jueves, 19 de marzo de 2015

The Police - Outlandos D'Amour (1978)


Año 1978, y en Inglaterra el punk se hace con el poder, la anarquía es total, y justo un año antes en 1977, tres chicos habían decidido ya meterse de lleno en el fregado musical, con un single editado (Fall out, del que hablé aquí) y muchas ideas en sus cabezas. El primer álbum del trío de Gordon Matthew Thomas Sumner (mejor conocido como Sting y cuyo famoso apodo fue dado por su uso de un sweater negro y amarillo que lo hacía parecer una abeja en los conciertos que ya daban), Andy Summers y Stewart Copeland fue grabado durante 6 meses en ese año de 1978, gracias al hermano de Copeland, que les prestó el dinero para utilizar un studio en Surrey, para grabar cuando no estuviera ocupado el local. Inicialmente, eran un trío con otro miembro, pero el guitarrista Henry Padovani fue expulsado de la banda antes de grabar éste álbum, por el que entró Andy Summers.
Sting y Copeland, a pesar de provenir de un ambiente emparentado con el jazz, al momento de conformar el disco debut del grupo, también les tiraba el punk que como he dicho, que dominaba la escena, y The Police tendría bastante influencia de aquel estilo en este primer trabajo. Luego el reggae se convirtió en otro recurso que Sting supo mezclar con el rock y de manera brutal, por cierto. Se gesta así, un primer disco de un nivel superlativo y en el que ya había hits demoledores, que pasarían a formar parte siempre de su repertorio de directo.
Esta irreverencia punk de la banda, se siente en el álbum al tratar temas normalmente sensitivos como la prostitución, el suicidio y el uso de muñecas sexuales inflables con humor negro y sarcasmo, evidentemente eran ingleses y lo dejaban notar. Por estos y otros motivos, al principio la banda no era tomada muy en serio por las revistas musicales dominantes, pero la insistencia de la gente que pedía los temas en la radio, hizo que A&M Records relanzara la edición del álbum un año después y esas críticas se volvieron alabanzas, como suele suceder en tantos casos.

El disco comienza con Next to you, tema romántico con la batería de Copeland marcando un ritmo apabullante desde el inicio, una voz de Sting muy marcada y desgarrada, dentro de un tema muy enérgico y punk, además de un slide guitar sólo de Summers atípico en este estilo. So lonely es el primer acercamiento al reggae, aunque realmente hablamos de un tema de pop-rock que se aleja del punk, con sus paradas, sus subidas y bajadas, y un Sting que canta como los ángeles en una pieza que habla de la soledad. Roxanne es un punto y aparte, una obra maestra en si misma, con la famosa nota de piano y la risa inicial de Sting, la canción fue escrita por él mientras la banda se encontraba en un hotel de la zona roja de Paris, donde se imaginó la historia de un hombre que se enamora de una prostituta, un tema donde se mezclan new wave, reggae, rock y que como no, es mítica donde las haya. En un principio la BBC lo censuró, pero fue tal el éxito que causó que pronto se convirtió en el tema de referencia del trío. La popularidad de este tema ha llegado al punto que existe un “Drinking game” en el cual los hombres ingieren un shot cuando mencionan la palabra “Roxanne” mientras que las mujeres beben cuando dicen la palabra “red light”, e incluso ha sido cantada por actores en películas y series (Eddie Murphy en Límite 48 Horas y John Cryer en Dos Hombres y Medio). Hole in my life es otro tema de mezcla de estilos, aunque el resultado es para mi gusto de puro pop-rock, con ese vozarrón de Gordon Sumner llegando a tonos descomunales y Copeland saliéndose a las baquetas. Peanuts vuelve al sello punk, subiendo el ritmo y donde Andy Summers es más protagonista con sus riffs distorsionados.
La segunda cara comienza con otro clasicazo del trío, Can't Stand Losing you, con el mítico redoble de batería del principio y el ritmo reggae de la guitarra, un tema que habla del suicidio (sobre un joven obsesivo que sufre una mortal depresión al ser dejado por su novia), y que claro, generó polémica ya que la portada del single en la que se veía a un hombre ahorcándose, no resultó de lo más atractivo para el público inglés. Sea como fuere, un temazo de tomo y lomo con un estribillo cantable a más no poder, una canción para mi imprescindible. Truth hits everybody es un potente tema de punk-rock que habla de las realidades de la vida, energía revitalizante total con un estribillo muy pegadizo. Born in the 50's habla de la época en la que nacieron los miembros de la banda, en un tono de punk melódico que estaba poco explotado hasta ese momento, con la voz de Sting descomunal. Be my girl-Sally es un tema donde se ve el humor negro de la agrupación, al tratarse sobre la dedicación de amor a una muñeca inflable. Incluso Summers recita un poema a su enamorada en la mitad de la canción. Masoko Tanga remata el discazo, tema totalmente reggae que se convierte en una jam semi-instrumental.


El debut de The Police fue grandioso, incluyendo temas memorables y bien pegadizos, hecho que ayudaría a la popularidad del grupo sin duda, pero con ciertas dosis de polémica, que porqué no decirlo, siempre vinieron bien a las huestes de Sting.
Os dejo con el tema Next to you, interpretado en vivo en The Old Grey Whistle Test (02/10/1978).

6 comentarios:

  1. Suena que te cagas, ademas , como no la conocia ... suena a esos años, claro esta , diferente de lo que hicieron despues .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Orlando: Nunca es tarde para conocer a los verdaderos Police. Luego fueron evolucionando.

      Saludos.

      Eliminar
  2. 100% Pólice!!!!.... que buenos!!!!....aunque soy de las que piensa que Sting se reinventa de manera asombrosa una y otra vez, siempre mejorando a la anterior... Es un crack!!
    Salu2, San

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo (San): Si, totalmente, aunque claro Sting en solitario es otra historia y se reinventa claro, pero con Police hizo cosas brutales.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Hoy sin duda el disco que mas escucho de ellos. Debut de muchos kilates para unos tipos ya muy curtidos por entonces. Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. J Aybar: Sin duda un disco imprescindible, sin embargo a mi Reggata de Blanc me parece más regular y mejor acabado, aquí destacan mucho los singles pero hay algún tema menor.

      Saludos.

      Eliminar