jueves, 27 de diciembre de 2018

Lo mejor de 2018 (Internacional) (1-5) Parte 1






Y por fin llegamos en este espacio a las cinco posiciones de honor, en este repaso que he hecho de los discos que particularmente más me han llamado la atención en este 2018 en el ámbito internacional y que sin duda no he parado de escuchar y machacar en diferentes momentos del año, según iban apareciendo. Aquí tenemos a un tipo de Oxford que en su tercer trabajo en solitario, ya poco o nada tiene que ver con la que fue su banda y ha hecho un disco simplemente descomunal, un veterano nortamericano que se ha puesto de etiqueta en su nuevo disco y lo ha bordado, un señor álbum, un líder de una banda aún activa de Massachusetts y cuya carrera en solitario ha alcanzado este año cotas altísimas, un genio de Detroit que sigue haciendo discazos y que nunca decepciona en su carrera en solitario y por último un mito británico que ha editado un disco atípico en su carrera pero de una belleza incalculable.


1. Gaz Coombes - World's Strongest Man


Ahí está amigos, en su trono, descansando al lado de la piscina y disfrutando de su merecido premio, el gran Gaz Coombes. World's Strongest Man de Gaz Coombes, salió allá por el 4 de mayo. Su primer disco Here comes the bombs de 2012 era bueno, pero esa etiqueta de ex-líder de Supergrass no se quita con un sólo álbum, y llegó Matador en 2015, un golpe en la mesa y donde dejaba claro que ya se despojaba de esos ropajes antíguos y abría nuevas vías mezclando varios estilos pero con clase y elegancia. Pero ha sido aquí, con este tercer álbum, donde para mi se ha doctorado en su carrera en solitario, y lo ha hecho arriesgando con un disco valiente, rompedor y libre, pero cuando hay temas buenos, todo cuadra mejor, y además tiene algo de visión de futuro de la música, que poca gente en la actualidad lo sabe conjugar de la manera que él lo ha hecho. ¿Y cómo lo ha hecho? Pues, es por así decirlo, un trabajo de acumular sonoridades y capas, además de estilos en cada tema con un criterio excelente, pero no un amontonamiento sin más y ya está, no, sino que luego todo está dotado de unas ideas y una coherencia espléndida, formándose piezas de una belleza tremenda, así resulta un trabajo brillante y muy atrayente, por lo menos para mi. Se trata en resumen de un disco para escuchar en muchos sitios, un gran hotel, de paseo en un barco, de viaje, subidos a una góndola, en un tren cremallera...

Os dejo con el tema y vídeo de Walk the walk.





2. Elvis Costello & The Imposters - Look now


Elvis Costello es un músico con el que tengo filias y fobias, nada en contra ni mucho menos, pero hay momentos en que me gusta más que otros. Y me gusta cuando se pone elegante y va de fiesta de alto copete, en plan crooner y con estilo, y en este nuevo álbum con The Imposters, el Look now, va de ese palo. Es un trabajo que ya desde el inicio tiene detalles estupendos, tanto instrumentalmente como en su voz, y cuyas melodías te embriagan rápidamente hasta quedarse contigo. Es un álbum al que se le coge mucho cariño desde el principio, y es muy difícil despegarse del mismo, te atrapa y ya no te suelta. 
Hay un tema quizás algo ñoño, incluso con un poquito de empalague, Suspect my tears, un pop sesentero sin muchas pretensiones, pero con ese aire melancólico que tan bien le da este músico, una canción que hizo que cayera redondo con este disco.

Os dejo con Suspect my tears.





3. J Mascis - Elastic Days

J Mascis, el líder de Dinosaur Jr., editó disco en solitario el 9 de noviembre bajo el título de Elastic Days, sucesor de Tied to a star de 2014. Mascis ha grabado el disco en su propio estudio de Massachusetts, tocando casi todos los instrumentos y teniendo colaboradores de la talla de Mark Mulcahy, Pall Jenkins de Black Heart Procession o Zoë Randell de Luluc. El disco ha sido editado por la discográfica Sub Pop.
Aquí tenemos al músico en su vertiente más acústica, pero donde ha enlazado una serie de piezas de enorme belleza, en las que ha contenido su furia guitarrera para dar paso a otro tipo de emociones a partir de melodías extraordinarias. Hay momentos en este disco de lo mejor del año, además en mi caso particular cuando lo voy escuchando en el coche entro en un universo paralelo con sus temas, algo difícil de explicar, quizás es que me ha calado.

Os dejo con el tema See you at the movies, interpretado en Kexp.





4. Jack White - Boarding House Reach


Que Jack White es un genio, a estas alturas creo que no admite discusión, aunque evidentemente siempre habrá gente que diga que su estilo le puede gustar más o menos, yo por mi parte lo tengo claro y diáfano, me encanta. Sus dos primeros trabajos en solitario Blunderbluss y Lazaretto me parecen extraordinarios (hablé de ambos aquí en su día). Jack graba con medio analógicos, le gusta el sonido antiguo, pero también toda esa actitud vintage si no está acompañada de buenas canciones no tendría mucha validez, por así decirlo. Y claro, las canciones son rematadamente buenas e incorporan ideas y sonidos siempre novedosos e ingeniosos, que hacen que este pedazo de músico siga siendo una referencia a la hora de encontrar nuevos caminos sonoros. Este artista, tiene la gran capacidad de utilizar métodos e instrumentos antiguos y sonar más moderno que nadie.
Aquí hay rock and roll, funky, country, blues, góspel, soul, etc... ahí es nada y seguro que me dejo algún estilo, dentro de su disco más ambicioso. Al parecer, el genio concibió el álbum en un apartamento austero sin distracciones exteriores, y con una grabadora de cuatro pistas, un mezclador e instrumentación básica. Su inquietud musical y sonora es asombrosa.
Ojo, también digo que es un disco muy experimental y es posible que haya determinado oyente que le resulte duro un disco así al oído.

Os dejo con el tema y vídeo de Over and over and over.






5. Paul Weller - True Meanings


Paul Weller editó nuevo trabajo el 14 de septiembre titulado True Meanings. El estreno de Aspects el día de su cumpleaños, que va también incluido en el disco, ya nos daba pistas, porque el artista británico ha dado otro nuevo giro a su música y ahora nos ofrece una tirada de temas que pretenden ser "soñadores, pacíficos y pastorales para perderse", según sus palabras, vamos que le ha dado un rollo zen y los temas suenan muy acústicos y tranquilos. La muerte de su padre, ha tenido mucho que ver al parecer.
Sinceramente ni el primer ni el segundo adelanto eran santos de mi devoción, más bien me parecieron demasiado lentos, pero The Soul Searchers me devolvió la esperanza y a partir de ahí hizo que me enganchara al trabajo que es muy bueno, donde hay composiciones con un tratamiento magnífico y en un tono templado que es lo que le apetecía a un tipo que lleva ya una carrera en su mochila de unos 40 años, y jalonada de discazos. Soul Blanco introspectivo, folk de tratamientos y arreglos fantásticos, en definitiva un trabajo que bien escuchado merece y mucho la pena. En mi perspectiva y conocimiento de su discografía, me recuerda mucho a aquel disco que hizo llamado Days of speed, aquel álbum de directo donde de manera acústica repasaba toda su carrera. Es decir, aquí lo que tenía que decir, lo tenía que mostrar desnudando los temas.

Os dejo con el tema y vídeo de White Horses.

4 comentarios:

  1. La verdad es que no coincidimos mucho pero bueno, con esto de las listas ya se sabe. Si que es verdad que has metido algunos de esos que no se porque no me he atrevido a meter pero que me han gustado muco como el de Alice in Chains, McCartney o el de Suede y que casi nadie esta metiendo por ahi ... Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. J Aybar: Pues bueno, cada lista es un mundo y desde luego que cada uno tiene sus gustos y su sello supongo. Pues esos tres discos que citas me parecen estupendos, ahora, el que he puesto de número 1 todavía no he visto ninguna lista en la que esté, ojo, digo estar.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Un buen remate para un gran trabajo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto Secades: Pues muchas gracias hombre, es el seguimiento de todo un año y luego este compendio de todo, que evidentemente lleva curro desde luego.

      Gracias por pasarte.

      Eliminar