domingo, 25 de septiembre de 2022

Suede - Autofiction (2002)


Como adelantaba allá por el mes de mayo, la banda inglesa Suede editaban nuevo álbum titulado Autofiction el pasado viernes 16 de septiembre de este 2022. Después de la trilogía que conformaron Bloodsports, Night thoughts y The Blue hour, a cual mejor y de menos a más, llega este trabajo después de que los miembros del grupo se encerraran en unos locales abandonados en King Cross, y como el mismo Brett Anderson dice: "Autofiction es nuestro disco Punk! Sin silbidos ni campanitas. Solo nosotros cinco en una habitación con todos los fallos y errores; la banda expuesta en todo su desorden primario". Ha sido grabado prácticamente en directo en los Konk Studios (míticos donde tantas veces grabaron The Kinks) y han tenido a Ed Buller como productor, conocedor del grupo desde sus inicios.
Mucha gente acusa de pomposo al anterior trabajo The Blue hour, creo que es un gran disco que había que escuchar de manera pausada y varias veces, era un álbum donde Brett Anderson en el prólogo de su biografía decía que tenía que ver mucho con la familia y la sensación de linaje que la paternidad le imprime a uno, algo que era extensible también a Night thoughts. Esa nocturnidad que destilaba The blue hour y su narrativa cercana a lo operístico tenía un sonido muy alejado de su lado más vital. Pues bien, en este nuevo trabajo, el noveno, creo que se recupera mucha de esa vitalidad, pero mezclado también con momentos oscuros, aunque musicalmente es más robusto.
La formación que ha grabado el trabajo permanente desde su vuelta en 2013, es Brett Anderson a la voz, Richard Oakes a las guitarras, Simon Gilbert a la batería, Mat Osman al bajo y Neil Codling al piano y sintetizadores.

El disco comienza con el que fue el primer single She still leads me, una canción vertiginosa y de gran ritmo que Brett dedica a su difunta madre y que recuerda bastante a los inicios del grupo. Seguimos con Personality disorder, canción de tremenda fuerza con coros fantásticos y con unos cambios tremendos, puente perfecto y estribillo adictivo, hasta la parte lenta está cuadrada de maravilla. 15 Again fue el segundo single, una soberbia canción que el propio Brett Anderson define como "una canción sobre enamorarse de la vida por primera vez" que tiene una tremenda fuerza y nos devuelve a la banda con una juventud recuperada, canción muy guitarrera. The only way I can love you es una de esas canciones que solo puede hacer Suede, porque es su propio estilo que ellos han creado, una pepita de oro donde Bret canta como los ángeles y las guitarras corren con energía. That boy on the stage es otra canción rockera y oscura, que habla de como te transformas en otra persona cuando subes a un escenario. Drive myself home empieza lenta con piano, para luego desarrollar un medio tiempo de bella emoción. Black ice es un tema muy potente y rockero que me recuerda mucho a los inicios de la banda allá por 1993. Shadow self se inicia con un ritmo de batería potente, al que siguen bajo (excelente en todo el tema) y guitarra hasta que entra la voz de Brett y se desarrolla una vertiginosa canción que es pura esencia del estilo de la banda. It's always de quiet one tiene un inicio tranquilo con los arpegios de guitarra hasta que la sección rítmica encauza el tema y Brett vuelve a volar con su voz por encima de los instrumentos, va de menos a más y su explosión es grandiosa, otro gran medio tiempo de un desarrollo brutal. What am I without you? es el tema más largo del disco, que empieza pausado con notas de piano y guitarra hasta que el tema coge fuerza y Brett se torna en el auténtico protagonista con buenos cambios de ritmo. Turn off your brain and yell cierra el disco (pienso que el orden debió ser al revés con la penúltima canción), otra buena canción que empieza con guitarra y sección rítmica marcando un ritmo rockero para que luego entre Brett y desarrolle una épica tonada.


Me parece un gran trabajo de Suede, que les mantiene ahí arriba, algo nada fácil, después de su vuelta hace diez años, una propuesta que ha ido a más en cada disco.

Os dejo con She still leads me on en vivo en los Air Studios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario