viernes, 22 de mayo de 2020

Datura4 - West Coast Highway Cosmic (2020)


Como vine anunciando desde el mes de febrero, había nuevo disco del grupo australiano Datura4 en este 2020, que editaron el 17 de abril de este año con el título de West Coast Highway Cosmic. Esta formación tiene una propuesta de tal nivel, que ninguno de sus discos baja del 8 o el 8'5, de hecho son cuatro demostraciones de fantásticos discos, que ya quisieran muchas bandas tener, además hablamos de que los han hecho muy seguidos los dos primeros, 2015 y 2016, con un paréntesis de dos años, para volver a publicar dos en dos años. Se podría decir, que cuando se ponen en serio tienen una productividad altísima.
La banda en la actualidad son Dom Mariani a la voz y guitarra solista, Stu Loasby al bajo y coros, Warren Hall a la batería y Bob Patient a las teclas, ya no está Greg Hitchcock. De hecho la presencia de los teclados en esta segunda época da más juego a las composiciones. Rock potente en clave setentera y con cosas también de los sesenta, con el incombustible Mariani de capitán. Rock, blues, boogie, psicodelia, todo mezclado con sabiduría, potencia, buenas melodías, es que yo no pido mucho más, ya con eso soy feliz.


West Coast Highway Cosmic abre el disco, la canción que le da título, con una apertura muy psicodélica de los teclados, en una onda Deep Purple realmente fantástica y con unos cambios de ritmo brutales, para llegar a un estribillo muy adictivo. Wolfman Woogie se va más al blues con una armónica muy presente que toca Howie Smallman (y no sólo en este tema) sobre todo en su parte inicial, para luego en el cambio tornarse más rockera y desarrollar la pieza más larga del trabajo donde armónica y teclado juegan a su antojo, y con un final tremendo. Mother Medusa es de los singles de adelanto quizás mi favorito, un rock de libro, donde Mr. Mariani ejerce su clase, en una demostración de clase, riffs, y manera de cantar. A darker shade of brown con un riff constante guitarrero es la canción más corta, pero concisa y al grano. You're the only one fue el primer adelanto que conocimos, un tema que tardé en pillarle el punto, de onda más psicodélica, con tempo tranquilo y guitarra acústica.
Rule my world vuelve de manera bestial a esa mezcla de rock y blues que tan bien maneja esta formación y donde Warren Hall a la batería está excelso, y donde destaca también la armónica del señor Smallman. Give es quizás mi joya del disco, con el paso de las escuchas, un medio tiempo rockero donde la guitarra de Mariani y los teclados de Patient van de lujo comandando el temazo. You be the fool fue otro gran adelanto en clave blues-rock, son su riff potente de guitarra que se te queda marcado y sus cambios perfectos. Get out es un rock enérgico y cuyo teclado saltarín es una auténtica maravilla, uno de esos temas que en directo será una bomba de relojería. Evil People, Part 1. vuelve a la psicodelia del inicio y nos muestra esa primera parte del tema que apareció en el disco del año pasado, y cuya duda queda resuelta, otro temazo para acabar de manera gloriosa este fantástico álbum.


Larga vida a Datura4, a los que espero ver en vivo de nuevo (su concierto de octubre de 2019 en Madrid fue apabullante) en cuanto sea posible, y que nos sigan deleitando con trabajos de tanta importancia. Quizás estamos ante el trabajo más completo de los cuatro, pero lo mismo digo mañana que me parece el segundo, o al día siguiente el tercero.

Os dejo con el tema Get out.

No hay comentarios:

Publicar un comentario