miércoles, 3 de junio de 2015

Concierto AC/DC + Vintage Trouble, Madrid, Estadio Vicente Calderón, 2-6-2015


Anoche pude asistir por tercera vez en mi vida a ver un concierto de la banda AC/DC, leyenda del rock and roll de todos los tiempos. Daba igual si ibas el domingo o el martes, el repertorio era el mismo y el derroche de el grupo australiano es idéntico (osea excelso) en todos y cada uno de los shows de esta gira.
Y como teloneros ejercieron la banda de Hollywood, Los Ángeles, Vintage Trouble, a los que adoro, y ya era la segunda vez que podía disfrutar de ellos (el año pasado fue en la Sala El Sol, crónica colgada aquí en su día). Interpretaron de manera maravillosa 7 temas como 7 soles, que fueron Hard timnes, Blues hand me down, You better believe it, Jezzebella, Angel City, California, Run like the river y Strike your light (Right on me).



Y salieron a escena pasadas las 10 de la noche sus majestades del rock and roll, los australianos cuya formación en esta gira añade a Steve Young como sustituto de Malcom a la guitarra rítmica, bastante solvente y a Chris Slade a la batería, para mi un punto a favor muy importante, ya que este es un auténtico machaca de las baquetas y una apuesta segura en la sección rítmica. El empaque de las canciones es absoluto, y el sonido del grupo es rotundo, teniendo un ritmo brutal a lo largo de las dos horas.



Del tracklist, qué decir, una pasada, además de que hay donde elegir. Del nuevo disco sonaron Rock or bust (que abrió el concierto), momento de temblor de canillas y movimientos espasmódicos del personal, además de Play ball y Baptism by fire. Del anterior álbum cayó su single Rock and roll train, un muy buen tema por cierto. Y la tanda de clásicos fue para alucinar, desde High Voltage, pasando por T.N.T, Dirty Deeds Done Dirt Cheap, Hell ain't a bad place to be, Sin City, Shot down in flames, Whole lotta Rosie o Let there be rock, este último tema como final teórico del concierto donde destaca el sólo mítico que se marca Angus Young. Thunderstruck fue un momento sublime, qué temarraco.




Pero lo que sigue siendo alucinante, es como la base del tracklist se sigue cimentando en Back in black, ese disco de 1980, para muchos su gran obra maestra. De esa joya cayeron 5 temas, Shoot to thrill (qué momento de levitar y de no saber si podrías sobrevivir a tanta grandeza), Back in black (riff para llegar a la cima), Hells bells (con la mítica bajada de la campana y sus campanazos), You shook me all night long (un tema que sigue poniendo patas arriba al personal), y ese Have a drink on me. Ya en los bises, el muy coreable Highway to hell y ese For those about to rock (we salute you) y sus cañonazos que acaban como final de fiesta todos los conciertos, con Brian Johnson despidiendo al personal con ese We Salute España!!!




De las tres veces que he visto a los australianos en directo, puede que en esta ocasión valore más lo vivido anoche. Hablamos de gente que por edad son abuelos, pero en actitud, ganas, espíritu y entrega, a parte de hacerte un concierto de padre y muy señor mío, que tienen aún más mérito, son auténticos chavalotes, y así siguen agigantando su leyenda que no para de crecer. Sin ellos, mi parcela de rock and roll no estaría completa. Como decía un asistente que estaba a mi lado, lo de anoche fue otra orgía de rock and roll.



En el apartado de los miembros veteranos, con Angus Young hablamos de un mito de la guitarra, que merece cuando menos admiración. Su limpieza y finura a las seis cuerdas emocionan y te hacen irte a casa con un sabor de boca descomunal, sabiendo que has vuelto a disfrutar de un talento enorme.
Brian Johnson a la voz tiene un enorme mérito, ya que sustituir en su día a Bon Scott no fue tarea sencilla, y ha salido más que airoso, demostrando anoche que es aguerrido como pocos y sigue dando el máximo de si.




En definitiva un concierto memorable (otra vez), que en diferencia a otras veces no incluye el striptease que solía realizar Angus, pero que francamente no le hace falta.
Os dejo con el tema Have a drink on me en Nuremberg, muy parecido a como sonó anoche.


2 comentarios:

  1. Viendo las imagenes , debio ser magistral, y llevan toda la vida sonando igual y, que , despues de todo , sigan siendo de los mas aclamados .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Orlando: Lo fue, te lo puedo asegurar, te vas con una sonrisa de oreja a oreja. Es que son muy buenos, no es de extrañar, únicos en su especie.

      Saludos.

      Eliminar