domingo, 18 de enero de 2015

The Black Crowes se separan, y esta vez parece la definitiva.



 
Vaya vaya con los hermanos Robinson, pues si que se han enfadado. No es nueva la historia de un gran grupo donde los dos cabeza huevo de la banda, que además coincide que son hermanos, acaban a palos, en este caso Chris y Rich han tenido una pelea por la posición de cada uno en el grupo, que también afectaba al batería Steve Gorman.
Pues una pena, claro está. Desde luego los mejores representantes del rock sureño de los últimos 25 años dejan el trono vacío y evidentemente, no es ni mucho menos una gran noticia.
En estos años, ambos brothers se han tomado algunos largos descansos. Se metieron en otros proyectos o publicaron trabajos por su cuenta que dejaban ver otras aristas de sus sonidos de raíz norteamericana. De esta manera, tras finalizar una larga gira, Rich, apegado más al folk, sacó el año pasado el interesante The ceaseless sight mientras que Chris, que también se ha ganado el pan como productor, publicó Phosphorescent harvest con su proyecto Chris Robinson Brotherhood, que cuenta entre otros con el guitarrista Neal Casal. En este tiempo, también Steve Gorman, que ha puesto sus baquetas al servicio de Warren Zevon o Bob Dylan entre otros, se fue del grupo en 2002 y se unió a los Stereophonics, pero regresó en 2005.
Salidos de la profunda Georgia, la tierra de Otis Redding, la banda cautivó a principios de los noventa con su vigorosa propuesta de rock sureño, lleno de ramalazos blues y un contagioso aire gamberro, que no ha tenido respuesta por ninguna banda a su nivel, además de dar réplica al grunge y al britpop como estilos de esa época, y han colaborado con gente de la talla de Jimmy Page, con el que grabaron el magnífico Live at the Greek en 1999.
 
Os dejo con el tema Wounded bird, de aquel Warpaint de 2008, interpretado en vivo en el show de Letterman.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada