sábado, 20 de junio de 2015

Muse - Drones (2015)


Muse acaban de editar su nuevo disco Drones, al que le tenía muchas ganas, y ya por los singles adelantados pudimos ver que volvían claramente a ser ellos mismos, dejando de lado las experimentaciones de su anterior disco y para mi menor trabajo, de hecho en palabras de la propia banda "no hemos usado cajas de ritmos y si menos sintetizadores", además de menos instrumentos orquestales, volviendo a un concepto más simple del trío que son, con una fuerza apabullante. Eso también se nota en que han dejado las labores de producción en manos de Matt Lange, que coproduce el trabajo, lo que ha provocado que el grupo emplee más tiempo en tocar juntos. Pero ya desde el primer tema, se nota que la banda de Devon ha vuelto a sus orígenes y se ha reinventado, cosa muy de agradecer, ya que su tono punk de los primeros álbumes lo habían perdido casi al completo y aquí lo han recuperado, algo muy definitorio de su estilo.
Es evidente que en su anterior trabajo "The second law" lo experimental ganó terreno y dejó de sonar a un grupo de rock, que es lo que ellos son en definitiva, y afortunadamente eso está aquí recuperado, no en su totalidad, pero si en gran parte. En el apartado de las reivindicaciones tanto en textos como en actitudes, intentan hacerlo contra la sociedad teledirigida, la manipulación de los poderosos, etc...
Hablamos ya de el séptimo trabajo de los ingleses, y desde luego han tenido claro que volver a la raíz, era la mejor manera de reconducir su línea últimamente popera.


Dead Inside mezcla rock y electrónica, pero como la banda sabe y domina, digamos por así decirlo, que coge la onda de lo mejor de su anterior disco y lo perfeccionan y mejoran. El speech militar de 20 segundos escasos (Drill Sergeant) da paso al que fue primer single Psycho, y la subida de decibelios, de agresividad es tremenda, con una base rítmica que ruge y empuja como antaño, además de ser una canción con perfectos cambios de ritmo en el mejor estilo del grupo. Mercy es un tema de electrónica contenida, quizás la canción que más me recuerda al disco Black holes and revelations, donde para mi estaba la cúspide de evolución del grupo, gran tema y single descarado. Reapers vuelve a recuperar mucha fuerza, donde Matt Bellamy destaca por el virtuosismo con la guitarra y esa sección rítmica que vuela literalmente y cuyo final estruendoso es ideal para directo. The Handler sigue por la senda rockera dominante, aunque en este caso virando más hacia la épica también presente en la banda. El discurso de (JFK) deja allanado el camino a Defector con mucha carga de guitarra y base rítmica en cuyos coros hay un guiño claro a Queen (influencia clara que el grupo nunca ha negado). Revolt con sonido de sirenas al inicio, es un medio tiempo que derrocha calidad y se acerca más al pop, un muy posible single. Aftermath es la canción pausada del disco (habitual descanso en todos sus discos) para coger fuerzas, con ese tono cósmico que acostumbran. The Globalist es la canción más larga con diferencia del álbum, y con ese inicio de silbido que recuerda a las películas del spaguetti western de Sergio Leone, sirve de perfecta introducción a una joya de tema donde la guitarra eléctrica de Bellamy y su sólo introduce la melodía, acompañada de la batería de Dominic Howard en tono militar, hasta la entrada de la voz que está brutal y Chris con el bajo, todo hasta la mitad de la pieza donde hay un brusco cambio que endurece el tema de manera bestial que hacen del final algo muy intenso. Drones, la canción que da título al disco, es un delicioso juego de voces que cierra a capela el trabajo, cosa que no deja de sorprender en un grupo de rock (aunque ya lo hicieran con aquel tema Soldier's poem de 2006).




Muse ha vuelto por la buena senda, simplemente por donde se hicieron grandes, y es en la base del trío donde ganan muchos enteros. Agarrados a la fuerza de la guitarra, el bajo y la batería despachan rock de altura y con temas muy disfrutables para directo.



Os dejo con el tema Psycho interpretado en el programa de Jools Holland.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada