viernes, 3 de mayo de 2019

The Dream Syndicate - These Times (2019)


Hoy por fin sale a la venta These Times, el nuevo trabajo de The Dream Syndicate, la banda californiana liderada por Steve Wynn. En 2017 en este espacio su disco How did I find myself here? fue número 1, el álbum de su regreso, después de la reunión en 2012, una maravilla, en el que había enormes temas y mucha calidad. El año pasado casi a finales salió un EP con algún tema descartado de aquel álbum e interpretaciones en vivo de canciones del disco y alguna que otra más antigua mítica bajo el título de How we found Ourselves... Everywhere!
Recordemos por si alguien aún no los conoce, que esta formación salió a principios de los años 80 y fueron los abanderados del nuevo rock americano, junto a bandas como R.E.M o The Long Ryders.
Ahora en este nuevo trabajo se han vuelto más psicodélicos si cabe, con su estilo de siempre, pero los temas tienen una oscuridad latente que embriaga y a mi desde luego me está encantando, cosa que demostraron claramente con Black Light el primer single. La formación sigue siendo Steve Wynn a la voz y guitarra, Dennis Duck a la batería, Mark Walton al bajo y Jason Victor a la guitarra solista. Chris Cacavas ha sido el músico incorporado a los teclados.


Empieza el disco con The Way In, una canción muy velvetiana, en donde nos encontramos con el estilo de siempre de la banda liderada por Steve Wynn, y en el que a su fraseo le acompaña ese guitarreo marca de la casa, maravilla para empezar. Put some miles on ya mezcla su estilo de base con la psicodelia que empieza a aparecer, vuelve el fraseo de Mr. Wynn mientras la música está detrás y esas guitarras chirrían y dibujan su propia onda. Llega Black Light el que fue primer single, de onda lisérgica absoluta y muy psicodélico, una joya de canción que bebe de influencias hindúes, a la vez que la voz de Steve se mete en medio encajando perfectamente. Bullet holes es el cuarto corte un medio tiempo delicioso, donde se abre incluso al pop esa melodía tan bonita, una delicia que da gusto escuchar y que te embriaga. Still here now vuelve con guitarreos iniciales, aunque acaba siendo un medio tiempo de una calidad brutal, con la voz del jefazo que vuelve a ser gran protagonista y ese rugir de las guitarras en el estribillo, además de en el solo que es una pasada.
Speedway torna a lo frenético y vertiginoso, rock desatado en una autopista guitarrera de una categoría tremenda. Recovery Mode es un rock de siempre, que suena a clásico inmediato, un medio tiempo rockero de indudable empaque. The Whole World's Watching es el tema largo del disco, que no llega ni a seis minutos, no hay en este disco ningún tema de esos de diez minutos o más, con una introducción de bajo y guitarra más batería hasta que llega la voz de Steve, cierto aire psicodélico en la melodía y con ese teclado que es un complemento perfecto, canción que va de menos a más. En Space Age vuelve la lisergia y psicodelia que en muchos momentos domina el álbum, rock oscuro pero atinado y acertado en cada uno de sus tres minutos. Llegamos a la última canción Treading Water Underneath The Stars, un tema lánguido, colocado perfectamente en último lugar, donde la repetición del estribillo se convierte en su colofón final.



En definitiva un disco imprescindible de una banda recuperada y en un estado de forma glorioso, que sigue haciendo grandes discos.

Os dejo con el tema Still here now.

No hay comentarios:

Publicar un comentario