miércoles, 29 de junio de 2016

Concierto Danny and the Champions of the World, Madrid, Sala El Sol, 28-6-2016


Anoche era la segunda vez que veía en directo a la banda australiana afincada en Gran Bretaña hace ya mucho tiempo. La otra vez fue hace 2 años con motivo de la gira de Stay true, ahora con la de ese gran disco que es What kind of love. La formación de anoche era en sexteto, con Danny a la voz y guitarra acústica, Chris Clarke al bajo y coros, Paul Lush a la guitarra solista (pedazo de guitarrista con su gorro a lo Cocodrilo Dundee), Steve Brookes a la batería, Henry Senior Jnr al Pedal steel guitar y coros y un nuevo teclista y organista maravilloso (sustituye a Free Jazz), y aquí radica la diferencia con la otra vez, que entra por el saxo. Mucho soul, mucho folk-rock, country-rock, gran sonido y noche de buena música.


Como dije antes están en la gira de What kind of love, que les llevará también a Frías y su festival del Último vals este viernes. De este maravilloso último disco sonaron This is a not love song, Words on the wind, Clear Water, Just be yourself, Thinking about my friend (dedicada al personaje de Iñigo Montoya en la Princesa Prometida) y It'll be alright in the end. Del anterior Stay true cayeron Cold Cold world, Stay true y (Never stop building) That Old Space Rocket.
Temas más antiguos pudimos escuchar esa delicia que es Colonel and the king y Every beat of my heart de aquel Hearts & Arrows. Más antiguos eran aún Henry the Van y Restless feet. Y ya en los bises sonó ese These days que cerraba aquel directo de 2014.


A Danny se le vio feliz, dicharachero, sacó dos veces al chico del pedal steel guitar a hablar en español, presentó a toda la banda y dio las gracias al público de Madrid varias veces, de la que dijo era una ciudad fantástica. Sé de mucha gente que aún no conoce a este grupo (cuando lo comento suena a chino, que si el nombre mola, que si tal, pero ni Cristo los ha escuchado), y a pesar de que ayer hubo buena entrada, se podía haber petado más la sala, y eso puede ser por dos cosas, primero porque estamos a final de mes y las economías se resienten, y otra porque se desconoce a la banda en cuestión, y ahí si que os digo que no saber quienes son Danny and the champions of the world, te hace un poco menos feliz.


Os dejo con Restless feet, tocada hace algún tiempo en Northampton.


10 comentarios:

  1. El finde los veremos... y nos veremos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mr. Meeple: Ojalá, será genial volver a verte.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Yo me lo perdí en la anterior gira pero en esta me han encantado, repetimos el viernes.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Addison de Witt: Pues hay diferencias, aquí no hay saxo y si mucho teclado y órgano. El viernes más.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. "no saber quienes son Danny and the champions of the world, te hace un poco menos feliz."
    Suscribo en su totalidad
    Skar PD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: Bueno, es que escuché el día anterior a tanta peña que ni los había oído nombrar, que me da enorme pena, bandaza.
      Gracias.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. No estuve en la sala el Sol, pero si estuve, en Lierganes, en la sala Los Picos. El anterior concierto del año 2014, en la misma sala, me había dejado conmocionado durante mucho tiempo, pero lo que vi este lunes pasado, es muy difícil de superar. La banda está en estado de gracia, es una máquina perfectamente engrasada que, se nota que llevan muchos bolos juntos y que disfrutan enormemente con lo que hacen. Si el repertorio anterior era bueno, con su último disco es increíble. En el concierto, hubo pasión, intensidad, sensibilidad, complicidad, y mucho, mucho amor por la música. Si a todo esto, le unimos un público, que peregrina a Lierganes, conoce y ama los Champs, que la sala tiene una calidad de sonido extraordinaria, con nada más y nada menos que Hendrik Rover a los mandos, que más se puede pedir. Como decimos en Asturias, No estuve en la sala el Sol, pero si estuve, en Lierganes, en la sala Los Picos. El anterior concierto del año 2014, en la misma sala, me había dejado conmocionado durante mucho tiempo, pero lo que vi este lunes pasado, es muy difícil de superar. La banda está en estado de gracia, es una máquina perfectamente engrasada que, se nota que llevan muchos bolos juntos y que disfrutan enormemente con lo que hacen. Si el repertorio anterior era bueno, con su último disco es increíble. En el concierto, hubo pasión, intensidad, sensibilidad, complicidad, y mucho, mucho amor por la música. Si a todo esto, le unimos un público, que peregrina a Lierganes, conoce y ama los Champs, que la sala tiene una calidad de sonido extraordinaria, con nada más y nada menos que Hendrik Rover a los mandos, que más se puede pedir. Como decimos en Asturias, “Lo de Lierganes nun ye normal”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: Da igual amigo, por lo menos les viste. En Liérganes y con Hendrik Röver a los mandos, es evidente que todo debe sonar de lujo. Nunca he estado allí pero me apetece muchísimo.
      La verdad es que la gira de 2014 fue excelente, y esta tambén, ambas son buenas, lo que pasa es que muchos temas de What kind of love llevan saxos que no están presentes en esta gira, y eso que el teclista es un crack, pero los echo en falta.
      De todas formas es ponerle una pequeña pega a una fantástica banda, que en directo suena de vicio.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Fantástico concierto de Danny y los suyos. Me encantaron todos como músicos, grandes intérpretes en cada uno de sus instrumentos, quizás destacaría al bajo y al steel porque estaba más cercano a ellos. A Danny se le vió feliz con el público de Madrid, entregado a tope con la banda. Los aplausos en muchas de las canciones eran intensísimos y ponían la piel de gallina, seguro que Danny y la banda así lo apreciaron. Me hice con el CD de su "What Kind Of Love" antes de que finalizara el concierto y llevo dos días sin parar de escucharlo. Lástima de no vernos en El Sol, tampoco en Frías. Que lo pases bomba y saluda a la peña de mi parte.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier de Gregorio: Pues si, la verdad es que fue un concierto fantástico y ellos notaron el cariño del público. Todos los músicos excelentes, y sonaron de maravilla.
      Pues hiciste la misma compra que yo, ya que no había vinilos.
      Pues leches, pensaba que si ibas a Frías, da igual, nos vemos en otro concierto por Madrid, espero.

      Abrazos.

      Eliminar