miércoles, 4 de febrero de 2015

The Police - Zenyatta Mondatta (1980)




Año 1980, The Police después de dos primeros discos tremendos, han de dar respuesta rápida ante su éxito descomunal y una gira inminente que les reclama por medio mundo. Zenyatta Mondatta, el título del disco, como los de  los anteriores trabajos, son palabras inventadas por ellos, que realmente no significan nada. Por un lado es un álbum dónde la evolución del grupo es completamente lógica, y por si fuera poco tendrá uno de los hits más alucinantes de la llamada new wave, como Don't stand so close to me. Nos encontramos ante un material muy optimista, en su mayor parte, incluyendo por parte de Sting su primera carga de temas con aire político dónde llama a que todos observen el estado de deterioro del mundo, e incluso se incluyen varios cortes instrumentales, uno de ellos Behind my camel, ganador de un premio Grammy.
Este disco, con el paso del tiempo ha sido denostado injustamente, pero he de recalcar algo que ha de saberse y que Sting explicó posteriormente, ya que las llamadas por parte de la compañía discográfica a los estudios de grabación eran constantes y machaconas, pidiendo un disco urgente de la banda, los dólares de la fama llamaban a la puerta a una velocidad tan vertiginosa, que eso en cierta manera, tuvo su efecto en la rapidez con la que se hizo el disco para poder salir de gira. Con todo y con eso, para mi este álbum tiene varias virtudes, de las que poco se ha hablado y que poco se reconocen, y es que a parte de continuar con su estilo de mezclar el punk con el reggae, toques de jazz y dar como resultado un pop rock de una altura envidiable, el disco a día de hoy sigue sonando fresco, es muy alegre y aguanta el paso del tiempo con mucha dignidad.





Hablamos de un disco que fue número 1 en Gran Bretaña, y alcanzó el número 5 en Estados Unidos, lo que les abrió definitivamente las puertas del mercado americano, en el que ya se instalarían para siempre. Nigel Gray fue el productor junto con la propia banda. A estas alturas de la película, los 3 miembros de la banda que se comportan como tres hermanos entre bambalinas, son músicos de un nivel ya fuera de serie, con un Sting que toca el bajo como los ángeles y está en un momento sublime a la voz, Andy Summers amplía todavía más sus recursos a la guitarra y el gran Stewart Copeland demuestra a las baquetas ser un auténtico as de ese instrumento (para mi sin duda mi batería favorito).




Don't stand so close to me abre el disco, un Hit de cabo a rabo, composición de Sting sobre una relación amorosa de una alumna con su profesor (incluyendo referencias a la Lolita de Vladimir Nabokov), una canción inquietante, que regrabarían posteriormente en 1986 para el recopilatorio que cerraría esta primera y gloriosa etapa. El redoble de batería inicial de Driven to tears nos introduce en el primer tema de referencias políticas de Sting, con unos cambios de ritmo preciosos y ese marcado estribillo. A continuación tenemos el tema con el título más largo de la banda, When the world is running down, you make the best of what's still around en cuya letra Sting sigue con su ácida y crítica visión de un mundo apocalíptico, con la gran habilidad de meter en el estribillo una frase tan larga, gran mérito de composición. Canary in a colmine es un tema muy alegre y dicharachero, donde la guitarra de Summers está en plan protagonista junto a la voz de Sting. Voices inside my head es un tema más oscuro y psicodélico con una letra que habla en cierto modo de la locura y musicalmente con influencias de las músicas tribales y esos gritos molones. Bombs away es una canción compuesta por Copeland y sigue en la onda de crítica política de anteriores temas (recordar que es una época de muchos conflictos bélicos), con un estribillo marcado y buen desarrollo.
Inicia la segunda cara otro Hit, otro tema de buen rollo (que dirían mis amigas blogeras del buen rollo), uno de esos singles por los que una banda es recordada para siempre, De Do Do Do, De Da Da Da y cuya letra es sencilla a más no poder (De do do do, De da da da, es todo lo que quiero decirte. De do do do, De da da da, no tienen sentido, y todo es cierto). Behind my camel es un tema instrumental compuesto por Andy Summers, dónde con aires árabes su guitarra se hace dueña de un desierto imaginario, mientras bajo y batería acompañan a la perfección. Man in a suitcase es otro de esos temas optimistas del disco, donde Sting lleva el peso y queda claro que en esta época este tipo de temas les salían como churros. Shadows in the rain es otro tema que va en la onda oscura de Voices inside my head, con un ritmo aparentemente cansino y la voz de Sting sincopada a posta, mientras la guitarra de Summers dibuja líneas por detrás como si fuera una jamming. The other way of stopping es el otro corte instrumental del disco, composición de Copeland, que deja claro por donde iría su carrera musical cuando se disolviera el grupo, es decir, las bandas sonoras, un cierre muy bueno.




En resumen, un disco para nada menor en su carrera, y que, aunque fue grabado a velocidad de vértigo y tiene cosas mejorables, demuestra que la banda estaba en su mejor momento y tenía recursos de sobra para salir más que airosos, además de incluir singles memorables.
Os dejo con el vídeo nevado de De Do Do Do, De Da Da Da.

10 comentarios:

  1. De todos los singles del grupo , me quedo con Mesage In A Bottle, casualidad, justamente hace un rato la escuchaba , bueno, la version de Ten Masked Men .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Orlando: Lo mejor de Police es que tenía singles buenos a patadas, hoy digo que uno, mañana que otro, pero en este disco hay dos memorables.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Una pasada de disco. 'Don't stand so close to me' es un pedazo de tema, el single más vendido de 1980.

    Por cierto, coincido contigo en lo de Copeland.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evánder: Tremendo, pero claro siempre a la sombra de dos joyas como los dos primeros, que muchas veces le cubre y no deja ver sus virtudes.
      Ese single, primer tema del disco, es fabuloso.
      Copeland... ¡¡¡qué batería!!!

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Muy buen pase Evánder. Me has recordado una época en la que escuchaba mucho a police y a Eric Clapton, tus dos últimas publicaciones.
    Aparte de las dos canciones destacadas, a mí particularmente me gustaba Canary in a Coalmine con ese riff de guitarra pegadizo y alegre.
    Lástima que se le valore como un disco menor.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nostromo: Gracias, los textos son míos. Pues si, tanto Clapton como Police son dos de mis artistas básicos.
      Canary in a colmine, que también me encanta, me ha parecido una canción siempre de un buen rollo tremendo, muy adictiva.
      Pues se le considera un disco menor, pero yo lo reivindico como grande.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Sí, ya sé que los textos son tuyos, no entiendo. Si te refieres a lo del pase, me refería metafóricamente a una buena jugada, a una asistencia de gol, a un buen artículo vaya. Es lo malo que tiene esto de escribir, que no se connotan los matices ;)

      Eliminar
    3. Nostromo: Si, hombre, si lo del buen pase lo entiendo (juego a fútbol y baloncesto), pero se lo atribuyes a Evánder (buen amigo), pero vamos que será el típico lapsus.
      Bufff, escribir genera tantas interpretaciones...

      Saludos.

      Eliminar
    4. Glups (tierra trágame). Disculpa, no doy abasto, un lapsus, la primera vez y espero que no sea la última.
      Saludos SAVOY

      Eliminar
    5. Nostromo: No pasa nada amigo, a mi a veces también se escapan cosas.

      Saludos.

      Eliminar