lunes, 17 de octubre de 2016

Kings of Leon - Walls (2016)


El pasado viernes 14 de octubre salía a la venta Walls, el nuevo trabajo de la banda americana Kings of Leon, de la que ya he ido adelantando varios temas. La propia banda ha reconocido que después del bombazo que supuso en 2008 Only by the night y aquel temazo Sex on fire, se acomodaron y se tiraron con facilidad a lo comercial y popero, a pesar de ello facturaron un enorme disco como fue aquel Come around sundown, y un potable álbum como Mechanical Bull, pero aquí sonó la alarma para los Followill, que decidieron irse a grabar a Los Ángeles, como en sus primeros discos y no sólo eso, sino coger a un productor como el alemán Markus Dravs que enseguida les puso las cosas claras, y si había un tema que no cuadraba o no le gustaba quedaba fuera, sin miramientos, eso no les pasaba antes. Recordemos un dato a tener en cuenta, y es que estos chavales, siguen siendo muy jóvenes, 29-34 años, y es que empezaron de manera muy temprana hace ya casi 15 años.
En este trabajo han hecho hincapié en las letras, donde hablan mucho de vivencias personales y han dejado de lado los sonidos ambientales que a veces tapaban la voz de Caleb, y desde luego que se nota. Pero ojo, no hay que confundir, los Kings of Leon de los primeros discos ya casi no están, ese rock sureño ya no lo practican, pero es un grupo más de pop-rock, aunque aquí nos han traído temas muy redondos que suenan la mar de frescos.


Empieza el disco con el tema Waste a moment, un single clarísimo que fue el primero que conocimos, un medio tiempo agitado pero muy melodioso y amable al oído, sin duda un hit. Seguimos con Reverend una gran canción de esas que comienzan tranquilas para luego cambiar y irrumpir con fuerza, en una onda parecida al Come Around Sundown en la música, y que gana muchísimo con las escuchas. Around the world es un tema muy alegre, pegadizo y de buen humor y musicalmente con cierto tono reggae que la verdad es que le sienta de lujo, otro gran single. Find me con la batería y la guitarra de inicio empieza fuerte, para luego entrar el bajo que manda y su línea nos conduce a la melodía, hasta que entra la voz de Caleb, un medio tiempo que me tiene completamente encandilado. Over con el comienzo sombrío parece un tema oscuro al principio, que luego torna a un tema de aire con cierta nostalgia y melancolía que crece a medida que avanza su minutaje.
Muchacho es el siguiente corte, de tono acústico y aires hawaiianos donde suena un wurlitzer de lo más amable y es en realidad una pequeña baladita cariñosa, con silbido incluido, que hace de puente perfecto en el álbum. Conversation piece es un dulce melodía, agradable y cuyos adornos justos y necesarios la dejan niquelada. Eyes on you es otro tema rápido y vertiginoso donde el bajo de Jared vuelve a tener una línea brutal y lleva toda la canción, aunque a mediados del tema se relaja y baja la tensión para luego volver a coger fuerza. Wild comienza con riff de guitarra, pero en realidad es un medio tiempo calmado, donde se te queda el punteo de guitarra. Walls, tema que da título álbum remata el trabajo, y de verdad que para mi es la obra maestra del disco, una canción con ecos al Bruce Springsteen acústico de The Ghost of Tom Joad, con guitarra acústica, piano y la voz de Caleb que dominan una pieza melancólica de altos vuelos para rematar.


Walls no es el mejor disco de este grupo, pero a cambio nos trae a una banda que ha retomado su camino, eso si, con un estilo distinto al que tenían cuando empezaron, y que nos sigue regalando buenos temas.

Os dejo con el tema Waste a moment en vivo en el show de Jimmy Fallon.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada