lunes, 17 de agosto de 2015

Festival Sonorama, Aranda de Duero (Burgos), 15-8-2015

Mercromina

El sábado era sin duda el día grande, y para nosotros empezaba en el escenario Castilla y León con la banda albaceteña Mercromina (amigos de mi amigo Paco Evánder), recordemos que era una de las dos escisiones de la banda madre Surfin' Bichos (la otra era Chucho). Joaquín Pascual y los suyos dieron un concierto estupendo, sonando de maravilla desde el principio.
Sonaron temas míticos de su discografía y otros más modernos, así pudimos oír La gran aventura, Huracán, Lo que dicta el corazón, Entrevista a un abducido, El libro de oro de la congelación, Ciencia ficción, Fotos en la niebla, Pájaros, Cacharros de cocina, En un mundo tan pequeño (con la hermana de Joaquín a la voz femenina) o Evolution.


Xoel López

Y nos encaminamos hacia el escenario grande donde nos esperaba Xoel López, el músico gallego que nos sorprendió saliendo a escena él sólo, tocando todos los instrumentos sin músicos adicionales, algo así como un multiinstrumentista, sólo le faltaba la caja de la batería a la espalda y ya hubiera sido hilarante. Con un pie tocaba la pandereta, con otro un pedal que hacía el ritmo de la batería, con un micro cantaba y con otro se hacía sus propios coros, y como no, tocaba guitarra acústica y en algunos temas el teclado. Presentó temas de Paramales como Patagonia, Yo sólo quería que me llevaras a bailar, A Serea E O Mariñeiro (tema en gallego), Ningún hombre, ningún lugar, de Atlántico cayeron Tierra, Hombre de ninguna parte, De piedras y arena mojada, y recuperó temas de Deluxe como Reconstrucción, De vino y espejos, El amor valiente y una versión de "Que no" que me dejó absolutamente extasiado.
Según Xoel, llevaba esperando 20 años a dar un concierto como este, que yo y mi compañía disfrutamos como críos, porque cuando las canciones tienen tanto valor, aunque las toque una sola persona, valen su peso en oro.


Vetusta Morla

El momento grande del festival, era la banda madrileña Vetusta Morla, una apuesta segura siempre. El sexteto está en plena gira de La Deriva, su disco del año pasado, y van arrasando por todo aquel escenario que pisan. Hablaba Pucho de el espaldarazo que supuso allá por 2009 aquel concierto suyo en la plaza del trigo de Aranda de Duero y que supuso un antes y un después en su carrera. Ahora son un grupo muy hecho, en un momento extraordinario y no se les pueden poner casi ningún pero.
El repertorio, una pasada, de su último trabajo sonaron La Deriva, Golpe Maestro, La mosca en tu pared, Fuego, Fiesta Mayor y Cuarteles de Invierno. De Mapas se pudieron oír Lo que te hace grande, El hombre del saco, Mapas y Maldita dulzura (¡¡¡qué momentazo!!!) y la que fue última canción del concierto Los Días raros atronadora. Evidentemente de su primer y maravilloso Un día en el mundo sonaron Sálvese quien pueda, Un día en el mundo, Copenhague (no me sigue gustando como la hacen en esta gira, ese punteo de la guitarra sigue faltando), Rey Sol, La cuadratura del círculo, Valiente (la peña desatada) y esa coreable Sharabbey Road.


Neuman


Después de las emociones vividas fuimos al escenario Castilla y León donde Paco y sus chicos de Neuman, la gran banda murciana, dieron un gran concierto. Repasaron temas de sus tres trabajos y de su Ep, con un gran sonido, así pudimos oír You fill my heart, Turn it, Jane, If, Oh no, Too pretty, By fear/Hi Love, Ingrid o Tell you.
Bastante cansados ya a las tres de la mañana, empezamos a ver a los fiesteros chicos barceloneses de Sidonie salir al escenario con camisas hawaianas al ritmo de California girls de los Beach Boys, mientras nos retirábamos.

Os dejo con dos temas, primero el Patagonia de Xoel López.






Por otro lado dos temas de Vetusta Morla tal y como sonaron el sábado, Fuego y Rey Sol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada