jueves, 1 de diciembre de 2016

Concierto Ocean Colour Scene, Madrid, Sala La Riviera, 30-11-2016


Anoche tocaba la banda británica de Birmingham en la Sala La Riviera de Madrid, con motivo del 20 aniversario de la edición de Moseley Shoals, uno de los mejores discos sin duda de la década de los 90. La formación de anoche, exceptuando el bajista, es la misma que en aquel álbum, es decir, Simon Fowler a la voz, guitarra y armónica, Steve Cradock a la guitarra solista, teclados y coros y Oscar Harrison a la batería y coros.
La última vez que les vi en el Azkena Rock Festival de 2015, no estaba Cradock, que para mi es pieza fundamental en esta banda, pero Mr. Fowler sigue igual que entonces, sale bastante mamadete a los conciertos, y su barrigón sigue aumentando en tamaño. Eso si, ayer después de un comienzo que parecía podía echar al traste el concierto, se enderezó, tiró para adelante y salió triunfando, sobre todo porque cuando hay canciones buenas... todo es más fácil.


Hablamos de una banda deudora del sonido de bandas clásicas como The Who, The Beatles, The Rolling Stones, The Jam, y sonidos sesenteros y setenteros, mod-pop, rock, soul, folk-rock y cierta psicodelia. Es más que evidente, que ya no son aquellos chicos jóvenes que tocaron este álbum en giras por UK y Europa durante 1996 de manera brutal, ya que el éxito del álbum, con el apadrinamiento de Paul Weller llevaba el marchamo del éxito, porque tenía canciones, bueno, mejor dicho cancionacas.
Y anoche fue una delicia, comprobar que unos músicos ya maduros, con otro ritmo, hicieron una gran interpretación de aquel disco lleno de enormes temas, uno por uno y en el estricto orden que marcaba su contraportada.


Así empezaron con Day Tripper de los Beatles, para dar paso a Moseley Shoals entero con The Riverboat song (como siempre excepcional), The day we caught the train (coreada por todo bicho viviente), The Circle (maravillosa), Lining your pockets, Fleeting mind, 40 past midnight, One for the road, It's my shadow (brutal), Policeman & Pirates, The Downstream, You've got it bad y Get away (impresionante).
Después remataron el tracklist con temas de sus dos siguientes trabajos Marchin' Already como Better day (preciosa, aunque algo falta de fuerza), Get blown away (tremendísima), Travellers tune y Hundred mile high city (último bis), y de One from the modern con las fantásticas Profit in peace y So low (deliciosa), además de la gran Robin Hood.
Siempre me parece algo increíble que esta banda no toque casi temas de discos como Mechanical Wonder y North Atlantic Drift, y aunque anoche quizás no era el momento, pero son dos de mis discos muy favoritos. 


Os dejo con ese temazo que es You've got it bad que anoche sonó genial también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada