miércoles, 5 de febrero de 2014

The Creeps - Down At the Nightclub (1986)



 
 
The Creeps, el grupo sueco de garaje, edita en 1986 un disco que es referencia absoluta de todos los discos de este estilo, Enjoy the Creeps, que era su primer trabajo.
Un antíguo grupo del genial Hans Ingemasson (órgano), los Backdoor Men, al que se le unió Robert Jelinek (voz y guitarras) dio origen a los Creeps, completado con Anders Johansson (bajo) y Patrick Olsson (batería).
La banda estuvo en activo del 85 al 97, aunque recordamos su paso por el Purple Weekend de 2008, por ejemplo. Editaron 5 discos de estudio, pero ninguno superó este tremendo inicio.
Gracias a Johnny JJ, cuya frase en Frías mítica ya "el mejor disco de garaje de la historia es de los Creeps suecos" hizo meterme a fondo con ellos y admitir que es un discarro.




 
 
Os dejo con Down at the nightclub, garaje en estado puro, con ese teclado incendiario.

 

7 comentarios:

  1. Dos veces les vi en aquella época!Grandes esos Creeps!
    A+

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TSI-NA-PAH: Seguro que los disfrutaste mucho querido amigo, gran banda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Discarral, lo he estado oyendo estos días también. Pero prefiero a los Cynics o a los Lyres, sorry, Johnny!!!

    Abrazos, Savoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oyelo bien, grandmaster, con todo el amor hacia Cynics y Lyres pero este disco de los Creeps son palabras no solo mayores sino divinas, procedentes del todopoderoso.

      Merci por la mención, brother, sabía que te molaría. Creeps!!!

      Eliminar
    2. Gonzalo Aróstegui Lasarte: Es un gran disco, yo caí casi de inmediato.

      Un abrazo.

      Johnny: En esta ocasión estoy contigo, este disco me ha convencido del reinado del garaje.

      Brazzzos.

      Eliminar
  3. Debí hacerle caso a Johnny cuando le escuché pronunciar esa frase mítica. Nunca es tarde.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evánder: Amigo, con Johnny hay que andar ojo avizor a sus frases tanto sereno como ebrio, suelen deparar discos cojonudos como éste.

      Un abrazo.

      Eliminar