viernes, 20 de mayo de 2016

Concierto Amaral, Madrid, Palacio de los Deportes, 19-5-2016


Ayer por fin pude ver al grupo Amaral en vivo, cosa que hasta ahora no había podido hacer nunca y por esto ya puedo dar una opinión. Seguí desde sus comienzos a la banda formada por Eva Amaral y Juan Aguirre, un dueto que se trasladó de su Zaragoza natal a Madrid a mitad de la década de los 90 y que a base de tocar en pequeños clubs del circuito madrileño. Yo me uní con su segundo trabajo "Una pequeña parte del mundo" y sobre todo con la canción "Como hablar", a partir de ahí les seguí hasta Gato Negro, Dragón Rojo dónde les dejé y ahora les recupero con Nocturnal, un buen disco con el que me parece han subido el nivel y que anoche sonó casi en su totalidad. Mi problema con ellos es que hubo una época que no dejaban de sonar en la radio y sinceramente me saturaron, pero hay que admitir que tienen grandes canciones y que su greatest hits es grande y se amplía. Como dato importante tocaron canciones de todos sus trabajos.
En el escenario están arropados por 3 músicos, un teclista Tomás Virgos, Ricardo Esteban al bajo y el batería de Sexy Sadie, mi apreciado Toni Toledo.


Con el All tomorrow parties de la Velvet Underground & Nico como tonada inicial, salieron al escenario los 5 músicos para hacer un repertorio cuya base principal era el nuevo álbum. De Nocturnal pudimos escuchar Unas veces se gana y otras se pierde, Nocturnal, Lo que nos mantiene unidos, 500 vidas, Noche de cuchillos, La ciudad maldita, Chatarra, Cazador y ya en los bises Laberintos en acústico (petición de redes sociales), Llévame muy lejos y Nadie nos recordará, canción que terminó el show.
De anteriores trabajos pudimos oír Hacia lo salvaje del anterior trabajo del mismo nombre, además de Cuando suba la marea y Hoy es el principio del final. De Gato Negro, Dragón Rojo cayó Kamikaze. De Pájaros en la cabeza pudimos escuchar Revolución, El universo sobre mi, Días de verano (espléndida) y Marta, Sebas, Guille y los demás. Del mítico estrella de mar que les catapultó a la fama sonaron Salir corriendo, Estrella de mar y Sin ti no soy nada, ésta última ya en los bises. De una pequeña parte del mundo sonó Cómo hablar y Siento que te extraño. De su primer y homónimo disco se pudo oír No sé que hacer con mi vida. Con la sintonía de Moon river de Desayuno con diamantes se despidieron.


Buen sonido, currado el aspecto visual y una Eva Amaral que no paró de dar gracias a todo el mundo, el equipo que va con ellos, el público, etc., como dice el refrán "es de bien nacido ser agradecido".

Os dejo con el tema Llévame muy lejos, mi canción favorita de Nocturnal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada