viernes, 4 de noviembre de 2016

Concierto Young Fresh Felllows, Madrid, Sala El Sol, 3-11-2016


Young Fresh Fellows tocaban anoche en Madrid, 3 años después de la última vez que les vi en la misma sala, la Sala El Sol. Se trata de una de las bandas de rock aleternativo y powerpop más simpáticas y amenas que nacieron en los años 80 en Estados Unidos, este grupo procedente de Seattle. El grupo fundado por Scott McCaughey y Chuck Carroll (al que ahora encarna Kurt Bloch) siguen en plena forma y se sienten como unos chavales. Además en el currículum de Scott, haber sido el quinto R.E.M., tiene un plus del que pocos pueden alardear, y como no, su multitud de proyectos musicales le avalan, The Baseball Project, The Minus 5, etc., hablamos de un absoluto genio. Para más algarabía, estuve acompañado de 61 & 49, algo imprescindible, aunque ande ya retirado del mundo blogero.


Completan la formación, en la sección rítmica, ese batería Tud Hutchinson (original de la formación) tan divertido y diferente al resto y un bajista, Jim Sangster (casi desde los inicios de la banda) que no da puntada sin hilo y es puro rock and roll en su actitud.
Sonaron temas míticos de la banda como 99 Girls, Middle Man of time, Hillbilly Drummer Girl, The Guilty Ones, Sittin' on a pichfork, Still there's hope, Where is groovy town, When the girls get here, My friend Ringo, Amy Grant, I don't let get the things let me down, Searchin' USA, Don't look at my face you might see what I mean, How much about last Night Do you Remember?, Rock 'N' roll Pest control, Suck Machine Crater, etc...


De las versiones, cayeron algunas habituales como Picture Book de mis amados Kinks, más The Next big thing de los Dictators, junto al Taco wagon en la parte final de los bises.
En definitiva más de hora y media de diversión desmedida, rock and roll y powerpop de alto voltaje, una banda que no descansa casi en ningún instante y hacen que el público no para de menear el esqueleto en un aquelarre musical de los que te dejan más contento que unas castañuelas.


Os dejo con el Still there's hope que anoche sonó a gloria bendita, de aquel This one's for the ladies de 1989.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada