martes, 19 de mayo de 2015

Ha muerto Manuel Molina.

Smash
 
Esta mañana ha fallecido en Sevilla Manuel Molina, compositor, letrista, guitarrista, cantaor y uno de los grandes renovadores del flamenco junto a figuras como Camarón de la Isla o Paco de Lucía, a los 67 años a causa de un cáncer, que le diagnosticaron muy avanzado y del que no quiso tratarse. El ceutí, pero trianero de adopción, creó junto a su mujer Dolores Montoya (de la que muchos años después se divorció) el dúo Lole y Manuel, un grupo con el que quiso continuar todos sus esfuerzos para hacer que el flamenco llegara a todos los públicos, con un estilo de flamenco-fusión, precursores del nuevo flamenco. Pero Manolo era un músico inquieto, sus influencias de Beatles y Pink Floyd eran admitidas totalmente por él mismo, y ello le llevo a formar parte de grupos como Smash o incluso Triana (por poco tiempo).

 
Lole y Manuel
 
Molina fundó a principios de los años setenta el trío Los gitanillos del Tardón, junto a Antonio Cortés "Chiquetete" y Manuel Domínguez. Después pasó por el grupo Smash y fusionó el flamenco con el rock, convirtiéndose en unos de los pioneros del rock andaluz. Recordado en esa época fue el éxito del tema El Garrotín.
Como Lole y Manuel inician andadura en 1972, aunque su primer disco data de 1975, Nuevo Día. Justo ese mismo año formó parte de Triana, Manuel y Juan José Palacios “Tele” se unieron a Jesús de La Rosa en la parte inicial de la banda sevillana. Manuel no encaja y se centra en Lole y Manuel, no sin antes dejar una composición en el primer disco "Todo es de color", que curiosamente triunfó con el dueto, pero no con el trío.


Manuel Molina
 
 
Pero fue con Lole y Manuel como consiguió demostrar que "el flamenco es algo de todos" y alcanzó sus mayores éxitos. Ambos fueron los impulsores de que el flamenco cambiara su sonido, lo que se dió en llamar el nuevo flamenco y que daba otro aire con la reticencia de siempre de los puristas. Manuel siempre se sentía como un cantaor frustrado y era necesario que sus composiciones las cantara alguien, algo como le pasaba a Paco de Lucía, aunque en el caso del de Algeciras, sus temas instrumentales hablaban por si sólos en muchas ocasiones.
En 1999 prosiguió su carrera en solitario y comenzó a cantar en el disco La calle del beso. Además, fue productor de los trabajos de su hija Alba Molina, quien también participó en su debut en solitario.

Os dejo con el tema de Lole y Manuel Todo es de color, que originalmente compusiera para Triana, donde ese deje de hippiesmo estaba presente.
 
 

4 comentarios:

  1. Jo, vaya palo, lo suyo era fusión bien entendida y con calidad a raudales. Descabse en paz. Grande, si señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ned Henry: Claro, un grande en todos los sentidos amigo. Un grande totalmente.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Víctor Hugo: Un referente, sin duda.

      Saludos.

      Eliminar