jueves, 28 de agosto de 2014

Ha muerto Pedro Pubill Calaf "Peret".


 
Pedro Pubill Calaf, el artista conocido como Peret, ha muerto en Barcelona a los 79 años, unos meses después de anunciar que padecía cáncer y 60 años después de inventar el género de la rumba catalana, una de las aportaciones más auténticas que ha dado España a la música popular. Esta es la noticia, pero el personaje de Peret va mucho más allá. Yo le conocí por mi abuelo, que tuvo que emigrar a Alemania en los años 60, y para él escuchar a Peret en tierras extranjeras le daba la vida, ese buen rollo que transmitía era impagable.



 
 
 
Aunque hablemos claro, Peret era gitano, y en realidad, eso de la invención de la rumba, son leyendas, muy enriquecedoras, encantadoras y con cierta picardía. La rumba catalana nació, porque era natural que lo hiciese a finales de los 50, no vino ni de una mente preclara, ni de un lumbreras, y eso que Peret de tonto no tenía un pelo, sino de un mundo que quería ser moderno, guasón, mestizo, y que de pueblo en pueblo, y de mercadillo en marcadillo en los viajes se chapurreaban temas que eran alegres, y que no sonaban ni a copla, ni a sardana ni era el lamento triste del flamenco. La rumba nació en dos zonas a la vez, en el Raval, el territorio de Peret y en el Barrio de Gracia, dónde "El Pescailla" (marido de Lola Flores) tenía su espacio. Pero Peret siempre dijo que lo suyo era "pata negra".
Una cosa que nunca se me olvidará, en palabras del propio Peret a la hora de definir la rumba de la que él era el Rey, es que sin los palmeros detrás ni los coros, él se quedaba sin corona... ahí queda eso.





Un tema que siempre canturreo de Peret, entre otros, es Saboreando de 1978... ahí es nada, antes de que en 1982 se metiese a una iglesia evangelista.... hasta que reapareciese en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 unido a Rumba 3 y Los Manolos... dice que vió la luz...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada