jueves, 2 de abril de 2015

David Bowie - The rise and fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972)


Año 1972, David Bowie edita El ascenso y la caída de Ziggy Stardust y las Arañas de Marte, un disco que es icono del glam-rock, y probablemente y sin temor a equivocarme, uno de los mejores discos de la historia, y porqué no decirlo, de la propia carrera del artista en cuestión. En esa mítica formación que le acompañaba, estaba compuesta por Mick Ronson (guitarra, piano y coros), Trevor Bolder (bajo) y Mick Woodmansey (batería).
El álbum es conceptual y narra la historia de Ziggy Stardust, un extraterrestre bisexual de imagen andrógina que se convierte en estrella del rock, en el que Bowie quiso combinar ciencia ficción y el teatro japonés kabuki. Este personaje fue el primer alter ego de su carrera, al que luego sucederían Aladdin Sane y el Duque Blanco.
Bowie en esa época desfasaba, consumía drogas... pero componía como los ángeles, de hecho este disco a día de hoy, te lo vuelves a poner y es una delicia compositiva enorme, desde el primer hasta el último tema.


Un disco que empieza con Five years, con ese piano constante, acompasado por las baquetas de la batería y esa voz maravillosa para que luego desarrolle la melodía, tiene pocos rivales. Sigue con Soul love que te embelesa, de esas melodías atrayentes como una dulce fragancia o una mujer bella, y sus tremendos y gigantes cambios de ritmo que te elevan a la estratosfera. Moonage daydream es un temarraco que te deja boca abajo con ese mítico punteo de Mick Ronson, y la manera de cantar del genio, una canción hecha para desparramar en directo y para el lucimiento personal de Mick. En el cuarto corte encontramos Starman, que posiblemente, decidme si me equivoco, pero, es un tema perfecto, es que no se puede hacer mejor, lo tiene todo, melodía, estribillo, voz... en fin, tiene que ser la leche componer un tema así y no decir que eres el mejor. It ain't easy acababa la primera cara (la única no compuesta por Bowie) esa versión de Ron Davies, un músico americano de blues.



Lady Stardust  con su melodía pegadiza abre el segundo acto y ese piano con voz de Bowie que estremece. Star y su piano saltarín son inconfundibles, además de esos coros de maravilla. Hang on to yourself volviendo al rock es una pasada, con un ritmo certero de guitarras acústicas y eléctricas que te dejan siempre contento. A partir de aquí, el final del álbum cierra con 3 joyas de calado, como Ziggy Stardust y su mítico riff, una de esas canciones que debes tener si o si en tu cabeza por los siglos de los siglos, con sus jadeos, sus cambios de ritmo y sus guitarras constantemente sonando ardientes, además de ese estribillo mítico. Suffragette citty es un tema de rock and roll clásico, de los que para mi más ha ganado con el paso de los años, rápido, urgente y muy bien rematado. y Rock 'n' roll suicide, es un bombazo de tema para acabar el disco, con la guitarra de 12 cuerdas del genio al principio, para que se introduzca la letra, siga el increscendo, y luego entren batería, bajo y guitarras, y como no, los vientos maravillosos... para que la obra acabe por todo lo alto... Wonderful!!!!


Si hay alguna persona que a día de hoy no haya oído esta obra maestra de la historia de la música, por favor que le ponga remedio a la velocidad de ya, este disco hay que tenerlo, oírlo, disfrutarlo, machacarlo y seguir aprendiendo... porque ya no se compone así.
Un servidor dispone de la edición 30 aniversario con un cd extra delicioso y la del 40 aniversario, en cuyo vinilo viene un DVD extra. Ambas muy recomendables.


Este texto fue escrito por mi para Exile SH Magazine y ahora reposa en mi espacio.
Os dejo con Moonage daydream en vivo en 1972, sobran las palabras.

4 comentarios:

  1. El disco perfecto en el momento perfecto (explosión del glam), apto para todos los públicos y épocas (¿a quien no le gusta esta obra?). Posiblemente su obra culmen como artista y compositor.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier de Gregorio: Pues es una buena definición, ya que puede ser la respuesta a la altura, incluso superando a Electric Warrior de T-Rex.
      Todavía a día de hoy me sorprende el desconocimiento de gente sobre esta obra. Hace poco le regalé este disco a un amigo por su cumpleaños, en su primera escucha sólo le gustaron dos temas, cosas de oídos poco curtidos.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Obra maestra total yesor que yo prefiero Hunky Dory,pero esta es definitiva e irresistible, el que no la conozca debe ser debido a algún tipo de penitencia. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Addison de Witt: Pero hay que rendirse ante esta obra atemporal que lo tiene todo, el disco perfecto en el momento perfecto como dice el gran Javier.

      Abrazos.

      Eliminar