domingo, 14 de julio de 2019

Festival Mad Cool, Madrid, Complejo Valdebebas, 13-7-2019


Tercer y último día de la cuarta edición del Festival Mad Cool, que musicalmente no ha dejado de sorprender hasta el final. Muy cansado de esa súper vuelta que todos los días teníamos que dar el público asistente para acceder a las instalaciones, no exagero que eran 20-25 minutos de ida, más lo mismo de vuelta con el agravante del cansancio, algo realmente incomprensible y que espero mejoren para el año que viene, porque no tiene sentido.
No estaba un servidor para tirar cohetes el último día, y eso lo pagó Johnny Marr, que tocaba tan pronto abriendo el escenario principal que la siesta mandó esta vez, ya lo sentí de verdad, ha sido mi única laguna, mea culpa.

Mogwai


Inicié mi gira en el escenario número 3, llamado Comunidad de Madrid, con Mogwai, la banda escocesa de fuerza instrumental que destella como uno de los pioneros del llamado post-rock, y que tiene en los desarrollos progresivos de los 70 un referente bastante importante. Dieron un concierto soberbio con un sonido firme y potente. Tocaron nueve temas que fueron por orden Crossing the road material, Take me somewhere nice, We're Not done (End Title), I'm Jim Morrison, I'm dead, Hunted by a freak, Mogwai fear Satan, Remurdered, Old Poisons y We're no here. Dos de los temas eran de su último disco de 2017 Every country's sun, alguna del anterior Rave Tapes, la última era el clásico de su álbum Mr. Beast más alguna del Happy songs for happy people, más alguna de su primer disco Mogwai Young Team.

Prophets of Rage


Y vino una de las grandes sorpresas para un servidor, Prophets of Rage, un supergrupo fundado en 2016 por Tim Commeford, Brad Wilk y Tom Morello de Rage Against the Machine y Audioslave, Chuck D y DJ Lord de Public Enemy más B-Real de Cypress Hill.
El nombre del grupo viene del tema "Profetas de la rabia" del disco de Public Enemy de 1988 It takes a Nation pf Millions to hold us back. Y fue precisamente con ese tema con el que comenzaron su actuación, aunque dominaron los temas de Rage Against the Machine con el hip hop y el scratcher Dj haciendo su propia interpretación, así cayeron Testify, Guerrilla Radio, Know your enemy, Take the power back, Bullet in the head, Bulls on parade, Bombtrack y Killing in the name, más el tema de Cypress Hill How I could just kill a man.
Me lo pasé pipa el rato largo que les vi, y me hicieron muy agradable la transición a The Cure.



The Cure


La banda británica de Robert Smith, The Cure, están de aniversario aún, el año pasado cumplieron 40 años de su formación allá por 1978, aunque realmente se cumplen este año cuarenta de su primer disco de estudio. Por otro lado hablamos de un grupo que lleva 11 años sin editar un nuevo disco, por lo que las sorpresas son justitas con ellos, y más para aquellos que como un servidor les hemos visto ya cuatro veces por lo menos. Pero una de ellas, que si la hubo, fue que como guitarra solista estuvo Reeves Gabrels, el que fuera guitarrist de David Bowie y Tin Machine, que como no podía ser menos se marcó un señor concierto. Recuerdo aquel magnífico concierto del 50 cumpleaños de David Bowie donde The Cure tocaron junto a la banda del Duque Blanco donde estaba Gabrels.


En cuanto al tracklist, ahí si que poco había que descubrir, si acaso interpretaciones gloriosas de temas antiguos, que siguen sonando de lujo. Comenzaron con Plainsong, del Disintegration, disco que cumple 30 años, y del que también escuchamos Pictures of you (brutal), Last Dance, Lovesong, Fascination Street (¡¡ese bajo por Dios!!), Lullaby y la propia Disintegration. 
De los discos más antiguos, cayeron temas como el single Boy don't cry, en los bises, de 1979, A forest del segundo álbum Seventeen seconds de 1980 (pedazo de interpretación de un tema muy favorito mío, tanto en la jam de entrada como en la de salida, y en el núcleo de la canción), más Play for today, además de Primary del Faith de 1981, luego el single The Walk de 1983, The Caterpillar y Shake dog shake de The Top de 1984. Del disco Wish de 1992, cayó High (tema que sonó a gloria bendita), From the edge of the deep green sea, más luego ya en los bises sonaría el Friday I'm in love. Otro disco del que cayeron bastantes temas fue The head on the door, del que escuchamos In between days (magnífica), A night like this, Push, y Close to me en los bises.

Por otro lado del Kiss me, Kiss me, Kiss me de 1987 pudimos oír Just like heaven o Why can't I be you? que fue el penúltimo tema del concierto en los bises finales. Never enough de 1990, Burn de la banda sonora de The Crow de 1994, también sonaron. Just one kiss, la cara B de Let's go to bed de aquel Japanese Whispers de 1983, más 39 del Bloodflowers del año 2000.


Greta Van Fleet


Bien, cerré mi periplo con la banda de Michigan, Greta Van Fleet, muy esperados por un servidor, en el escenario número 3 llamado Comunidad de Madrid, que al final ha acogido enormes conciertos. Como toda banda joven, los Greta Van Fleet suenan realmente vigorosos, su cantante Josh Kiszka es un portento de la naturaleza, con un rango vocal fuera de lo normal, un guitarrista, su hermano Jake que es espectacular, se marcó varios solos brutales, el otro hermano Sam al bajo y los teclados fantástico y un batería que estaba para un roto y un descosido, el gran Danny Wagner.
Pero una cosa que me sorprendió, y ojo no lo digo en mal sentido, es que yo esperaba que fueran a machete con sus temazos, y sin embargo hacían entradas largas y salidas más largas aún de muchos temas, como si fueran ya una banda consagrada, espero que no se salten varios pasos de golpe, ellos mismos dijeron que era la primera vez que pisaban España, aunque por su tierra son ya muy conocidos obviamente.
En cuanto al tracklist escuchamos temas de sus dos Ep's y de su disco del año pasado, así sonaron Highway Tune, Black Smoke Rising, Flower Power y Safari Song, más del disco del año pasado When the curtain falls, You're the one, Age of man, Watching Over y Lover, leaver (Taker, Believer).

Os dejo con un vídeo del final del concierto de ellos.





Y otro de Prophets of Rage con su Prophets of Rage.

2 comentarios:

  1. Que buen fin de semana que tuviste Savoy, nada mejor para los que nos apasiona la música, y con grandes grupos , ah hoy podrás disfrutar de tu siesta ja ja pero recordando tu sobredosis de música!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gra!: Fueron tres días apasionantes y agotadores a la vez. Si, mi querida siesta es lo que más aprecio, ahora ya podré disfrutarla.

      Besos.

      Eliminar