martes, 24 de marzo de 2015

Radio Futura - La canción de Juan Perro (1987)


Radio Futura es posiblemente una de las bandas, por no decir el grupo, cuyas transformaciones fueron legitimadas por una ambición creativa que está al nivel de muy pocos. En 1981, los madrileños se reinventaron, tras la frustración que supuso Música Moderna (donde estaba Enamorado de la moda juvenil, Divina, o incluso Interferencias). Resistieron dos larguísimos años a la indiferencia de medios e industria y recuperaron impulso con La Ley del Desierto/La Ley del Mar, el álbum que en 1984 les puso donde merecían. Un año después Un país en llamas, corroboró que estábamos ante un grupo de calado y de amplias miras. Pero en 1987 ya estaban jugando en las grandes ligas, grabando en New York con veteranos en estas lides, desarrollando una intuición y es que se podía trenzar un rock de sonido global con mimbres propios, estamos hablando del rock latino, y eso pasó en La Canción de Juan Perro, el disco del que hablo hoy. Al conjunto le sirvió para dar el empujón definitivo al mercado hispanoamericano y dar un salto cuantitativo en cuanto a repercusión mediática y de ventas. Radio Futura, se convirtieron en un grupo respetable y respetado por aquellos que no les habían prestado mucha atención desde los tiempos de la movida, pero sobre todo porque estábamos ante un disco clave en su discografía que marcaría un antes y un después, sin duda su álbum más logrado y cúspide de su carrera con canciones inolvidables.




El Rock latino, como lo entendían Santiago Auserón (voz y guitarra), Luis Auserón (Bajo) y Enrique Sierra (guitarra), significaba una música sobria, lo bastante maleable para que encajaran las rudezas del castellano, crónicas de la España profunda, viñetas de la Barcelona canalla, tormentas del alma, narraciones enigmáticas o el ejercicio glorioso de musicar al Edgar Allan Poe más gótico. Hablamos de una audacia conceptual, que requería poner toda la carne en el asador por los miembros del grupo, y así fue.
Para ello la banda paró los conciertos, reconstruyó y aumentó la formación con Pedro Navarrete a los teclados y Carlos Torero a la batería, aparcaron los sintetizadores ochenteros, se amplió el arsenal rítmico de la batería clásica, etc., todo ello con el fin de conseguir el objetivo antes citado. Meses de grabaciones, maquetas en la sede madrileña de Ariola Eurodisc y el productor Joe Dworniak desde Londres como cómplice fundamental, al que no llamaron hasta que no tenían los temas machacados a tope. El disco se grabó en Sigma Sound, en el 1967 de Broadway, New York. La sección de metales corrió a cargo de los Uptown Horns y eso le da un empaque al disco descomunal que amigos y amigas, a día de hoy sigue sonando de manera majestuosa.
Por si fuera poco, en el año 2013 salió una edición 25 aniversario del disco, verdaderamente memorable, con la que se le hace justicia poética a este disco, que contiene primero el álbum remasterizado, luego el disco con las maquetas y por último un concierto de presentación en Alcalá de Henares en 1988, precursor total de aquel directo grabado en 1989 en Valencia.



Abría el disco En un baile de perros que es un rythym and blues de tomo y lomo, donde metales, teclados, la sección rítmica, guitarras y la voz de Santiago, tejen una madeja sonora que es realmente abrumadora, menudo comienzo de álbum. El hombre de papel es un medio tiempo, casi en tono de balada, pero con aires blueseros claros, donde Santiago está luminoso cantando de lujo, además de contener una preciosa letra y adornarse con dobles voces. A Cara o Cruz pone el listón en el cielo, uno de los temas más perfectos jamás oído antes del grupo, una canción de mezcla de salsa, ritmos cubanos y mestizaje donde los teclados humean de manera tremenda, la guitarra de Enrique destaca y esa letra que dice "La cosa pierde color cuando la piensas dos veces...". Lluvia del provenir ahonda en el mestizaje de sonidos y fusión orientada al baile, en este caso propia de su época, convirtiéndose en un tema de perfecta ejecución pop. La Negra Flor es otra joya rock con toque reggae evidente, donde describen la Barcelona de las Ramblas, la más sórdida y canalla, que posteriormente sería desarrollada como El paseo con la negra flor, digamos así la versión extendida, que era la que tocaban en vivo.
37 Grados es una obra maestra en si misma, que abría la segunda cara y fue el primer single del disco, en el que para mi se define el rock latino totalmente, con toques incluso de merengue, pero con una letra soberbia que Santiago Auserón borda al cante... "No te sofoques, mi amor pero tengo que verte primero, antes de dar más dinero sin conocer tu valor". Annabel Lee es el poema de Poe musicado, su versión gótico-rockera realmente impactante y quizás el tema más alejado del concepto global del álbum. Luna de Agosto es un tema donde destacan los vientos y hay mucho groove, una canción muy tocada en vivo para el lucimiento de Enrique Sierra en el sólo de guitarra. La Mala hora es un blues melancólico, retorcido, un remordimiento llevado a canción con tono decadente a posta, buen contrapunto para el final. El canto del gallo cerraba el disco, una canción de rock latino de temática campestre y rural (de esa España profunda) para cuya promoción Max, autor de Peter Pank, realizó un cómic reproducido en el libro, donde destacan de manera genial los metales.


Con este álbum Radio Futura salieron muy fortalecidos, y aunque al inicio las ventas no eran las esperadas por la compañía, cada salida de single fue como una bola de nieve que crecía conforme salía al mercado, todo esto reforzado por un directo descomunal, inapelable, contundente, donde la banda demostraba que era capaz de batirse el cobre en terrenos musicales muy variopintos.

Os dejo con 37 Grados por un lado...





Y con el Canto del Gallo por otro...


8 comentarios:

  1. Y mucho debe querer a este disco Santiago, para tomarlo como nombre artistico , y seguir en solitario .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Orlando: Me parece totalmente lógico, aquí están mezclados muchos de los estilos por los que luego Santiago como Juan Perro ha practicado en solitario.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Camino Soria me parece una obra maestra, este una denominación de origen, curiosamente hace años que quiero escribir sobre ambos y no me termino de decidir.
    Gran reseña bro.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Addison de Witt: Qué maravilloso año y que dos grandes discos del rock español, cada uno con sus características. Para mi ambos discos forman parte de mi tronco musical.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. De los mejores discos de una de las mejores bandas españolas de todos los tiempos. Tuve el inmenso placer de escuchar en directo estos temas em más de una ocasión. Una pasada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evánder: Completamente conforme amigo, qué pedazo de banda, irrepetibles. Pues que suerte la tuya, yo sólo he podido ver a Juan Perro un par de veces, pero no a Radio Futura, a los que adoro.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Grandísimo disco, aunque me gustan más los dos anteriores. Bueno, creo, tampoco estoy seguro. Radio Futura es tela. Brazzzzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Johnny J.J.: Ja, ja, ja, la eterna discusión, pero a mi este me parece que tiene un acabado perfecto. Radio Futura son dioses.

      Brazzzzos.

      Eliminar