sábado, 1 de agosto de 2015

Redd Kross - Huge wonder (1993)



Phaseshifter de 1993 es un disco antológico de Redd Kross, lleno de temazos de powerpop, rock en estado puro y esas influencias beatles que salpican a los hermanos McDonald. El otro día en Madrid empezaron el concierto con un tema de este magnífico trabajo, sólo superado, bajo mi modesto punto de vista por Show world cuatro años después. Se trata de Huge wonder donde los riffs guitarreros se imponen además de un espectacular sólo a mitad de tema, mientras las voces navegan entre el ruido.




Os dejo con el temazo.


viernes, 31 de julio de 2015

Mick Jagger - Wandering spirit (1993)



El pasado domingo Mick Jagger cumplió 72 abriles y hoy en homenaje hablaré del que para mi es su mejor disco en solitario, fuera de los Sus Satánicas Majestades, el Wandering spirit de 1993. Antes en 1989 los Stones se habían reencontrado con Steel Wheels y una gira mundial (algo ñoños por aquella época, todo hay que decirlo), pero antes de parir Voodoo Lounge (un enorme disco), Mick se dió el capricho o gusto personal de editar su tercer álbum en solitario, y desde luego para mi el mejor. A diferencia de sus dos trabajos predecesores, este tuvo éxito y gozó de buenas críticas, y eso se debió en gran parte a que aquí el músico se empleó a fondo con grandes composiciones, y no vivir de su reputación bien ganada. Pero encima hay varios detalles que le confieren al disco un valor especial, y son una banda elegida espectacular donde están entre otros Billy Preston a los teclados, Flea de Red Hot Chili Peppers al bajo, Lenny Kravitz cantando un tema a dueto, Jim Keltner a la batería, Benmont Tench al piano, Jimmy Rip a la guitarra que encima compone algún tema con Jagger, etc., y por si fuera poco todo ello aderezado con la producción de Rick Rubin, lo que hace que ya hablemos de algo superior. El disco tiene rock and roll, funky, soul, folk tradicional y baladones de una categoría brutal. Otro dato que aporto es que las grabaciones se llevaron a cabo durante siete meses en Los Ángeles, no fue en cuatro días y se nota.




Comienza el álbum con Wired all night, un tema stoniano por los cuatro costados, dónde las guitarras mandan fuertes, con mucho gancho, un estribillo demoledor y adictivo y Mister Jagger a tope. Sweet thing fue el single del disco, un tema funky-soul que Mick canta con ese falsete suyo tan particular (me vienen pasajes de Emtional Rescue a la cabeza), posiblemente y sin temor a equivocarme, uno de los mejores temas de toda una década, bestial es poco. Out of focus con ese inicio del piano casi de music hall y la voz de Jagger hasta que llega la base rítmica es casi una canción de coro de iglesia americana en onda gospel. Don't tear me up es un baladón de una categoría espectacular, un medio tiempo brutal donde cada instrumento está perfecto, la voz escandalosa y el punteo fino de guitarra es precioso. Put me in the trash es un rock stoniano también en las guitarras, pero más desenfadado, muy divertido y alegre, con esos coros ye-yés, primer tema que no sólo es compuesto por Mick, aquí a pachas con Jimmy Rip. Use me es la versión de Bill Withers en onda soul total que canta a pachas con Lenny Kravitz y donde el teclado de Preston es una gozada absoluta, con un saxo brutal, una enorme pieza que le da variedad al álbum. Evening gown es el primer tema lento del disco, en aire folk y country (pedal steel guitar destacado) y bien hilada, un buen contrapunto dentro de un trabajo que hasta este momento es glorioso.
Mother of a man vuelve con fuerza a las guitarras, recordando al grupo madre (no pasa nada, es normal y lógico), y claro el disfrute es obvio con la voz del genio en su salsa. Think, que es versión, es guitarrera pero tiene un ritmo funky muy acentuado con un bajo y una batería fuera de serie, y ese saxo que es descomunal, temazo de tomo y lomo que nunca me canso de oír. Wandering spirit es la canción que da título al disco con aires de country-rock, deliciosa pieza con la guitarra dibujando arpegios maravillosos, hasta que se convierte en una pieza de rock con los coros souleros, otro tema para enmarcar. Hang on to me tonight es otro medio tiempo fantástico, donde teclados, batería, y los arreglos de cuerda tienen un protagonismo fundamental, otro gran tema. I've been lonely for so long bebe de las esencias negras más profundas, de Aretha Franklin, de Wilson Pickett, de Sam Cooke u Otis Redding, maravilla total, tema soulero (de esos que estremecen a Joserra Rodrigo ¿verdad?) que vale un quintal, qué deleite. Angel in my heart con ese clavicordio inical estremece, y de qué manera, es una pieza que quizás sea la que más diferente del disco en estilo, pero de una grandiosidad bestial, con una melodía fuera de lo normal que pone los pelos de punta. Handsome Molly es un tema tradicional arreglado, folk total, con el acompañamiento del violín, donde sus raíces salen a relucir y ponen broche de oro a un disco fantástico.



Estamos en definitiva ante una descomunal obra de arte, sin duda el mejor disco del líder de los Stones en solitario, donde despachaba buena forma y unas ganas tremendas de hacer algo gordo y a fe que lo hizo.

Este texto fue originalmente escrito por mi para Exile SH Magazine y ahora reposa en mi espacio.

Os dejo con el vídeo de Wired all night interpretado en vivo en 1993.


jueves, 30 de julio de 2015

Concierto Redd Kross + Bum, Madrid, Sala But, 29-7-2015

Bum

Muy esperado era el doble concierto de anoche en Madrid, dentro de una gira conjunta de dos bandas, una canadiense y otra americana, que despachan unos un gran punkpop, Bum (banda desconocida por mi hasta ayer) y los reyes del powerpop procedentes de California, los maravillosos Redd Kross.
Comenzó la velada Bum, un cuarteto fundado en los primeros años 90 y que demostraron estar en un estado de forma excepcional. Lo suyo son pepinazos con algún que otro medio tiempo, cuya duración no sobrepasa los dos minutos y medio por norma general. Gran actitud y temas coreados en plan himno por la muchachada presente, que en los noventa eran jóvenes y ahora ya están entraditos en la cuarentena. Claras influencias de Ramones, Buzzcocks o Cheap Trick. Lo curioso es que sólo editaron un disco en 1993, más dos mini Ep's de escasa distribución.
Cayeron temas como Debbie Speak, Your disciple, When she walked, A promise is a promise, Wedding day, I hardly breathe, Instant Kool-Ayd, Mallory, At the well, etc... 40 minutos muy disfutables.




Y salieron a escena los auténticos dioses del powerpop, los hermanos McDonald, Jeff y Steve, más un guitarrista (que ya estaba en la gira anterior) y un auténtico machaca de batería. Es la cuarta vez que veo a los californianos, y nunca decepcionan (como comentaba al acabar con el gran psicoterapeuta 61 & 49), y es que cuando se tiene clase a rabiar, temazos para aburrir y actitud sobre las tablas, nada puede fallar.
Fueron de menos a más en cuanto cogieron carrerilla y se fueron calentando, para acabar dando una majestuosa clase de putos amos.





El repertorio, una absoluta locura, que además van variando en cada gira, aunque claro hay temazos insustituibles que siempre deben tocar de forma obligatoria.
Así cayeron del Phaseshifter, el Huge Wonder con que empezó el show, más Visionary, aquel single del mismo año Switchblade sister, Lady in the front row, Jimmy's Fantasy o la que fue última canción del concierto antes de los bises, ese Crazy world devastador.
De Show World (disco que adoro con todas mis ganas) sonaron Pretty please me, Mess Around (gloriosa como siempre) y Follow the leader. Del mítico Third Eye se pudo disfrutar de Annie's gone. Neurótica del disco del mismo nombre junto a Linda Blair hizo recordar los discos más antiguos de la banda.


Redd Kross


De su último y maravilloso trabajo de 2012, se pudo disfrutar de Researching the blues, Stay away from downtown, Uglier, Choose to play y Winter Blues (nunca antes tocada en vivo según dijo Steve) y que fue un momento de levitación personal increíble. Para los bises dejaron Peach Kelli Pop y esa versión mítica del Deuce de los Kiss con la que suelen rematar todos sus shows, donde los hermanos menean sus melenas al viento cual chavalillos de 15 años, maravilloso.


 Tracklist Redd Kross


Os dejo con dos temas, uno de cada grupo, primero el Debbie Speak de Bum en vivo en Kexp.







Y de Redd Kross con el Crazy world en vivo en Kexp en 2013.


miércoles, 29 de julio de 2015

The National - I should live in salt (Live on Q) (2014)



The National y su disco de 2013 Trouble will find me, del que ya di en su día cuenta, es probablemente uno de esos álbumes que te marcan para siempre, y en mi caso ha servido para mucho. Ese crecimiento interior de los temas que iba canturreando sin querer, esa voz de Matt Berninger que te atrapa y esas letras melancólicas me ayudaron mucho en un momento no muy bueno, pero también siguen conmigo en mis viajes, en mis mejores instantes y como no, intento darlos a conocer a aquellos que todavía no han sido "evangelizados" por su música, y lo digo en el buen sentido. La gente de buen oído ha caído, espero que siga pasando.




Os dejo con el primer tema del disco, ese que cuando lo escucho me recorre un escalofrío por el cuerpo y me emociono, como cuando me acuerdo de ella, para ti.


martes, 28 de julio de 2015

Joaquín Sabina - Con un par (1990)



Justo un día como hoy de 1989, Dionisio Rodríguez robó un furgón blindado de la empresa Candi, S.A. para la que trabajaba como vigilante de seguridad. El furgón contenía 298 millones de pesetas, ahí es nada. En su fantasmagórica huída se fue con un peluquín puesto, entre otros cambios, a vivir la vida loca con la pasta a Río de Janeiro. Luego fue detenido meses después y extraditado a España. La empresa quebró por dicho robo.
Y quien si no, el poeta urbano por excelencia de la época, Joaquín Sabina le dedicó un tema, titulado Con un par, incluído en su disco de 1990 Mentiras Piadosas. La letra estaba casi hecha, sólo había que engarzarla y ponerle música, que fue de estilo calipso, con aires de bossanova, mambo, cumbia y demás estilos simpáticos.




El tema es donde estará todo lo gordo de aquel dinero... quien lo sabe...

Os dejo con el vídeo y el temazo.

lunes, 27 de julio de 2015

The Mavericks - Harvest moon (Live) (2015)



Viajar te cultiva y te hace disfrutar (si es que vas no sólo a ponerte hasta arriba) y si encima el lugar que puedes elegir está lleno de música y el ambiente que se crea le favorece, miel sobre juelas. No es lo mismo escuchar un tema con un calor abrasador en el centro del país, que oírlo a la ribera del mar y con un ambientazo musical a tu alrededor que lo respiras en el ambiente, y da igual el estilo que sea.
En ese sentido pasa lo mismo con los manjares culinarios, ya que no sabe igual un pimiento en Logroño que en Toledo, y no es lo mismo comerte un chorizo de León en dicha tierra a hacerlo en Madrid, o incluso un cazón en adobo gana mucho más en Cádiz que en Burgos, dónde va a parar.
Pues bien, toda esta morralla, viene a decir, que cuando algo es bueno, si está en su ambiente se disfruta mucho más.

Hoy, como banda sonora, pongo esta versión del clásico de Neil Young, Harvest Moon, interpretada por los Mavericks en vivo este año, en su gira mundial, en concreto en el Sandy Beaches Cruise, disfrutable 100%.


domingo, 26 de julio de 2015

L.A. - In America (2015)



Sigue sonando en mi reproductor el nuevo trabajo de Luis Alberto Segura, L.A. titulado From the city to the ocean side. Un disco de pop exquisito y que se nota que ha sido grabado con tranquilidad y dotando a los temas compuestos inicialmente en la guitarra acústica, de los arreglos y complementos necesarios que hacen que tengan un empaque tremendo a la hora de ser escuchados. Como en el tema del que hablo hoy, In America donde destaca mucho una batería muy presente, los coros souleros y esos teclados de fondo. Además allí en Los Ángeles ha sido grabado el álbum.





Os dejo con el tema In America.


sábado, 25 de julio de 2015

The Sonics - Boom (1966)



Los Sonics de Tacoma, Washington, tuvieron en 1965 una portentosa aparición con Here are the Sonics!, un disco de garage-rock que sería pionero para todos aquellos grupos punks de principios de los 70, aquello era un huracán a base de guitarrazos. En Boom, al año siguiente, y con la misma formación, no hacen sino reafirmar y consolidar lo expuesto en su primera obra magna. Así Larry Parypa a la guitarra, su hermano Andy Parypa al bajo, Gerry Roslie al órgano y rugidos, Rob Lind al saxo y Bob Bennet a la batería, despachan una sucesión de versionacas adaptadas a su estilo y temas propios de una calidad indudable. Hablamos de magníficas tonadas de rock 'n' roll que en sus manos son ejecutados con fogosas versiones garajeras de Bill Haley, Little Richard, Marvin Gaye, Kingsmen, Buddy Johnson, etc...
Roslie escribe iracundas y extraordinarios temas sobre cuentos de cenicientas, demonios que aguardan a chicas malas y mentirosas, ligoteos complicados, o sobre la oscuridad. Teniendo en cuenta que venía de hablarnos de brujas y psicópatas en su primer trabajo, es una lógica evolución en un corto espacio temporal.
Nunca debemos olvidar que en la sociedad americana de los años 60 tan puritana (hasta los Beatles les parecían niños malos), los Sonics eran poco menos que diablos, y a los Dj's les parecían demasiado duros para pincharlos en las emisoras de radio, pero la insistencia de la muchachada acabó por derribar esas reticencias.



Cinderella abre al álbum, una de las composiciones propias de la banda que comienza con la guitarra y su riff, para que entre la voz brutal de Roslie que despacha el temazo con esos teclados incendiarios y esa letra donde busca a una cenicienta. Don't be afraid of the dark es otra composición propia, y aquí los coros están muy presentes en un medio tiempo glorioso (también tenían baladitas). Skinny Minny es una atronadora versión de Bill Haley, donde destacan las guitarras y la fuerza del tema con ese saxo bestial. Let the good times roll es una cover de Leonard Lee que suena de vicio con la maquinaria a mil revoluciones y esas voces que corean. Don't you just know it ahonda en otro medio tiempo donde voz y coros en onda hawaiina cai diría, se van dando la réplica. Jenny Jenny aborda en el mismo tono desatado de la original de Little Richard un rock and roll de libro, al que ellos aportan ese lado garagero salvaje que le va de lujo (vaya sólo de saxo).
He's waitin' iniciaba la segunda cara del vinilo, volvemos a una composición propia de altos vuelos, un temazo de esos que define a una banda, con unos cambios de ritmo brutales sonando además a tema sesentero total. Viene el clásico Louie Louie de Richard Berry que en manos de los de Tacoma es un bombazo, radical, visceral y muy atronadora, para mi la mejor cover hecha del tema. Since I feel for you demuestra que el grupo también tenía un lado romántico, que demostraban con cuentagotas, en concreto en esta versión de la balada de Buddy Johnson con ese teclado precioso. Hitch hike vuelve a la caña, al no parar, a la fiesta de garito con una versiónd e Marvin Gaye, su manera de transformar un tema soul en garajero. It's allright es la adaptación de un tema de autor desconocido, que con un sólo de guitarra bestial queda más que lucida. Shot down cierra el álbum, otra composición genuina de la banda que es una pasada para cerrar un álbum, en su auténtico y genuino estilo.






En definitiva hablamos de un álbum fundamental, no sólo en la carrera del propio grupo, al que a partir de aquí empezaron a meter mano los productores, además de la separación de la banda por miembros que se fueron a Vietnam y Roslei dejó la banda, sino también como precursores de muchas bandas de punk.

Os dejo con el tema Cinderella.


viernes, 24 de julio de 2015

Tame Impala - Currents (2015)



Mucho se habla del nuevo disco de Tame Impala, que ha visto la luz estos días, titulado Currents. Los dos primeros trabajos de la banda liderada (y cuando digo liderada es completa y absolutamente) por Kevin Parker, australiano de Perth, son impresionantes y ya hablé de ellos en su momento, con una evolución muy lógica y podríamos denominar que ambos están en una sintonía muy parecida con esas claras influencias de los primeros Pink Floyd y de los Beatles del 66-67. Por un lado, entiendo que Kevin ha querido despegarse de esas influencias, que son excelentes y abrirse a sonidos más modernos, ojo, para mi muy valiente en ese aspecto, y en toda apuesta en la que se arriesga te puede salir bien o mal, para mi hay momentos muy buenos y otros donde esa evolución puede ser todavía mejor, y se me queda algo corta.
Allá por marzo salía Let it happen, el primer single que colgaban en su web gratis, y se notaban cambios, evoluciones, y ya se sabe, cuando hay un giro de un artista le van a criticar si o si. A veces los giros son para bien y otros para mal, pero no debemos de olvidar una cuestión muy importante, por lo menos para mi, y es que aunque suenen las canciones con otro envoltorio, lo fundamental es que sigan teniendo calidad, y en ese sentido no me parece que haya habido un bajón tan enorme. Recordemos que Kevin suele grabar los discos casi sólo y se acompaña de músicos en directo, el guitarrista Dominic Simper, el bajista Cam Avery, el teclista Jay Watson y el batería Julien Barbagallo.
Pero ¿cual ese cambio? ¿en qué consiste exactamente? Muy sencillo, y algo que ya en Lonerism se atisbaba, la progresiva ausencia de guitarras sustituidas por sintetizadores, que hace que su música vire al pop electrónico, cuando antes era más rock psicodélico con tintes electrónicos. Aquí otra diferencia es que hay temas cortos que sirven de enlace a los más largos, algo que antes no sucedía casi.



Let it happen abre el disco, con esos aires discotequeros que tanto desarmaron al personal, cuando a mi me parece un tema bastante bueno, de hecho esos toques a Daft Punk con las voces de ordenador me gustan bastante, un single de casi 8 minutos que la verdad a mi se me hacen cortos porque están todas las partes muy bien cosidas. Nangs es un tema corto, de transición (y no será el único en al álbum) con una frase que se repite entre sintetizadores. The moment es uno de los momentos más luminosos del disco a nivel compositivo, destacando los sintetizadores pero con una preciosa melodía sobre la que se sustenta la voz de Kevin, gran tema. Yes, I'm changing es un título que va muy acorde a la idea del disco, y es una balada setentera que resulta bastante agradable y que a pesar de su ritmo algo pausado te hace volar. Eventually con ruiditos iniciales vuelve a coger fuerza y ritmo, golpe de timón aparente, pero no, al amigo Parker le siguen atrayendo los medios tiempos que de vez en cuando aceleran y se enfurecen, buen tema, no obstante. Gossip es otra pequeña transición. The Less I know the better es quizás la joya del álbum, donde la guitarra aparece al inicia comandando una preciosa melodía, tema luminoso como pocos (qué bien sigue componiendo este tipo) y de un desarrollo alucinante.
Past life vuelve a estar dominada por sintetizadores y voces de ordenador, aunque en este caso para mi es una pieza algo prescindible, etérea y sin mucha sustancia. Disciples es un tema corto pero muy valioso, nada de transición en este caso. Cause I'm a man es otro momento cumbre del disco, el que fue segundo single del álbum, un medio tiempo glorioso, con un estribillo definido, y cierto tono crepuscular que le queda de vicio, de esos temas que nunca quieres que terminen, de levitar. Reality in motion es otra gran canción (leches no va a estar mal el disco), con cambios de ritmo destacables y donde la batería y el bajo toma más presencia, aunque volvemos a la luminosidad compositiva, algo importante. Love/Paranoia es un medio tiempo donde los sintetizadores se vuelven a hacer con el mando, destacando. New person, Same old mistakes cierra el disco, quizás la más oscura y psicodélica pero sin ser un tema que me vuelva loco.



En definitiva, Kevin Parker y sus Tame Impala han evolucionado, en un claro intento de no estancarse, cosa que es muy loable, y en ese cambio hay cosas positivas que para mi ganan a las negativas, aunque eso si, es bueno que Kevin no se nos pierda por el camino.

Os dejo con esa maravilla titulada The less I know the better.


jueves, 23 de julio de 2015

4 años de la muerte de Amy Winehouse.



Hoy hace 4 años, estando de vacaciones en la playa, supe de la muerte de Amy Winehouse, que te sorprende y te apena en un primer momento, aunque luego piensas y te das cuenta que era una muerte anunciada, después de ver aquella espantosa actuación de Belgrado, con aquel pedal que no podía ni cantar, pero vamos que la cosa ya venía de lejos y era una acumulación, más unido a su bulimia lo que provocaba muchos desórdenes alimenticios... en fin que su corazón dijo basta a los 27 años, después de una borrachera de órdago y entró en ese mítico club de los que han fallecido a esa edad... Jim Morrison, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Kurt Cobain, etc...
Pero claro, hablamos de una de las voces de jazz y soul más acojonantes que ha parido madre en muchos años, y ahí no te acuerdas de su mala vida, te centras en el pedazo de vozarrón que tenía y ese don, al que hace referencia Tony Bennett, su ídolo, en el reciente documental de Asif Kapadia, ese don que sólo unos pocos tienen, y ella lo tenía. ¿Y en qué consiste? Pues consiste, en que te pones a oírla cuando cantaba estando decente y se te cae la baba, y flotas, pero flotas de verdad, porque era una absoluta diosa, un portento de los que destacan.




A finales del año 2011 salió todo el material que había grabado de ella, titulado Lioness: Hidden Treasures, y ahí está incluído el dueto con Tony Bennett, al que ella idolatraba y adoraba.

Os dejo con el Body and soul, que no es que sea una maravilla, es algo más... de hecho en el documental se ve como ella quiere hacerlo bien y estar a la altura de su mito, y repite hasta que sale bien. Un disfrute del crooner y su aprendiz.


miércoles, 22 de julio de 2015

Arctic Monkeys - Favourite Worst Nightmare (2007)


En el año 2007, los Monos Árticos, británicos de Sheffield, editan su segundo trabajo de estudio, pero antes hay que recordar que su primer álbum fue fruto del éxito que tenían en internet a través de los temas que la gente escuchaba y pedían constantemente, así la confección del álbum fue juntar esos temas inmediatos, de juventud indómita y editarlo en disco. Aquel primer trabajo fue lógicamente un bombazo, ya que aparte de esos singles que eran auténticos chupinazos, se notaba en la banda que había una buena base para el futuro y que no serían flor de un día glorioso. Y es que, en su segundo trabajo, Favourite Worst Nightmare sigue habiendo singles demoledores, incluso para mi algunos de los más míticos del grupo, pero sobre todo es muy de destacar la madurez que alcanza el grupo al realizar su primer disco como tal, es decir no teniendo que juntar los temas que ya tenían, sino parir unos nuevos y darle un concepto y una idea al trabajo. Musicalmente el grupo sigue haciendo garage-punk, brit-pop, post-punk, todo mezclado en una coctelera perfecta, aunque hay que decirlo, la lírica no sea tan importante y hablan en ocasiones de personajes expuestos en aprietos existenciales y diversas estampas urbanas. Es por esto, que la música sobresale, y ahí las guitarras punzantes y angulares, la voz de Alex Turner puntualmente neurótica y ese bajo de esencia funk, más la batería descomunal empaquetan temas de una indudable calidad y prestancia.
Nunca ha de olvidarse que una banda que nació tan jóven y a una edad tan temprana, ha ido desarrollando una carrera para mi impecable, y desde luego con este segundo álbum dejaron claro que lo suyo era muy importante.
La formación (intocable a día de hoy) era Alex Turner a la guitarra y voz, Jamie Cook a la guitarra solista, Nick O'Malley al bajo y Matt Helders a la batería.




Empieza el disco con un absoluto bombazo de single como Brianstorm, tema furioso y compacto, con esas guitarras vertiginosas, esos cambios de ritmo brutales, y esa sección rítmica que lo clava y abruma, un auténtico hit para empezar. Teddy Picker es una obra maestra en si misma, con una preciosa melodía comandada por bajo y guitarra a la que complementa a la perfección ese tremendo batería, mientras Alex a la voz despacha la letra, uno de esos himnos que marca a una generación y que a día de hoy ponerlo en una sesión (yo lo suelo hacer) sigue removiendo al personal, con esas paradas y vueltas a empezar. D is for Dangerous se inicia con el bajo desatado (qué maravilla) para que la voz también descontrolada de Alex y sus coros entren a saco y luego una base de guitarras se una a la melodía de manera tremenda y destaquen, menudo trío de canciones para empezar un disco. Balaclava agudiza el sonido funk del bajo, donde guitarras y batería nos llevan por una melodía vertiginosa que con sus cambios de ritmo resulta de lo más acertada, además del final singular con el bajo dominando. Fluorescent adolescent es un medio tiempo glorioso, de esas melodías fácilmente recordables y con un soniquete fantástico que le hace muy cantable y disfrutable, sin duda un tema clásico y fundamental en sus directos con ese estribillo coreable y adictivo. Only ones who know aporta la pausa necesaria después de tanto fervor, una pieza de descanso de los guerreros que engarza y hace de nexo de unión entre dos partes grandes del trabajo.
Do me a favour con el inicio de la batería hasta la entrada del bajo, es una gran canción que empieza tranquila para luego desarrollar una melodía bonita, en un  medio tiempo excelente con un puente precioso y muy destacable su fiero final. This house is a circus es una canción que donde el bajo vuelve a mandar, y su melodía gana con la potencia de las guitarras, además de ese aire psicodélico que le da un toque distinto. If you were there, beware con el bajo y una guitarra dando la intro para luego unirse a batería y la otra guitarra tiene un comienzo brutal, que se desata en la aparición de una buena melodía, una canción que tiene multitud de detalles, todos ellos solucionados de manera tremenda con ese rush final de lo más potente. Tha bad thing es un tema rápido, alegre y muy bien ejecutado, donde todos los instrumentos lucen en un despliegue sobrado. Old yellow bricks es un tema muy cautivador, con ese bajo que marca el ritmo, sus cambios preciosos y un riff de guitarra que es una maravilla, brutal tonada. 505 finaliza este gran disco, una canción crepuscular con influencias de Procol Harum (ese teclado) y diría que Ennio Morricone al inicio, de gran desarrollo que va de menos a más cogiendo ritmo y fuerza (espectacular su cambio a media canción) para terminar siendo un medio tiempo glorioso, una pieza que me sigue atrapando.
No entiendo a veces a gente que acusa de ser a esta banda flor de un día, o que no tiene discos buenos... je, je... debe ser que no escuchan bien sus discos, aunque claro para gustos colores y puede que nunca lleguen a oídos supuestamente cultos.




En resumen un disco completísimo y que tiene de todo, además de demostrar la ya temprana madurez de un grupo que estaba en un momento de gracia compositivo, y fue muy buen aprovechado para sacar un disco de altos vuelos.

Os dejo con el tema Teddy Picker.

The National - Abel (2005)



En el año 2005 The National, los fadistas de Brooklyn, editaron Alligator, un compendio de temas extraordinarios que fue algo así como un puñetazo en la mesa al entrar en una multionacional, después de dos primeros discos editados en un sello independiente, donde ya habían dejado claro su enorme talento. Este álbum tiene para mi una caracterísitca que le diferencia del resto, y es que las canciones más fuertes y viscerales del grupo están aquí, y una de ellas es Abel, que es una furia desde el inicio con la entrada bestial cantando a coro, para desarrollar luego un tema rotundo. Los hermanos Dessner, Devendorf y Matt Berninger dejaban claro que lo suyo era imparable.





Os dejo con el vídeo de Abel.


martes, 21 de julio de 2015

Neil Young & Crazy Horse - Twisted road (2012)




La píldora psicodélica de Tío Neil con los Caballo Loco del año 2012, es probablemente la última gran obra maestra de este combo tan bien unido y fortificado. En él hay temas de mucho calado, varios temas muy largos, mezclados con algunos de duración más normal, siempre con ese estilo de rock crudo mezclado con el folk y precisamente uno de esos temas cortos representa mucho para mi y muchos amigos blogeros, ya que me retrotrae a julio de 2013, hace dos años, cuando en Frías (Burgos) se celebró el IV Rust Fest, ese festival itinerante homenaje a Neil Young. Twisted road, el tema del que hablo, fue sintonía del vídeo promocional del festival y también del posterior, con todas las fotos del montaje que se hizo de esos días tan inolvidables.




Os dejo con el vídeo de este tema, ese camino torcido, que en cierta manera lo fue hasta llegar a Frías, por las curvas que había, pero que mereció y mucho la pena.


Sven Hammond - Empire (2015)



Sven Hammond se ha quitado el soul no sólo en el nombre del grupo, sino que parece que un poco también en la música de su último trabajo, titulado IV. Los sonidos evolucionan hacia horizontes más funkys y con una base soul enfatizan más ese lado funk. Buena muestra de ello es el tema Empire, de mis favoritos con la intro del piano. La voz de su cantante Iván Peroti es espectacular, en una melodía agradable que alcanza tonos pop de indudable categoría.




Os dejo con el tema Empire.


lunes, 20 de julio de 2015

Lenny Kravitz - The pleasure and the pain (2014)



Lenny Kravitz editó el año pasado Strut, un buen disco que entró en mi lista de lo mejor de ese año en puestos del 21 al 25, pero que me gusta cada vez más, desde luego de sus últimos trabajos quizás este sea de los más acertados y dónde ha recuperado brío, tanto compositivo como de estilo definido, ya que aquí el soul y el funky se dan la mano de una manera muy coherente.
Eso lo demuestra el tema The pleasure and the pain, una balada de tono soul que suena de lujo, con ese estilazo del americano.




Os dejo con el vídeo de The pleasure and the pain.


Enrique Bunbury - Aunque no sea conmigo (En directo) (2006)




En el año 2006 Enrique Bunbury editó un recopilatorio de lo que hasta entonces era su carrera en solitario, desde su primer disco Radical Sonora de 1996, hasta el Freak Show en vivo de 2005. Esta compilación se publicó en dos formatos, CD y edición especial de CD+DVD. La edición especial incluía 2 cd's y 1 dvd. Los cd's contienen un total de 28 canciones extraídas de todos sus discos hasta ese momento y el dvd tenía todos los vídeo clips publicados, la entrevista "Bunbury en La Habana" por Carlos Tena y el vídeo inédito de "Una canción triste" (de la que ya hablé aquí en un amargo momento).
Hay un tema que está incluído en esa edición especial que me parece una maravilla absoluta, titulada Aunque no sea conmigo (posible descarte del Freak Show, el directo de 2005), dónde el maño con una banda donde destacan los vientos, en una serenata que canta como los ángeles, desgrana una letra de altos vuelos.




Os dejo con el vídeo de este temazo... "Quiero que seas feliz... aunque no sea conmigo".


domingo, 19 de julio de 2015

Tame Impala - The moment (2015)




Por fin salió a la venta el nuevo trabajo de los australianos de Perth, Tame Impala, titulado Currents, cuyos dos primeros singles fueron expuestos aquí en primicia mundial. Ahora abordo un tercer corte, titulado The Moment, más cercano en sus pretensiones de evolución, al primer single Let it happen, con coros, teclados, bases programadas y ausencia de guitarras, que espero no vayan desapareciendo, aunque eso si, el tono lisérgico y psicodélico sigue dominando por entero las composiciones.
Tema que acaba siendo adictivo este The Moment.





Os dejo con la canción The Moment.


sábado, 18 de julio de 2015

The Beach Boys - That's why God made the radio (2012)


Mucho se habló en su día sobre rumores de una posible reunificación de los Beach Boys, que se llevaron a cabo en 2012, con disco nuevo, para el que Mike Love reclutó a Brian Wilson con la excusa de reunirse otra vez y tal, primero regrabaron Do it again y luego grabaron That's why God made the radio, como disco nuevo. La formación era Brian Wilson, Mike Love, Alan Jardine, Bruce Johnston y el rescatado David Marks. Brian Wilson produjo el álbum, y se notaba claro que si, pero hemos de recordar que Brian sigue enfermo y se ausenta en las actuaciones, a pesar de estar mucho mejor que antes. Luego había gira, en principio programada de 50 conciertos, que duró con Brian hasta que Love quiso, en definitiva fue una sutil utilización del genio de Brian para luego darle la patada.
Es curioso como un tipo como Mike Love, primo de los Wilson, a parte del propio padre de Brian, hayan sido los personajes más lamentables y chupasangres que ha tenido que soportar este genio de la música, por no hablar de Eugene Landy, ese "doctor" que casi le mata.
Y ojo, hablamos de un disco, este de 2012 que empieza muy bien, tiene un claro bajón y acaba de manera gloriosa, en ese sentido se diferenciaba de las últimas cagadas de los Beach Boys con Mike Love al frente, bastante evidente, sabida su inferioridad compositiva con respecto al fundador del grupo.



Think about the days comienza el trabajo, con esos coros made in Wilson, ningún reproche, corto comienzo en gran nivel, acompañado del piano glorioso. Y llega el single que da título al disco, That's why God made the radio un muy buen tema pop con una letra vulgar, pero que vuelve a recuperar un gran single para la banda. Isn't it time es una delicia pop donde la voz es alternada por Brian y Mike que sorprende por su bella factura y frescor. Spring vacation baja el nivel, solo salvada por una buena letra, algo irónica y la voz de Al Jardine. The private life on Bill and Sue es una pastelada que hace pensar en que puede que el disco no remonte el vuelo, a pesar de cantarla Brian. Shelter hace respirar al álbum, sin ser ninguna maravilla, es un tema efectivo y resultón gracias a la voz de Brian. Daybreak over the ocean es una cancioncita de Mike Love, que en fin, ni para rellenar los discos vale. Beaches in mind se hunde en el lodazal, estamos en un posible punto de no retorno.
Pero cuando parecía que esto no tenía remedio Strange world salva los muebles, con ese piano, la voz de Brian, muy buena línea melódica y un tema excelentemente producido. Y llega la triada final antológica del álbum, por la que vale la pena tenerlo, como es mi caso, que comienza con From there to back again un baladón escandaloso, con la voz de Jardine excelente mientras que a mitad del tema las armonías vocales dominan antes de que llegue la voz de Brian, gloria para los oídos. Por si fuera poco Pacific Coast Highway, sin descanso, es otra joya de nivel melódico colosal y con Brian al mando vocal. Remata la triada Summer's gone una suite melancólica sobre el final del verano y el paso del tiempo, ¡¡¡qué maravilla por dios!!!



Este álbum no es un mal trabajo, sin ser nada del otro mundo por fin era un disco defendible de la banda después de muchos años de nada reseñable, pero claro, para eso hubo de recuperarse a Brian, el único miembro fundador con un nivel compositivo superior y superlativo y eso se nota.

Este post fue escrito por mi en Exile SH Magazine y ahora reposa en mi espacio.

Os dejo con el tema From there to back again.


viernes, 17 de julio de 2015

Bantastic Fand - Far from home (2014)



A finales de 2014 salió editado y no llegué a tiempo en su momento (de haberlo hecho hubiera entrado en mi lista de discos nacionales y muy arriba) de escuchar este Strong enough to refuse, un extraordinario álbum al que saqué un partido enorme cuando pude ver a la banda murciana-almeriense Bantastic Fand, en directo en la Sala Clamores de Madrid. Desde entonces el álbum inunda mi reproductor y sus sonidos me transportan. Como el tema del que hablo hoy, Far from home, una delicia donde Nacho Para su cantante canta de maravilla en estilo dylanita, mejorando al genio en esa faceta, además de sonar banjos, armónicas y unos arreglos de cuerda muy interesantes, que dan como resultado una excelente canción, dentro de un estilo folk bastante claro.




Os dejo con el vídeo del tema, grabado en las calles de Murcia.


Oasis - The Masterplan (1995)



Oasis editó en 1998 un álbum recopilatorio de Caras B, es decir, temas no incluídos en sus tres primeros discos, Definitely Maybe, What's the story (Morning glory)? y Be here now.
La idea original de este disco era sacarlo a la venta solo en Estados Unidos o Japón, para dar llegada a esos singles que sólo se habían publicado en Europa, y su importación era muy cara.
El tema que da título al disco, The Masterplan era la cara B de Wonderwall, aquel single que se repitió hasta en la sopa (revisar canciones maltratadas en radios y televisiones en este blog), algo que parece increíble, ya que es bajo mi punto de vista una canción mucho mejor y de mucho mayor calado.



The Masterplan es una delicia compositiva de Noel Gallagher, que también canta de manera apabullante, arreglos de cuerda fantásticos y una melodía bestial completan un tema de los mejores de la banda, así de claro.

Os dejo con el vídeo animado del temazo.


Pinchada revolucionaria de Dj Savoy Truffle en Lucy in the Sky Club.




Este sábado 18 de julio Dj Savoy Truffle regresa a un local conocido y apreciado, el Lucy in the Sky Club, donde hará una sesión revolucionaria en el sentido musical, con novedades frescas de el año en curso más toda el repertorio de estilos habituales, es decir, rock, pop, powerpop, surf, soul, garage, rockabilly, electrónica, etc...
La cita es en C/San Vicente Ferrer, 55, Metros San Bernardo o Noviciado.




Y como aperitivo un par de temas.

Primero los Sonics y una de sus versionacas de su último artefacto sonoro, ese You can't judge a book by the cover.







Por otro lado ese temazo de Oasis de 1997, de aquel Be here now, el Don't go away.


jueves, 16 de julio de 2015

Rage Against the Machine - Rage Against the Machine (1992)



En el año 1992 la banda californiana Rage Against the Machine editó su primer disco homónimo. El grupo apareció a principios de los 90 bajo la necesidad de dos jóvenes talentos, Zack de la Rocha y Tom Morelo, de protestar por la situación del sistema, la sociedad, el abuso del poder, el racismo y todo tipo de desigualdades en general, y como bien dice su nombre es una banda que nació de la Rabia contra el Sistema. Timmy O. (Tim Commerford) al bajo y Brad Wilk a la batería era la potente sección rítmica. Pero en sus incendiarias letras (no sólo la portada incendiaria del monje budista quemándose a lo bonzo) que marcaban una clara protesta, lucha constante y activismo les generaron numerosas censuras y críticas, no sólo por su idealismo radical de izquierdas, sino por su defensa y apoyo a la violencia como método para acabar con las injusticias del mundo. 
Pero ojo, no olvidemos el tema musical, el principal para mi, ya que Zack aporta un aire rapero al cantar con esa voz eterna de adolescente cabreado, dentro de unas melodías muy rockeras donde la guitarra de Tom es celestial y campa a sus anchas, con riffs pegadizos y la fuerza y brutalidad de sus acordes, fundida con la voz de manera gloriosa, respaldado todo ello por una tremenda sección rítmica, con ese brutal y volcánico bajo además de un batera que lo borda, muy contundente y mezclando metal y funky. 





El disco comienza con Bombtrack con su letra que habla de desigualdades, y musicalmente un cañonazo de partida muy potente, que define muy bien el estilo del grupo con esos cañonazos de las seis cuerdas de Tom como base para que Zack descargue. Killing in the name es un bombazo, muy pegadiza, uno de esos temas que ha pasado a ser mítico y muy reconocible del grupo, con ese cencerro inicial de percusión y esa guitarra furiosa con cambios de ritmo bestiales. Take the power back con ese bajo inicial es de morirse, ritmo funky, para darle la entrada a la guitarra, la batería y esa voz que dispara y dice cuanto daño ha hecho el imperialismo desde tiempos inmemoriales. Seetle for nothing en su inicio es el tema más descaradamente grunge (es normal la influencia de ese estilo en esa época de primeros 90), para luego revestirlo de su estilo con el tremendo cambio de ritmo, tema que da un poco de descanso al inicio tan impactante y cuya letra habla de la pasividad de la gente ante los problemas. Bullet in the head es una joya, son un sólo de guitarra impresionante, una estructura fuera de serie y una letra que aborda la manipulación de los medios, no hay que creerse las mentiras. Know your enemy tiene un gran ritmo que encabezan bajo y batería, con guitarra repetitiva que se desata y que hace un buen solo y cuya letra incita a la revolución. Wake up con un inicio calcado a Kashmir de Led Zeppelin (formó parte de la banda sonora de Matrix) vira para tomar su propia identidad con la guitarra circular de Morelo, donde bajo potente y batería perfecta despliegan lo mejor del grupo, además de la letra que deja claro el tema... ¡Despierta!
Fistful of steel abunda en ese sonido industrial y rompedor del grupo y donde Tom se despacha a su gusto en los sólos. Township rebelion tiene un ritmo alucinante y la letra es muy incisiva con críticas al sistema educativo y a la Iglesia Católica en África. Freedom es un tema perfecto para acabar este akelarre, con notables cambios de ritmo, letras que claman libertad y activismo, además de un final épico donde Zack se deja las agallas y la voz.





En definitiva este disco es un pelotazo descomunal que pilló en su día desprevenido a todo el mundo, ya que era original, innovador y tenía (y tiene) una vitalidad apabullante. Un álbum, en el que cada canción es la mejor canción del disco, todas de un nivel tremendo.

Os dejo con el tema Bombtrack que inicia el disco.