos), Trent Reznor (Nine Inch Niles), Jake Shears (cantante de los petardillos Scissor Sisters) o nada más y nada menos que Sir Elton John. Eso hizo que la expectación creciera a toneladas hasta niveles desorbitados, para oír el resultado.
 
 




Lo que más ennoblece a una banda como ésta, es que nunca han buscado el single fácil y comercial, ni llenar estadios y tal, sino que su honestidad artística ha prevalecido ante todo, cosa demostrada con los dos anteriores trabajos de la banda, alguno de ellos un tanto retorcido y de escucha nada sencilla. En ese sentido este álbum es un claro avance, es más amable a los oídos de un público más abierto, un paso adelante con respecto a lo anterior.
Pero si algo destaca de éste nuevo trabajo, después de 6 años de sequía, es sin duda la calidad de los temas que lo componen, alto nivel a paladas.
Evidentemente el grupo tiene al grunge como base, temas que empiezan suaves para explotar en el estribillo, pero ya desde el primer tema Keep your eyes peeled, cucamente colocado en primer lugar, y que alerta de que algo va a pasar, sin duda el tema más difícil de asimilar de la obra y avisa de que lo que viene no es una fiesta precisamente. I sat by the ocean es arina de otro costal, de estructura perfectamente definida con una guitarra que manda desde el punteo inicial que marca la melodía, con la voz de Mr.Homme, esos coros fantásticos... en fin temazo sello de la casa. Tha vampyre of time and memory es un medio tiempo glorioso, con Josh al piano y voz al inicio que se va abriendo hasta la entrada de la sección rítmica, y la guitarra y su sólo, que termina por dar el abrigo perfecto al tema con una preciosa melodía. If I had a tail con un conjunto de coros célebres (Alex Turner, Nick Oliveri y Mark Lanegan) es un tema suave al inicio que va subiendo en un in crescendo brutal que acaba con estribillo y final realmente excitante. My God is the sun es de los temas más cañeros del álbum con la batería, bajo y guitarras mandando, pero con una melodía fantástica y la voz de Josh metida en ese juego de círculos guitarrísticos. Kalopsia es como un descanso hawaiano del disco, por un momento se van a tomar un daikiri, para dejar claro con la irrupción de guitarras que sólo era un sueño momentáneo... precioso medio tiempo con cambios de ritmo espeluznantes. Fairweather friends es el tema de mayores colaboraciones con coros de Reznor, Turner, Broby Dalle, y el piano de Elton John muy saltarín y omnipresente, que quizás está demasiado recargado de instrumentos, con cierta confusión final, pero ante todo un gran tema de excelente melodía. Smoth sailing tiene un aire funky muy curioso, un potente riff de guitarra y unos coros vacilones, quizás el tema más diferente del disco. I appear missing es quizás para mi la pepita de oro del álbum, con esa melodía tenebrosa que ya desde el principio te atrapa, la voz de Homme y estribillo cantable al máximo, para luego dar vueltas como un tiburón cuando atrapa a la presa y acabar en una parte final antológica, el último minuto y medio es glorioso. Like Clockwork es el tema final y que da título al disco, una gran canción lenta con piano mandando, y melodía atrayente descrita por el riff de guitarra pausado, un gran final de disco.
 
 






 
Es evidente que las influencias de Led Zeppelin, Bowie o Pink Floyd están en la esencia de los temas, pero francamente este trabajo para mi alcanza cotas geniales, a la altura de su obra de 2002, sin duda han parido un disco excepcional.
 
Os dejo con el vídeo de If I had a tail.

 

10 comentarios:

  1. Discazo de tomo y lomo. Uno de mis favoritos el año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nikochan: Si señor, además ya me lo pareció a la primera escucha, pero a medida que me metía con el disco, lo apreciaba más y más.

      Un abrazo trufero.

      Eliminar
  2. Comparto tú opinión, junto con Clutch, The Band y Jason Isbell, los mejores del año para mí, lo mejor de Josh H. es que es un genio que no para, y busca nuevos sonidos y matices,

    Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: Bueno Alberto, a final de mes pondré mi lista y desde luego coincidimos en éste, pero me temo que no en los otros (hablo de lo que yo he oído).
      Josh Homme es evidente que no para de avanzar, y la banda lo nota.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Suena muy bien esto, así que me lo agenciaré para escucharlo enterito.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evánder: Amigo, uno de los discos del año, sin duda, para mi estará en el olimpo de forma incontestable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Tu crítica Savoy, como si lo hubiera escuchado yo mismo, clara, precisa y contundente.
    Abrazos,
    JdG
    By the way...¿sigue en pie lo del concierto de 77?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier de Gregorio: Pues gracias, la verdad es que es un disco que me tiene completamente entusiasmado.
      Un abrazo.

      P.D.: Claro que voy a los '77, tengo la entrada.

      Eliminar
  5. Muy de acuerdo con lo que dices, no lo sabría expresar como tú pero vamos, que a mi también me tienen impresionada. Hoy voy a hacer tiempo y pondré el vinilo entero de nuevo, pobres vecinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olga Alonso: Muy bienvenida a mi espacio de música, debate y humor. Ja ja ja, bueno, hay muchas maneras de definir las cosas, y bueno en este caso este discazo me merece muchos comentarios.
      Pues fíjate que a mi me gustó tanto, que también compré el vinilo.

      Besos.

      Eliminar