jueves, 30 de abril de 2015

Dom Mariani - Homespun Blues (2004)




Dom Mariani es una institución absoluta del rock australiano, del que he dado cuenta exhaustiva en mi último programa de radio. Un músico excepcional, cuya carrera con The Stems en los 80, luego The Someloves y más tarde en los 90 con DM3 son para enmarcar, pero por si fuera poco se permite el lujo de sacar discos en solitario y tener otro proyecto paralelo más de música surf con los Majestic Kelp. 
En este espacio adoramos a Dom, y seguimos proponiendo como acto vital esa estátua equestre que se merece tan gran personaje.
En 2004 editó Homespun Blues & Greens, un espléndido trabajo dónde abre más allá la paleta que ya había mostrado con sus grupos, un disco que da gusto ponerse a cualquier hora del día, ya sea para una actividad lúdica o de lo más mundana.



 
Os dejo con la interpretación del Homespun blues en vivo en los conciertos de radio 3 en 2007, acompañado de una banda llamada Rippled Souls reclutada para la ocasión.

 

miércoles, 29 de abril de 2015

Concierto Robyn Hitchcock + Emma Swift, Madrid, Teatro del Arte, 28-4-2015

Emma Swift 

 
No había sido ayer mi mejor día ni mucho menos, más bien todo lo contrario y decidí en un acto de arrojo y valentía de los que ya no quedan, comprar la entrada para ver a Robyn Hitchcock y creo que acerté plenamente. Necesitaba un concierto de onda tranquila, pausada y redentor, y eso es justo lo que fue. La estructura del concierto fue que primero actuaba Emma Swift, una cantante australiana que acompaña en su gira a Robyn Hicthcock, desconocida por mi y que me sorprendió gratamente por una preciosa voz, a la que acompañaba su guitarra. Por razones obvias no sé que temas tocó, ya que no conozco su discografía.


Robyn Hitchcock

En la segunda parte (y más larga) fue el turno del protagonista principal de la noche, el británico Robyn Hitchcock, que desde el primer acorde de su guitarra demostró que es un fuera de serie, porque no sólo canta y te da diferentes tonos adecuados a la canción, sino que encima toca la guitarra de tal manera que te está marcando un paso diferente, hasta toca la caja a manera de percusión cuando es necesario, como si esa fuera la base rítmica de la canción, además de su peculiar manera de pulsar la guitarra, poco habitual.
Interpretó temas como My wife and my dead wife, Glass hotel, Madonna of the wasps, Somebody to break your heart, San Francisco Patrol, Trouble in your blood (estas de su último trabajo The Man Upstairs), Adventure rocket ship, Full moon in my soul, Museum of sex (en el que se acercaba al público y nos hablaba) etc., y una versión de More Than this de Roxy Music ya en los bises, que me encantó.


Emma Swift & Robyn Hichtcock
 
 
En la última parte salió Emma a acompañar a las voces a Robyn en varios de los temas, destacable el Linctus house, o Queen Elvis, por ejemplo.
 
Os dejo con el Trouble in your blood interpretado en unas sesiones acústicas en 2014.
 
 

martes, 28 de abril de 2015

Robyn Hitchcock - The ghost in you (2014)

 
 
Esta noche, si nada se tuerce, veré a Robyn Hitckcock en Madrid, un artista al que reconozco que he llegado tarde, pero más vale tarde que nunca, dicen. Fue a partir de la escucha de su último disco The Man Upstairs, que siendo sincero no me entró hasta la segunda o tercera escucha y tenía que ser sólo y no mezclado con temas de otros, en reposo y degustando, como al fin llegué a pillarle el punto. Así le cogí la onda al disco y al artista inglés, de culto sin duda alguna, que ha colaborado con gente de la talla de R.E.M. o Scott McCaughey. Verle en un dvd de la Konvención de los Kinks fue su consagración ante mis ojos, interpretando un tema de ellos.
 
 

 
Os dejo con el tema que abre el disco The ghost in you, en directo ayudado por Emma Swift, versión de los Psychedelic Furs de su disco Mirror Movies de 1984.
 

Quinto programa de radio de Dj Savoy Truffle (Cuarto en Cebollas Verdes)


Savoy Truffle, este amigo blogero vuestro, y a la vez Horacio Pinchadiscos, ha hecho su quinta incursión seria en las ondas hertzianas de la radio, en concreto he ido de invitado al programa de mi amigo Dj Sónico Mariano Arias "Cebollas verdes" por cuarta vez, en la emisora Radio Ritmo Getafe (99.9 FM). El programa gira entorno a música de las antípodas, es decir la que viene de Australia y Nueva Zelanda dónde la selección es mía, con una aportación del conductor del programa. Tiene fecha del 27 de abril de este 2015, día en que salió al aire.



Los grupos de los que hablo son The Saints, Split Enz, The Stems, The Someloves, DM3, Dom Mariani, You Am I, The Celibate Rifles (aportación del conductor del programa), The Casanovas, Radio Birdman, The Datsuns, Jet, Tame Impala y Pond. Se trata de una selección de grandes bandas de esta zona del mundo, muy de mi gusto y que no son habituales en muchas emisoras.
Espero que sea del agrado de todos y todas aquellos que les deis al play.




Aquí os dejo con el programa.

lunes, 27 de abril de 2015

Pink Floyd - Live 8 (2005)

 
En el año 2005 se produjo una reunión de los miembros de Pink Floyd legendarios, desde la marcha de Roger Waters esto no se había producido. La excusa fue el Live 8, una serie de conciertos que se celebraron simultáneamente en julio de 2005 en distintos puntos del mundo para combatir la pobreza, mediante la organización Make Poverty History. Pink Floyd tocaron en el Hyde Park de Londres. Son 24 minutos gloriosos.
Y por si fuera poco, no sólo fue una reunión espléndida por el hecho en si, sino por los temas que tocaron. La cosa empezó con Speak to me y Breathe del The dark side of the moon para seguir con Money del mismo disco (quizás la versión de vivo más acojonante que he oído del tema, y mira que hay para elegir). Después interpretan Wish you were here del álbum del mismo nombre. Y cerraron con Confortably numb de The Wall.


 
 
Os dejo con este memorable concierto.
 

domingo, 26 de abril de 2015

Nirvana y su versión de And I love her.



Ayer vi el documental sobre Kurt Cobain, del que ya he dado cuenta en mi blog de cine, pero para mi el mejor momento musical del mismo, es cuando suena la inédita hasta ahora versión de Kurt, en voz y guitarra de el mítico tema de The Beatles del A Hard Days Night de 1964, aquel baladón que era And I love her, pero desde la perspectiva del líder de Nirvana que realmente la hace suya, por eso me gustó, un placer de escasos dos minutos, de un genio que como persona aportó más bien poco, pero que tenía un don indudable, el de la composición y la interpretación.
Os dejo con la versión.



sábado, 25 de abril de 2015

The Waterboys - A life of sundays (Live in Conciertos de Radio 3) (2003)



The Waterboys editaron en 1990 Room to Roam, la continuación de Fisherman's blues, donde había ido a las raíces del folk y lo bordaron. La formación de la banda de Mike Scott que registró Room to Roam, publicado en octubre de 1990, incluía a todos los músicos que realizaron la gira de 1989, con lo que por primera vez el grupo había encontrado una estabilidad en cuanto a componentes… que resultó efímera y engañosa. El LP, que reforzó el virtuosismo de la parte instrumental (en gran parte gracias a las habilidades de Sharon Shannon al acordeón y Colin Blakey a las flautas) y la calidad de una producción más escorada a los cánones pop rock, curiosamente vendió más que su predecesor, siendo un buen disco que sin embargo bajo mi punto de vista no supera al anterior.




El álbum, de muy agradable escucha, demostraba que los Waterboys folkies (la Raggle Taggle band, la banda harapienta, como ellos mismos se denominaban en aquel momento) eran un colectivo musicalmente consolidado y que había encontrado la tecla perfecta de la fusión del folk celta y el rock.
Destaco de este disco un tema (pueden ser varios), en concreto el A life of sundays, en una interpretación en los conciertos de Radio 3 en noviembre de 2003.
 
A disfrutar.
 
 

viernes, 24 de abril de 2015

Tequila - Necesito un trago (1978)


 
El primer disco de Tequila, Matrícula de honor de 1978, no es el que más me gusta de la banda madrileña, pero tiene varios temas que definen claramente su estilo stoniano de sus comienzos, canciones directas, de alcoholismo juvenil y disfrute, de fiesta y pasión.
Necesito un trago es uno de esos temas, bastante menos recordado ya que el single de ruptura fue el manido Rock and roll en la plaza del pueblo. Pero a mi este tema me gusta más, ya que tiene todo, actitud, descaro, desenfreno, guitarras incendiarias... buen rollo en definitiva.
Además eso me pasa hoy a mi, que necesito un trago... u dos.



 
Os dejo con el tema interpretado en TVE.

 

Pinchada primaveral festiva de Dj Savoy Truffle en el Pez Eléctrico.


 
La primavera la sangre altera amigos y amigas, y esta noche Dj Savoy Truffle lo celebrará en el Pez Eléctrico con una sesión llena de temazos uno tras otro. Tocaré todos mis estilos, desde el rock al pop, de el powerpop al garaje, del soul al rockabilly, de la electrónica a las rancheras, de la cumbia a la copla o del mambo al tex-mex.
La cita es en El Pez Eléctrico, Calle pez 40, Metro Noviciado a partir de las 23:00h.


 
Como aperitivo dos temas.
 
Primero el Summertime (When I'm with you) de los Mavericks.
 
 





Por otro lado Morrissey tendrá cabida con su Suedehead de 1988.

 

jueves, 23 de abril de 2015

Stevie Ray Vaughan - Live at Montreux (1985)


 
Stevie Ray Vaughan fue un cantante y guitarrista espectacular, que fusionó el blues y el rock en la década de los 80 con un estilo muy auténtico. Sus influencias eran claras, Albert King, Jimi Hendrix, Freddie King o Buddy Guy. Su triste desaparición antes de tiempo en un accidente de helicóptero en 1990 nos dejó huérfanos de su calidad, pero su legado de discos, directos y presencia son inolvidables.
Como ese mítico concierto en el Festival de Montreux en 1985, que hoy os traigo, pura magia encima del escenario. Este tipo era texano, aunque sus vestimentas parecían elegidas por su peor enemigo.


 
El tracklist es este:

1.Scuttle Buttin'
2.Say what!
3.Ain't gone N' give up on love
4.Pride and joy
5.Mary had a Little lamb
6.Cold shot (With Johnny Copeland)
7.Tin Pan Alley (With Johnny Copeland)
8.Look at Little sister (With Johnny Copeland)
9.Voodoo Child (Slight Return)
10.Texas Flood
11.Life without you
12.Gone home
13.Couldn't stand the weather
 
Os dejo con el concierto.
 
 

Pinchada de Dj Savoy Truffle en tributo a Elvis Presley en la Sala Caravan.


 
Este domingo 26 de Abril Dj Savoy Truffle tendrá el honor de participar en el homenaje a Elvis Presley en una fiesta sin precedentes en la Sala Caravan de Madrid. JC Sánchez será el maestro de ceremonias y primero hará un show sólo de la época de la Sun Records, y luego se irán incorporando amigos como David Dan Mayer, Jesús Mayo, Rey Luy, Milton Castillo, Robert Capra, etc., que irán interpretando juntos temas de El Rey. También estarán Albifornia, Los D-56 y más grupos.
Además habrá Pin Ups y un pase de fotos con ellas, con cóctel de bienvenida incluido. El evento estará presentado por Danira Pin Up.
La cita es en la Sala Caravan, General Martínez Campos 17, Metro Iglesia. La entrada es libre hasta completar aforo. Apertura de puertas 15:00h.




Os dejo con un tema de Elvis que seguro que suena en algún momento... este Surrender de 1961.
 
 

miércoles, 22 de abril de 2015

The Waterboys - This is the sea (1985)



Justo un año después de A Pagan Place reseñado el otro día aquí , sale a la venta This is the sea, y si bien el anterior era un golpe en la mesa para decir aquí estamos y esto es lo que somos, en este discazo de 1985 no sólo está la confirmación de lo ya apuntado, sino que estamos ante una joya atemporal. Steve Wickman hizo su debut discográfico con los Waterboys tocando el violín en The Pan Within, y posteriormente se unió a la banda, apareciendo en el vídeo de The whole of the moon. This is the sea también fue el último álbum en el que participó Karl Wallinger, quien dejó el grupo para formar su propia banda, World Party, al parecer porque consideraba que sus talentos para la composición estaban siendo desechados por el prolífico Mike Scott.
Mr. Scott, el compositor principal del álbum y líder de The Waterboys, describió This is the sea como "el disco en el que logré todas mis ambiciones musicales juveniles, la expresión final, completamente realizada del sonido de los primeros Waterboys", y este puede ser un gran resumen de lo que es este disco a modo general. Toda la idea global que tenía Mike de esos primeros años del grupo, explosionan en este disco a un gran nivel.
Es importante narrar la alineación completa, ya que contó con Terry Mann al bajo, Roddy Lorimer a la trompeta y Delahaye al órgano y fue su siguiente escalón en esa búsqueda "de la música capaz de cambiarte espiritualmente y de conectarte con la naturaleza" antes de girar hacia el folk con el notable Fisherman's blues en 1988. 




Una trompeta lejana, brumosa pero palpitante, punteada por los teclados, tiende la mano e inicia el viaje. Don't Bang the Drum nos prepara el camino con la ayuda de una acusada batería y una guitarra escondida, camuflada en la voz enfebrecida de Scott. Es una canción pasadizo, "qué vamos a hacer aquí, qué vamos a soñar". Un inicio espectacular de disco, inolvidable, con ritmo muy destacable, sin duda uno de esos temas que define a una banda. The Whole of the Moon surgió de un reto con su novia sobre la facilidad de crear un éxito musical. El estribillo fue rápido, lo escribió en un sobre del hotel de Nueva York donde se encontraba, pero tardó en acabarla cuatro meses. Influenciada por las lecturas de C. S. Lewis (Las crónicas de Narnia) y George MacDonald, el tema nos empapa con el deseo por lograr lo sublime en base a un piano, teclados y vientos y un coro lamento ante la imposibilidad de alcanzarlo, un tema quizás algo repetitivo pero de los que calan. Spirit sin llegar a los dos minutos, es una canción donde voz y piano sirven para reflejar su anhelo espiritual. The Pan Within está directamente marcada por el esplendoroso violín de Wickham, en un coqueteo con el folk, convirtiendo esta ensoñación mitológica en una de las mejores canciones del álbum, dónde también destaca para mi ese piano del inicio, que luego va arropando el tema que se despliega como majestuoso. Medicine bow es una canción mucho más rockera, comienza con una potente batería que acelera la voz de Scott, dónde el viento y la tormenta de su letra precipitan su música.
Old England es un elegante tema, contenida, sin desparramarse, sin acabar de explotar del todo y es claramente una añoranza del pasado dónde destaca el sólo de saxo. Be my enemy es el tema más desmadrado sin duda, quizás la que menos pega con el resto, pero es un divertimento absoluto, como si estuviésemos en una taberna irlandesa a tope de pintas. Trumpets es una bella y evocadora canción de amor, deliciosa, dónde de nuevo el saxo destaca mezclado con el piano destacable. This is the sea cierra el disco con su imprescindible violín que nos conduce a las aguas tranquilas del ansiado mar, exploran el nebuloso límite entre lo épico y lo intimista, entre el hombre y el espíritu que tanto ama Scott.



 
This is the sea es un álbum de imágenes, donde la música y los textos se alinean perfectamente, para provocar en el oyente una serie de sensaciones de alto contenido onírico. Lugares fabulosos donde se pueda contemplar a nuestros mayores y rememorar sus enseñanzas, sus vidas pasadas, etc... Con el paso de los años sigue muy vigente, de hecho este año es el 30 aniversario y no pasan los años por tan maravilloso álbum.
 
Os dejo con el tema que da título al disco, This is the sea.
 
 

martes, 21 de abril de 2015

Tequila, una gran banda de rock and roll.


 
Tequila fue una banda madrileña fundada hacia 1975 y que estaba formada por los músicos argentinos Ariel Rot (guitarra) y Alejo Stivel (voz) más los españoles Julián Infante (guitarra), Felipe Lipe (bajo) y Manolo Iglesias (batería). Su base y sus influencias eran claras, Chuck Berry y los Rolling Stones, de hecho para mi es un grupo que en muchos momentos suenan muy stonianos. En ese sentido tenían cierto emparejamiento con Burning, por el estilo, aunque estos calaron de primeras más en el personal de la época, unos difíciles años de transición en España, justo después de caer el régimen. Quizás sus canciones directas y al grano tengan la culpa. Las letras eran de gente adolescente aburrida con el tedio de la gran ciudad, tenían ganas de fiesta, de saltar y de disfrutar la juventud, claro que si, se abría paso la democracia y todo cuadraba.


 
Hoy me acuerdo de Viva Tequila! (1980) que es un álbum donde el rock cede su protagonismo al pop ya que el grupo se ha convertido en un fenómeno de masas, las fans se vuelven locas y Tequila se deja querer. Temas nostálgicos, sentimentales, para escuchar una tarde de domingo o bailar la noche del sábado. En la portada, se ha roto la imagen rockera, aunque todavía quedan temas a los que no pueden renunciar, llevan dentro el rock and roll.
Uno de ellos es Dime que me quieres, tema demoledor.
 
Os dejo con el tema tocado en Aplauso en 1980.
 
 

The Mavericks - All night long (2015)



Ya tenemos vídeo oficial del primer single del nuevo disco de los Mavericks, ese Mono que no para de dar vueltas en mi reproductor. All night long abre el disco y es un auténtico cañonazo, con la voz de Raúl Malo exquisita, los vientos a tope, los teclados arropando y la banda en estado de gracia. En el vídeo se recogen momentos de una actuación en vivo. Decir que nada más sacar el disco hicieron unas serie de bolos cortos por Europa, sin llegar a tocar desgraciadamente en España. Ya si vienen a nuestro país sería para 2016, porque este año lo tienen completo por Estados Unidos.
 



Os dejo con el vídeo de All night long.

 

lunes, 20 de abril de 2015

The Waterboys - A Pagan Place (1984)

 
 
Mi acercamiento profundo a este grupo surgió no hace más de 4 o 5 años, a pesar de haber sido una banda a la que siempre tuve en mente y con ganas de descubrir desde hace muchos años, pero por una razón u otra (seguramente la falta de dinero para comprar sus discos sería la primera en la época de estudiante) no encontraba el momento oportuno. De hecho es de esos casos raros, en los que recuerdas hasta las portadas de sus discos, temas suyos perfectamente, pero me faltaba la inmersión absoluta en una música que siempre me había atraído.
Mike Scott, el líder, formó The Waterboys en 1983 basándose en la canción de Lou Reed "The Kids" del disco Berlín de 1973. Y el grupo deja claro desde el principio que su estilo es el rock con espíritu punk, pero con un claro aroma poético arropado por aires celtas e incluso jazzísticos.
Pero es en junio de 1984 cuando se lanza A Pagan Place, digamos de alguna manera que el primer golpe de autoridad, el primer puñetazo en la mesa de Mike Scott y los suyos. Aquí se incorporan al proyecto Karl Wallinger como parte de la banda al órgano hammond y hay una aportación soberbia que es la de Roddy Lorimer con su trompeta en muchos de los temas. Tim Blanthorn al violin, Kevin Wilkinson a la batería, más el saxo y mandolina de Anthony Thistlethwaite y como no, el propio Mike Scott a todo tipo de guitarras acústicas y eléctricas, además de piano y voz, dan un empaque tremendo a todos los temas. Además y por si fuera poco a lo largo del disco se puede disfrutar de los coros realizados por Eddi Reader de los fabulosos de Fairground Attraction.
 

 
 
El titulo del álbum está cogido, como no, de una novela del novelista irlandés Edna O'Brien. Mike Scott es un enorme incondicional de la literatura y él siendo escocés no tiene reparo en leer novelas de irlandeses. Es por ello, un disco que está muy impregnado de literatura, también de misticismo celta, del tema religioso, influencias rock del propio Lou Reed o Patti Smith (icono tremendo venerado por Mr. Scott) pero también de ese punto de fusión perfecto entre rock y folk, y es ahí donde me parece que esta banda es importantísima y ha sido injustamente valorada o menospreciada, cuando este grupo enarbola la bandera de ser uno de las bandas más atractivas y peculiares del rock británico de los últimos 30 años, lo que viene a ser un grupo de culto.
Es precisamente con este disco, con uno de los que empecé a comprender la grandeza que emanaba de sus temas (cuanta razón tiene Johnny J.J. en ello), pero supongo que a cada uno nos llega en un instante determinado de nuestras vidas, ese click que hace que comprendas todo y que se cierre la cuadratura del círculo.
Quizás y por poner una única pega, la producción no está del todo cuidada, pero es algo que incluso le da más valor al trabajo.
 



 
Church not made with hands comienza el álbum, con el inicio de la guitarra acústica y el piano hasta que entran los vientos cual fanfarria adecuada, y es ahí cuando la voz de Scott te atrapa en una canción que habla de la religión y el cristianismo desde la óptica de Scott. All the things she gave me es una obra maestra en si misma, donde aquí la trompeta corre a cargo de Barbara Snow que está soberbia, además del tremendo sólo de saxo, pero ya desde el inicio con guitarra eléctrica y ese estribillo coreable pone la carne de gallina, estamos sin ningún lugar a la duda ante un himno de los Waterboys. The Thrill is gone es un tema tranquilo, con dominio de piano y guitarra acústica. Rags fue single y en su día tuvo mucho éxito, tema rotundo desde el inicio, con gran ritmo y donde guitarras y vientos corren veloces para presentarnos la melodía (algo de Bruce Springsteen hay por aquí), un torrente sonoro y furioso de alta calidad. Some of my best friends are trains es una canción curiosamente muy ochentera, con guitarras casi funkys, pero desde el punto de vista de Mike Scott, es decir, la paleta se abre y todo cabe en su mundo.
Somebody might wave back es otra demostración de folk-rock a su estilo, tema acelerado desde el inicio, con un piano saltarín y una batería que es absolutamente atronadora, gran tema de pop rock inmediato y elaborado. The Big Music es otra joya de la corona, hablamos de una canción bestial, de esos temas que se te quedan para siempre en la cabeza y que te hacen identificar a una banda donde la trompeta de Roddy Lorimer es abrumadora, la voz de Mr. Scott es brutal, los míticos coros de Eddi Reader, y como no ese saxo de Anthony Thistlethwaite que te embelesa y cautiva, una de esas canciones que cuantas más veces la escuchas más te enamoras de ella. Red Army blues es la canción más larga del disco, un blues que cuenta la historia de un soldado soviético deportado a un gulag en Siberia tras el fin de la II Guerra Mundial con arreglos inspirados en una melodía tradicional rusa y una conmovedora interpretación melodramática de Mike, conducidos por un saxo descomunal.
A Pagan Place, el tema que daba título al disco, lo cerraba, un muro de sonido electro acústico para arropar reflexiones espirituales y religiosas sobre paganismo y cristianismo.   




En definitiva un disco que puso a la banda de Mike Scott muy arriba en el panorama musical de la época, y que se sostiene por si mismo con grandes composiciones con el paso de los años. Una mezcla maravillosa de todos los estilos, ideas y referencias que hacen de este grupo uno de los grandes.

Os dejo con la interpretación en vivo de All the things she gave me, en 1993.
 

domingo, 19 de abril de 2015

Deep Purple - Space truckin' (Live in New York) (1973)


Después de su éxito mundial con Made in Japan, aquel mítico directo de 1972, Deep Purple seguían girando por medio mundo, además de ser muy prolíficos en la edición de discos, pero su fama de grandes directos corría como la pólvora. En 1973, hicieron un enorme show en New York, en mayo de ese mismo año, y la formación en ese momento era Ian Gillan a la voz, Roger Glover al bajo, Ritchie Blackmore a la guitarra, Ian Paice a la batería y Jon Lord al teclado. En este 1973 habían editado Who do we think we are, un buen disco, pero seguían despachando temas de Machine Head de 1972, cuya gira culminó con aquel gran disco grabado en Japón.
Yo os pongo el Space Truckin' un tema demoledor, con ese órgano de Jon Lord que sigue retumbando, y los gritos de Gillan.



Os dejo con el vídeo de esa actuación, tocando Space Truckin'.

 

sábado, 18 de abril de 2015

Pinchada incendiaria y demoledora de Dj Savoy Truffle en Macondo Rock and Roll Bar.


 
Esta noche de sábado 18 de abril, haré una sesión absolutamente revolucionaria, incendiaria y a la vez demoledora con temazo tras temazo (como suele ser habitual) en Macondo Rock and Roll Bar.
Despacharé novedades fresquitas y como no mis estilos habituales, es decir, rock, pop, powerpop, surf, soul, garaje, rockabilly, electrónica, etc...
La cita a partir de las 23:30h en la Plaza de la Morería, 1, Metro La Latina.



Como apertitivo ahí van un par de trallazos, primero del último disco de los Sonics que me tiene volada la cabeza, en concreto este Bad Betty, adrenalina pura.
 
 




 
Por otro lado Radio Birdman, los míticos australianos con su New Race de 1978.

 

viernes, 17 de abril de 2015

The Mavericks - Mono (2015)


En el año 2013 The Mavericks reaparecieron para editar "In time" un disco maravilloso, que llegó a mis manos y oídos ya al año siguiente por circunstancias aún no aclaradas, y por las cuales me fustigo todavía. Pero ya en 2014, la banda comandada por Raúl Malo anunciaba nuevo disco para 2015, y así ha sido. Está claro que han vuelto con fuerza y desde luego con grandes temas y discos. En este trayecto desde el anterior álbum a este, Robert Reynolds se ha caído de la formación, expulsado al parecer por sus malos vicios, quedándose reducida a 4 de los originales con Raúl Malo a la voz y guitarra, Paul Deakin a la batería y coros, Eddie Pérez a la guitarra y coros y Jerry Dale McFadden a los teclados.
¿Y que tenemos en este nuevo trabajo titulado Mono? Pues Rancheras, Tex-Mex, Música fronteriza, Country, Ritmos caribeños... casi todo cabe en este disco... hasta cha cha rock (que diría mi amigo Evánder), mambo, cumbia y conga. Pero ante todo, el grupo sigue teniendo en su esencia algo que no abandonan, y ojalá no lo hagan nunca y es el buen rollo que transmiten en sus temas, es una música, en toda la paleta musical que abarca, siempre llamativa por unos teclados muy destacables y sobresalientes, unos vientos magníficos (la sección de metales en este álbum es una cosa de locos) y como no, esa voz de Raúl Malo que no sólo sigue cantando como los ángeles, sino que desprende humanidad y simpatía (debe ser un gran tipo y todo), y queda de lujo tanto en los temas rápidos como en los lentos y las baladas.
Casi todas las composiciones son de Raúl Malo, excepto alguna a pachas con Alan Miller y una con el teclista, además de la última (bonus track) que es una versión de Doug Sham, el texano ya fallecido. La producción corre a cargo del propio Malo y de Niko Bolas. El disco salió a la luz el 17 de febrero, y su gira hasta octubre se centra en Estados Unidos, ojalá les tengamos por aquí, porque estoy loco por verlos.




Comienza el álbum con All night long, una gozada de ranchera, donde desde el principio los vientos mandan, para que entre la sección rítmica, los teclados, las guitarras y la voz, esa voz que llega a unos tonos maravillosos. Me recuerda en una buena parte a Come unto me del anterior disco que en aquel caso separaron en la versión en inglés y en castellano, y sin embargo aquí lo que hacen es que una parte del estribillo la cantan en castellano hacia el final, no hay segunda versión. Summertime (When I'm with you) es un medio tiempo maravilloso, donde la banda rezuma buen estado musical, con un ritmo fantástico, donde la mezcla de vientos, sección rítmica, y esos teclados humeantes es realmente deliciosa, aparte de la voz de Mr. Malo que sigue siendo gloriosa. Pardon me es un baladón, de aires countries a los que nunca renuncian, deliciosamente cantada por Raúl. What am I Supposed to do es un medio tiempo más en tono rock, pero perfectamente interpretado y ejecutado, una pieza con un estribillo muy pegadizo y adictivo. Stories we could tell demuestra esa paleta de la que este grupo tan bien abusa, una canción abrumadora desde el inicio, con el teclado mandando y muy presente, en este Tex-Mex ranchero, que incita a cantar como si fuera un concierto de ooby-dooby, qué delicia con esos sólos de los metales en la parte final y el juego con el teclado.
What you do to me es sin ningún lugar a la duda el tema más marchoso del disco, con un ritmo endiablado, un estribillo tremendo, esos ritmos caribeños que son inevitables y ese buen rollo que desprende, el que no se mueva escuchando esto no tiene sangre, siendo la parte final un aquelarre sonoro fantástico. Let it rain (on me) es un tema de ukelele realmente, muy acústico, casi paradisíaco, y que Raúl canta como si estuviera en una isla caribeña. The only question is es un mambo delicioso, con partes de conga y cumbia, en tono de medio tiempo, pero con un aire clásico en rollo crooner que me mata de placer donde ese sólo de saxo es realmente brutal. Out the door sigue con los ritmos caribeños, otro medio tiempo descomunal, donde vientos y teclado siguen en ese juego maravilloso para deleite de los oídos. (Waiting for) The world to end es un escándalo terrible, qué manera de alcanzar desde el inicio un ritmo tan descomunal, y donde piano, vientos, guitarras, y la voz corren por paraísos musicales a sus anchas, mezclando Music hall, las Big Bands y todo aquello que suena a gloria bendita, siempre con Malo midiendo los tiempos de manera astronómica con su voz, es como una jam session dentro del disco. Fascinate me es la canción más lenta del disco, una locura para momentos apasionados de lento desarrollo, en el que dejarse llevar por la voz. Nitty Gritty remata el álbum, que viene como bonus track, un tema country por los cuatro costados que los Mavericks bordan de principio a fin.


En definitiva un disco fantástico, que se disfruta del tirón para aquellos que les gustan los discos variados, con buenas mezclas de estilos y grandes canciones, y momentos para todos los gustos, para bailar, escuchar y disfrutar, etc., un imprescindible de este 2015 sin duda.
Este texto fue escrito por mi para Exile SH Magazine y ahora reposa en mi espacio.
Os dejo con el tema Summertime (When I'm with you) interpretado en el Late show de Seth Meyers.

Concierto Wilko Johnson, Madrid, Sala But, 16-4-2015


 
La de anoche fue sin duda una noche especial e inolvidable por muchos motivos, tales como la quedada previa con amigos y las convenientes cervezas y tapeo, y como no, sobre todo porque íbamos a ver al gran Wilko Johnson, el ex Dr.Feelgood, cuya carrera en solitario es menos conocida y que el año pasado renació con ese enorme disco que hizo con Roger Daltrey, elegido número 2 de los mejores de 2014 en este espacio. Pero además pudimos comprobar después de todos los avatares con su cáncer de páncreas, que Wilko sigue vivo y ¡¡¡vaya que si sigue!!! dando guitarrazos, moviéndose con sus míticos pasos, aunque no esté la cosa para más de una hora y algo, pero siempre se lo agradeceremos. 




Venía en formación de trío, y ¿para qué más?, con un batería y un bajista excelsos que no dieron puntada sin hilo en todo el recital. Y así fue desgranando temas tanto de su banda madre, como de su carrera en solitario salpicado con alguna versión a su estilo. El sonido fue excelente para una sala que tampoco es nada del otro mundo, otra discoteca pasada a sala de conciertos, pero que permite un sonido decente que es de agradecer.
Enfundado con su guitarra fender telecaster roja y negra, despachó la tirada de temas sin descanso uno detrás de otro.



 
Así pudimos oír de Dr.Feelgood temas como All through the city, The More I give, Going back home, Roxette, Sneakin' Suspiction, Paradise, Back in the night o She does it right. De su carrera en solitario cayeron If you want me, you've got me, Dr.Dupree, Keep on loving you, When I'm gone o Everybody's carrying a gun.
Como único bis disfrutamos de su alargada y particular versión de Johnny B.Goode de Chuck Berry que suele utilizar para cerrar sus conciertos.



 
Os dejo con dos temas interpretados con la banda de anoche en 2013 en Londres, Going back home y Roxette.

 

jueves, 16 de abril de 2015

Ten Years After - Ten Years After (1967)

Ten Years After se formó en 1965 en la ciudad de Nottingham, Inglaterra. El cuarteto lo formaban Alvin Lee (guitarra y voz), Chick Churchill (teclado), Leo Lyons (bajo) y Ric Lee (batería), y después de varios nombres iniciales, la formación como Ten Years After se mantuvo igual hasta la disolución del grupo. Entre sus integrantes destacaba el genial Alvin Lee, tristemente desaparecido hace 2 años en Marbella (España), un guitarrista impresionante con una técnica muy depurada, y una forma de concebir e interpretar blues muy personal, con unos toques jazzeros, que han creado escuela.
Desde mi punto de vista es un grupo infravalorado, y hablamos de una banda que actuó en Woodstock por ejemplo, pero quizás su aportación quedó diluida por el paso de los años, y sobre todo por grandes grupos que se los comieron en los 70, es decir, Kinks, Stones, Who, etc., pero nunca se debe olvidar sus grandes discos grabados y sus directos demoledores, donde la velocidad de la guitarra de Lee alcanzaba momentos supersónicos.
Este primer álbum homónimo lo grabaron en 1967 para Decca y se editó en uno de sus sellos subsidiarios Deram, y no se editó ningún single del mismo, lo que le impidió una acogida dentro de la escena blues británica, que estaba en pleno apogeo, además de que Cream estaban en todo lo alto y copaban esa parcela de manera egemónica. Curiosamente Ten Yaers After cosecharon más éxito en USA que en UK.
En este primer trabajo se alternan excepcionales versiones de blues con composiciones del propio Alvin Lee con alguna ayuda esporádica de Churchill, el teclista. Fue producido por Don Dudgeon y Mike Vernon.


Comienza a todo trapo el álbum con I want to know, versión de McLeod, donde asistimos atónitos desde el inicio a un desenfreno de rock y blues a partes iguales donde la guitarra de Alvin Lee corre libre y sin correas. Sigue el camino con otra versión de I can't keep from crying, sometimes de Al Kooper y sus Blues Project, con un ritmo pausado al inicio para luego desarrollar la melodía entre solos de guitarra, teclado insinuante y sección rítmica casi jazzística. Adventures of a Young organ es el tema compuesto a pachas por Lee y el teclista, para claro lucimiento de este último, una jam session instrumental donde todos los miembros del grupo tienen su momento de gloria con su sólo. Spoonful es la versión del clásico de Willie Dixon y francamente me entusiasma (la de Cream también me parece soberbia), tanto en la voz como en la guitarra de Alvin que están de cum laude, alcanzando varios momentos de climax a lo largo del minutaje. Losing the dogs es un tema compuesto por Alvin y Dudgeon, uno de los dos productores, bastante más rhythm and blues que sus predecesores y más en onda americana, sin dejar de ser un tema maravilloso de inicio a fin con un ritmo fantástico. Feel it for me, Love until I die y Don't want you woman son tres composiciones de Alvin Lee que forman una particular triada dentro del álbum, tres temas donde se puede apreciar su gran labor de compositor, en los que va del blues más oscuro, al rhythm and blues para acabar casi en el bluegrass con ese toque country. Help me acababa el discarro en cuestión, la segunda versión de Mr. Dixon, y está justificada, ya que ellos bebían de la esencia del blues negro del delta del Mississippi de arriba a abajo, brutal cover con sus subidas, bajadas, solos bestiales y la banda en un estado de forma espectacular.
En la edición que un servidor tiene remasterizada del año 2001, se incluyen 2 singles de aquel año con sus caras B, más dos temas inéditos antes no editados, todos temas compuestos por Alvin Lee, excepto el último que era una versión.



En resumen, un disco imprescindible en un año muy productivo dentro de la música a nivel general, clave en el devenir de todo lo que vendría después. En el terreno bluesero, sin Cream y Tean Years After no se podría entender casi nada, pero en el caso del grupo que nos ocupa, ellos tienen su genuino espacio, por derecho propio.

Os dejo con el tema Spoonful, interpretado en vivo en la televisión francesa en 1968.


The Sonics y su vuelta por todo lo alto.


The Sonics es un grupo norteamericano de la zona oeste y particular dentro de la historia de la música. Con una discografía corta, a rachas y muy separada en años,  pero de una calidad extraordinaria, han editado este año "This is The Sonics" en el que vuelven por sus fueros, y es probablemente sin temor a exagerar uno de los mejores discos de garaje que se han hecho (coincidiendo con mi brother Johnny J.J.).
Garage en estado puro, guitarras desenfrenadas, saxos distorsionados y sección rítmica brutal nos dan como resultado un disco muy disfrutable y desde luego uno de los discos de este 2015. Sonido crudo, ruidoso y brutal con su etiqueta de siempre.




Como aperitivo para aquellos/as que no han oído nada del mismo, os pongo el primer tema del disco titulado "I don't need no doctor".