viernes, 31 de enero de 2014

The Sadies - Internal Sounds (2013)



En el pasado 2013, éste disco me llegó ya con la lista hecha de los mejores álbumes, y no ha sido hasta principios de 2014, cuando he podido hincarle bien el diente, y como no, después de su conciertaco del miércoles saber y poder apreciar todavía más la joya que tengo entre manos. Internal sounds es diferente a Dark Circles (no tiene su psicodelia) y también a New seasons, quizás el disco más luminoso de los de Toronto, pero sin embargo te atrapa por que los temas están muy currados, tremendamente cuidados, aunque repitiendo patrones suyos clásicos, pero que a mi juicio deben seguir manteniendo ya que son su base, me refieron al contry-folk-rock de origen americano. Pero cuidado, no nos olvidemos de que esta banda abarca mucho más allá, están sus toques surferos, garageros, rockabillys, de bluegrass... realmente la amalgama de estilos que pueden llegar a abarcar y con maestría son incontables.
Los hermanos Travis y Dallas Good son unos musicazos, y unos enormes guitarristas, pero encima llevan la compañía de una base rítmica fuera de serie con Sean Dean al contrabajo y Mike Belitsky a la batería. Sus influencias de Neil Young, y de aquellos Buffalo Springfield, quizás sean las más interiorizadas y que salen a la luz con menor problema, además es lógico, son paisanos y le rinden pleitesía.


El disco comienza con alegría, y The first 5 minutes da fe de ello, con esos aires garageros sesenteros, pero también con ese toque de música fronteriza, y spaguetti western (seguro que Tarantino no sabe de su existencia todavía, sino ya los habría metido en algúna banda sonora), So much blood ahonda en el bluegrass, con influencia de The Band, una preciosa canción a medio tiempo cantada de forma sublime. The very begining me recuerda con su inicio de country-rock a los Lynyrd Skynyrd, para luego virar y volverse un tema rockero de altos vuelos no exento de psicodelia. Starting all over again con esas guitarras circulares del principio nos describe a una composición luminosa y atemperada y con grandes detalles, de esos medios tiempos que ellos bordan como nadie. The very ending es una balada instrumental de aires surferos, realmente bien colocada como transición, al igual que en la segunda cara The lesser Key, temas ambos de corte parecido. Another tomorrrow again con ese toque a Byrds en las guitarras, es un tema realmente trepidante y con unas voces preciosas. Another yesterday again sigue la onda de The Very begining, más country-rock, a medio tiempo y destacando los juegos de voces. Leave this world behind es el tema de más influencia americana de todos, de esa base que antes comentaba, un precioso tema de onda country-folk que por momentos recuerda a los Byrds también. Story 19 es un tema apabullante, oscuro, nublado, de esos que los Sadies bordan, con esa melancolía presente a lo largo y ancho del temazo. We are circling cierra el disco con la aportación a la voz de la cantautora  Buffy Sainte-Marie, un tema de toques celtas, lúgubre y que podría catalogarse como la rareza del disco.



En fin, un disco tremendo, nada al uso, quizás de una de las bandas más ocultas, digamos tapadas, que aquí en nuestro país tiene un público fiel (lo demuestran sus muchas fechas en la gira), que te hacen navegar mientras los oyes por pubs de corte irlandés, playas de surferos, películas del oeste, e incluso diría más en momentos dar un paseo por Nashville, cuna del country.
Os dejo con The First Five minutes, el tema que abre el álbum.


Concierto Reno, Madrid, Sala Costello Club, 30-1-2014

 
 
 
Anoche en la madrileña sala Costello Club, el grupo valenciano Reno, nuevo proyecto de Manolo Tarancón, presentaron su primer disco, que contiene una amalgama de influencias que van desde La Habitación Roja a los Planetas, y desde Lori Meyers a Los Rodríguez. La banda, en formación de quinteto, suena realmente bien, tiene dos cantantes, los dos guitarristas eléctricos, y su enfoque musical debería tener repercusión.




 
 
 
Sonaron los 10 temas de su disco homónimo, en el siguiente orden: Despedidas, A tu manera, Selección natural, Velocidad, Raro, Política interior, Relatividad Temporal, Ferrari, Espiral y Cien años, y en penúltimo lugar una interesante versión de Copa Rota de Los Rodríguez. Me gustaron especialmente los momentos más oscuros y psicodélicos como el final del último tema, con el desparrame guitarrero y la sección rítmica a tope.




 
 
 
Os dejo con el tema Espiral, de su primer disco.
 
 

jueves, 30 de enero de 2014

Concierto The Sadies, Madrid, Sala Shoko, 29-1-2014



Por fin anoche me pude quitar la espinita con este enorme grupo canadiense, al que proceso un cariño tremendo, pero que en la anterior gira no pude ver por coincidirme con otro concierto, pero que en esta ocasión, no podía dejar escapar. Ando bastante pillado con su último trabajo, Internal Sounds, de esos que no me dió tiempo a meter en la lista de lo mejor de 2013, ya que empezé a oírlo muy en las postrimerías del año, pero que sin duda merecía un hueco.
Pero lo de la banda de Toronto es de traca, ya que en directo superan y de manera espectacular lo que ya de por si, en disco, indica mucha grandeza. Ante todo porque anoche vi a un grupo que es capaz de tocarte no menos de 10 palos musicales y sin despeinarse, a saber: rock, country, folk, surf, rockabilly, bluegrass, punk, garaje, pop, e incluso spaguetti western señoras y señores. Todo ello con una amalgama de influencias variopintas, pero asimiladas de manera gigante por los cuatro miembros de la banda, los hermanos Dallas y Travis Good a las guitarras (una Fender Telecaster y otra Gretsch) que se compaginan de miedo, además de que Travis también toca el violín, Mike Belitsky a la batería y Sean Dean al contrabajo.




En algunos momentos del directo me parecía ver a Neil Young con su lado más country-folk de la época de Buffalo Springfield, en otros me parecía estar escuchando al mismísimo Dick Dale, y en otros a una de las más grandes bandas de garaje de la historia. Lo alucinante de este grupo es que saltan de un estilo a otro con un dominio fuera de lo normal, y sin perder ritmo, de hecho hubo tramos del concierto que enlazaban 7 u 8 temas sin descanso. Además en el terreno de las versiones que hacen con tremendo acierto, dejan claro que maman de lo mejorcito.



El repertorio estuvo compuesto por temas de su nuevo álbum, evidentemente, Internal sounds, del que sonaron The first 5 minutes, So much blood, The very begining, Starting all over again, The very ending, Leave this world behind, Another yesterday again y Story 19, ésta última ya en los bises. Del Dark Circles, anterior trabajo, sonaron Another year again, Cut corners, o Tell her what I said. Del New Seasons se pudo oir What's left behind. De las clásicas más antíguas sonaron Tiger Tiger en total penumbra (por un fallo de iluminación), de aquel álbum de 2002 Stories often old, de la que también sonó el tema que da título al disco (con las voces graves a lo Johnny Cash). También ese Ridge Runner Reel en la que la guitarra de Travis, va acelerando de manera magistral, hasta ir a mil por hora. Pretty Polly y Sunset to dawn aportaron el lado más celta, con ese violín tocado de manera bestial por Travis Good, aquellas composiciones que hicieron para una serie de televisión (The neighbors dog).
De las versiones capté varias, de Elvis ese Loved on look, a la que el público respondimos con un Sup, sup, sup, cantando junto a ellos, también la adaptación del tema del dúo de los 60 The Louvin Brothers, There's a higher power. En una serie de enlazadas siguieron Casting my spell on you y la gran versionaca para mi de la noche, A house is not a motel de mis adorados Love, momento que viví de manera gloriosa, porque la interpretación fue antológica, de hecho creo que me elevé por encima de mi mismo.
Decir que el sonido fue muy bueno, la iluminación y los humos (excesivos) no tanto, para una sala que esperemos acoja más eventos de este calibre.
Agradezco las pistas sobre los temas más antiguos de la banda de 61 & 49, para la confección del tracklist.



En definitiva, una banda que no deben de perderse allá por dónde vayan (queda media gira por España, si no me equivoco, hoy en Valencia, Granada, Huelva, Santander, Gijón, Vigo y La Coruña).
Os dejo con dos vídeos, primero uno con la parte más folk-celta con los temas Pretty Polly y Sunset to Dawn, interpretadas en 2013.



Y por otro lado el Cut Corners de su anterior disco Dark Circles.

miércoles, 29 de enero de 2014

The Sadies y su lado más psicodélico.

The Sadies, el grupo canadiense, en su anterior gira del álbum Dark Circles, hacían algúna que otra versión de los primeros Pink Floyd, aquellos psicodélicos del primer disco de 1967 con Syd Barret a la cabeza, ojalá esta noche hagan algo parecido en Madrid, para el que escribe sería un momento inolvidable. Os dejo con un documento alucinante de cuando interpretaban Astronomy Domine y Lucifer Sam en esa gira en The Casbah, de una manera tan brutal y parecida a como sonaba en The Piper at the gates of dawn, que de verdad se me ponen los pelos de punta.

Disfrutad de este auténtico escándalo.


martes, 28 de enero de 2014

The Fakeband - Top of the world (2014)


 
 
The Fakeband, la banda de Getxo, Bilbao, edita nuevo disco, Shining on everyone, dónde han virado hacia un powerpop de altura con respecto al primer disco, eso si, manteniendo un sonido maravilloso, impoluto, y con esas guitarras limpias que son seña de la casa. El quinteto bilbaíno ya me dejaron alucinado en Frías, y desde luego cuando vengan a la capital su fecha será intocable para mi, ya que me hice fan de ellos.




 
 
Os dejo con el primer single del nuevo disco, Top of the world, una maravilla.

 

Canciones maltratadas por las emisoras de radio y cadenas de televisión (VII)




Y recupero esta sección que tantos fans está consiguiendo, las canciones maltratadas por radios y televisiones que llega a su séptimo capítulo, con tres bandas y tres canciones que por múltiples motivos todo el mundo conoce (y sino sería algo grave) dentro del mundo de la música y tres canciones machacadas hasta decir basta de cada uno de ellos. Hoy tenemos a Frankie Goes to Hollywood, Rage Against the Machine y The Cranberries.




Frankie Goes to Hollywood - Relax (1983)

Corría el año 1983 y el grupo de Liverpool pegó un enorme pelotazo con el tema Relax, que hablaba explícitamente de la homosexualidad. Además de ser su primer gran single y un superventas, el vídeo no paraba de rodar por las televisiones, ser oída en emisoras y como no pinchada en garitos de toda clase y condición, siendo sin duda un icono total de los 80. Como todas las cosas de la vida, lo mucho cansa y llegó a cansar, a pesar de que es uno de los mejores temas hechos en esa época y de ese estilo, mezcla de tecno y pop.

Os dejo con aquel mítico vídeo.




   Rage Against the Machine - Killing in the name (1992)



Rage Against the Machine, la banda californiana creada por Tom Morello y Zack de la Rocha editó en 1992 su primer y espectacular álbum, con ese estilo, hasta entonces poco llamativo y poco practicado que mezclaba letras raperas con ritmos muy rockeros e incluso de hardcore. Dentro de esa primera bomba de relojería, que era su primer álbum homónimo, con aquella portada del monje tibetano quemándose a lo Bonzo, había un tema que se convirtió en emblema no sólo de la banda sino de una generación, el Killing in the name que fue puesto hasta la saciedad en todos lados, escrita sobre la revolución contra el racismo en los órganos de seguridad y que aquí en España tenía una traducción libre con connotaciones sexuales. Aún así me sigue pareciendo un tema asombroso.

Os dejo con el mítico vídeo.




The Cranberries - Zombie (1994)

En 1994, la banda irlandesa Cranberries edita No need to argue, un disco que contiene su canción más diferente y además de reivindicativa. El tema fue escrito por Dolores O'Riordan en homenaje a Jonathan Ball y Tim Parry, dos niños asesinados cruelmente por el IRA durante un ataque con bombas en la localidad de Warrington, Inglaterra, en 1993.
Musicalmente el tema se emparenta con Creep de Radiohead y el grunge de la época y también tiene algo de post-punk, con un sólo de guitarra muy bueno, además de un vídeo tremendo, que no paró de verse en televisión durante años.

Os dejo con el vídeo de Zombie.
.

lunes, 27 de enero de 2014

Pinchada dedicada a Muse de Dj Savoy Truffle en Polyester Bar.



Éste sábado 1 de febrero, Dj Savoy Truffle rendirá homenaje a la banda británica Muse, cuya trayectoria desde su primer disco Showbiz allá por 1999 hasta la actualidad será repasada de arriba a abajo, en horizontal y vertical, de izquierda a derecha, etc... La cita será en Polyester Bar, Travesía de San Mateo, 10, a partir de las 23:30h, Metro Tribunal o Alonso Martínez.





Además de oír temas gloriosos del trío comandado por Mathew Bellamy, pondré temas de grupos cohetáneos y de la misma onda que ellos, como Nirvana, Rage Against the Machine, The Smashing Pumpkins, Jeff Buckley, Placebo, etc., sin olvidar grupos y artistas que les han influído como Jimi Hendrix, U2, Depeche Mode o Queen.



Os dejo con un par de temas que seguro sonarán el sábado, ambos de Muse.

Primero con ese temazo que era Sunburn del primer álbum Showbiz de 1999.


Luego con Starlight de 2006, de aquel gran Black holes and revelations.



The Sadies - The Very Beginning (2013)



Recién llegado de Londres, recuerdo que mi agenda concierteril tenía una fecha ineludible, la de los canadienses The Sadies este miércoles en Madrid, en una sala completamente desconocida por mi, la sala Shoko. Su último disco, Internal Sounds, es de esos que se te van cociendo a fuego lento a base de escuchas, y que acabas adorando. Ya con su anterior y excelente trabajo me dejaron inquieto, y esta vez intentaré no perdérmelos en vivo, dónde dicen son unos maestros y mejoran todavía más lo ya bueno ofrecido en disco.


Os dejo con un tema del último disco titulado The very beginning, delicioso, con esa introducción de country y rock sureño alucinante, para que luego entre la maquinaria guitarrera y la voz.

viernes, 24 de enero de 2014

Deluxe - I'll see you in London (2001)



En 2001, el proyecto comandado por Xoel López, Deluxe, editaba su primer álbum, Not What you had thought, lleno de temas en inglés con muchas influencias del brit pop, pero con temas realmente brillantes e incluso en algunos sonaba un sitar. De los temas más oídos y destacables de este gran disco, porque fue single, está I'll see you in London con un estribillo muy bonito y una preciosa melodía, una canción alegre y desenfadada, un clásico en sus directos de esa primera época.



Pues eso, que os veré en Londres... os dejo con el vídeo de I'll see you in London.


jueves, 23 de enero de 2014

Teenage Fanclub - The concept (1991)



 
 
En 1991, la banda escocesa de powerpop edita su tercer largo Bandwagonesque, donde ya habían formado su sonido a lo Byrds con las poderosas Rickenbaker, y esas melodías y armonías vocales de mucho empaque, quizás un disco más guitarrero y distorsionador que Grand Prix, pero siempre lleno de grandes temas, como el que inicia el disco, The Concept, que como bien diría el querido 61 & 49 es para tocarse escuchando este tema, y el que diga lo contrario... MIENTE!!!
 





 
 
Os dejo con el vídeo de este temarraco sideral... sobran las palabras.

 

Neil Young - Live at the Cellar Door (1970)


 
 
Como es sabido, cada año Tío Neil saca a la luz o rescata conciertos de hace muchos años, y en octubre de 2013 lo hizo con Live at the Cellar Door, un concierto de 1970, que muchos pensarán que no aporta nada, pero yo después de hacerme ayer con el mismo y darle cancha, en mi opinión da mucho más de los esperado. Por una parte estamos ante para mi, la época más auténtica, genuina y gloriosa de las muchas del canadiense, y sobre todo en un momento antes de salir a la luz After the Gold Rush que podríamos denominar mágico, ya que en este directo toca ya bastantes temas del álbum, además de haber dado el primer adiós a Crosby, Still, Nash & Young.
Más allá de todo eso, lo principal es escuchar a Young en un tono único y que en contadas ocasiones saca (en la parte acústica de los shows, actualmente), ese Cellar Door no tenía más de 200 personas en el que actuó hasta en 6 ocasiones entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre de 1970, y nadie puede negar que Neil dominaba la atmósfera acústica como un emperador, tanto como luego lo hará explotando el lado más eléctrico.
 
 




 
Tell my why, Only love can break your heart, After the gold rush (al piano de manera brutal), Old man, Don't let it bring you down y Birds son interpretadas del inminente After the Gold Rush. Una curiosa Cinnamon Girl al piano, un arreglo que yo por lo menos  nunca se lo había oído así, es quizás de los momentos más impactantes de esta joya.
También hay sorpresas como un maravilloso y quebrado Expecting to fly, ese Bad fog of loneliness tremendo. Otro momento álgido es Down by the river, que transmite de lleno todo lo que el tema ha dado en disco y más todavía, ya que aquí está totalmente desnuda.
Más que nada en los shows del Cellar Door se transmite relajación a pesar de todo, de las drogas y el daño hecho, de estar pululando sin tener claro que pasaría, de que los 60 se habían acabado y el futuro era muy incierto...




 
 
Muy recomendable directo, sobre todo para los que amamos esta época de Tío Neil, realmente ese folk de altura es imprescindible en nuestras vidas.
 
Os dejo con el Cinnamon girl al piano... antología.
 

miércoles, 22 de enero de 2014

Teenage Fanclub - Mellow doubt (1995)




 
Teenage Fanclub, la banda escocesa de powerpop editó en 1995 Grand Prix, quizás el disco más adorado de la banda por sus seguidores, y a fe que es un excelente disco. Esas guitarras que destilan influencias de los Byrds,  y esas armonías vocales les hacen únicos en las que Norman Blake, Raymond McGinley y Gerard Love se reparten casi equitativamente la composición y la voz principal del resultado final de las canciones.





 
 
La gran virtud de este disco es que vuelven a tirar de ese pop estilo Big Star de los años 70, y desde luego lo consiguen.

Os dejo con el vídeo de Mellow Doubt, tema glorioso.
 
 

Concierto Redd Kross + Challenger, Madrid, Sala El Sol, 21-1-2014

Challenger

 
 
 
La banda madrileña Challenger (en formación de trío) fue la encargada de abrir el fuego, como teloneros de Redd Kross. Venían a presentar su tercer y reciente trabajo (primer largo) AGH!, del que sonaron temas como Faster, Just a Kid, Fine you know, The Cliff, Try hard, Hot kness, Days are gone o Frame by frame.
Un aire a sonidos cercanos a Sonic Youth, incluso por momentos a Weezer en las pretensiones, pero bajo mi punto de vista algo lineales, lo que hace que todos los temas suenen muy parecidos y poco diferenciables, aún así muy buena su actitud, y como en todos los órdenes, es cuestión de perseverar.



Redd Kross


 
Segunda vez en una semana que tengo la gran suerte de disfrutar de uno de mis grupos favoritos, los californianos Redd Kross. Muchos acontecimientos se agolparon ayer antes de la cita, con la venida de Johnny JJ Dibud desde tierras valencianas, para, cervezas de por medio, conocer por fin a su psicoterapeuta favorito 61 & 49 y cerrando el cuarteto Gonzalo Aróstegui Lasarte. La gloriosa noche, se cerró al final del concierto de Redd Kross con el encuentro con Lorbada, que había llegado más tarde a la sala.
He de decir que en menos de 6 días, he disfrutado de dos de los conciertos de mi vida. Redd Kross no tienen rival en lo suyo, y mucho me temo que no lo van a tener en mucho tiempo.





 
Los hermanos McDonald, Jeff a la voz y guitarra y Steve al bajo y voz, y qué bajo señoras y señores (no me cansaré de repetirlo), Roy McDonald cual auténtico animal a las baquetas y Jason Shapiro a la otra guitarra, dejaron ayer claro, por si no lo estaba ya, que son los Emperadores del mejor powerpop que se ha hecho jamás, y que su magnetismo en vivo sobrepasa lo natural. Volver a disfrutar de ellos a centímetros de distancia no tiene precio, porque sus conciertos son continuas lecciones de como se deben hacer las cosas encima de un escenario. Y es que como dice mi querido 61 & 49, no se puede ser más modernos con más de 30 años de carrera a sus espaldas.





El repertorio, en gran medida fue muy parecido al del el día 15, con pequeñas variaciones, dando comienzo con Switchblade sister, aquel single de 1993, para dar rienda suelta al resto con Lady in the front row, aquel temazo del Phasehifter, disco del que también sonó Jimmy's fantasy y Crazy World. De su último disco Reasearching the blues sonaron Stay away from downtown, Uglier, Choose to play (ya en los bises) o la propia Researching the blues. Del mítico y adorado por mi Show World hemos podido degustar como nunca Pretty Please me (la versión de The Quick), Mess around, o Follow the leader (tema que en palabras de Johnny JJ Dibud, si hubiese formado parte del Álbum blanco de los Beatles, hubiera sido el mejor tema del mismo). Del tremendo Third Eye se acordaron de Annie's gone. Frosted flake y Peach Kelli Pop del Neurótica y Linda Blair del primero, además del tema semi-punk Cover band hicieron que el repaso fuera completo.





 
De las versiones, cayeron Blow you a kiss in the wind (de Boyce y Hart), y en los bises esa maravilla final que es el Deuce de los Kiss.
Una noche inolvidable por muchos motivos, ya que hubo reuniones de altura con muchas amistades blogeras de tronío, y ante todo porque lo de Redd Kross es un caso aparte, y se demuestra en las palabras (al final del concierto) de Johnny JJ Dibud: "¿Tú te has dado cuenta de lo que acaba de suceder aquí?" a lo que yo le contesté... "Si, me he dado cuenta por segunda vez en menos de una semana".




Tracklist
 
 
 
 
Os dejo con esa versión del Pretty please me, tal y como sonó anoche.
 
 

martes, 21 de enero de 2014

Entrevista con... Doctor Divago.


La banda valenciana Doctor Divago, con más 20 años de carrera discográfica a sus espaldas y 10 discos editados, merecen como no, ser entrevistados en mi pequeño espacio para hablar de su gran nuevo álbum "Imperio" (Bonavena Música 2013) y saber algo más de sus pensamientos, influencias, ideas y demás cuestiones interesantes acerca del panorama musical actual.




Al cuestionario me contesta el líder de la banda Manolo Bertrán, allá vamos:



1. Savoy Truffle: Vuestra carrera es ya dilatada, empezasteis en los 90 y seguís ahí en la brecha. El secreto es ¿ser cabezones e insistir en esa idea para sobrevivir?

Manolo Bertrán: Sí, desde luego hay que estar un poco loco para seguir en esto. Como Doctor Divago debutamos en 1989 y algunos veníamos de algunas experiencias musicales fallidas. Yo, particularmente, compongo canciones desde los 13 años. Siempre hemos pensado que teníamos cosas que decir y el hecho de sacar canciones a la luz nos ha servido como terapia para no enloquecer del todo y nos ha ayudado como personas, le ha dado sentido a nuestra vida. Por otra parte, encontrar mucha gente por el camino que ha disfrutado con nuestra música de forma intensa ha sido siempre un estímulo para continuar.




2. Savoy Truffle: Vuestro último trabajo, Imperio, es un compendio de buen pop-rock, con buenas melodías y letras de las que hay que leer detenidamente en el libreto, porque dicen muchas cosas interesantes. ¿Se podría decir que estáis muy satisfechos con el álbum?


Manolo Bertrán: Sí, sí que lo estamos. Es un disco especial, hay que tener en cuenta que es el décimo de nuestra trayectoria y que se ha afrontado con un espíritu especial. Además, está teniendo muy buena aceptación. Me alegro, por otra parte, de que alguien lea el libreto, hicimos bien en imprimirlo.




3. Savoy Truffle: También noto en el disco cierta evolución con respecto a otros trabajos, quizás las guitarras más furiosas y las canciones a medio tiempo bastante fluidas, ¿estoy en lo cierto?


Manolo Bertrán: Yo la evolución quizá la note más en que las canciones son más directas, es una evolución progresiva a lo largo de los años y los discos, por eso quizá en este disco lo sean más que nunca. Guitarras furiosas las ha habido siempre en Doctor Divago, también medios tiempos y momentos más intimistas. Esa dualidad es marca de la casa.



4. Savoy Truffle: Según tengo entendido Gracia Imperio, el segundo tema del disco habla sobre una vedette de los años de blanco y negro en Valencia y cuyo final fue trágico. Cuantáme algo sobre dicho personaje y si es, como entiendo, un homenaje a ella.



Manolo Bertrán: Esta canción cuenta la historia de una supervedette española de los años 50 que fue muy popular en Valencia y en otras ciudades. Fue primera vedette de espectáculos Colsada, la compañía de revista española más importante de la época. Mi padre era seguidor de Gracia Imperio y la foto de la que habla la canción hoy en día la conservo yo. Falleció en extrañas circunstancias, nunca esclarecidas, muy cerca de donde yo crecí, cuando relanzaba su carrera, ya en los 60. La historia merecía una canción. Mi padre falleció hace un par de años, cuando ya preparábamos las canciones de este disco. La canción es, por lo tanto, un homenaje a la supervedette pero también, aunque en un primer momento no fui muy consciente de esto, un homenaje a mi padre, a mi familia, a mi barrio de siempre y a la Valencia antigua. 




5.Savoy Truffle: Yo os descubrí hace ya más de 10 años en un concierto en Madrid donde compartíais cartel con Sexy Sadie. El otro día en Fotomatón os vi mucho más maduros y expertos, las tablas en el escenario se notan, ¿vosotros notáis esa mejoría lógica en todos los aspectos?


Manolo Bertrán: Sí, desde luego. Como dice nuestro guitarrista David "ahora somos más sabios". Ahora pisamos con más seguridad, hemos aprendido a trabajar juntos y tenemos mayor control, aunque el pellizco de nervios a la hora de subir a un escenario nunca te abandona del todo. Es necesario.









6. Savoy Truffle: ¿Preferís los conciertos en salas pequeñas o daros a conocer más todavía en festivales para llegar a más gente?






Manolo Bertrán: Pues las dos cosas están bien, siempre que se toque en unas condiciones mínimamente profesionales y ante un público receptivo. Dado que no somos un grupo excesivamente conocido, nuestro hábitat natural son las salas más bien pequeñas y no tenemos muchas oportunidades de lucirnos en festivales. Pero, claro, a lo largo de nuestra trayectoria hemos hecho bastantes festivales y también nos gusta tocar en grandes escenarios con algo más de despliegue.



7. Savoy Truffle: ¿Cuales son vuestras mejores amistades dentro del mundo de la música, a parte de Los Radiadores o Lagartija Nick?

Manolo Bertrán: Tenemos muchos amigos dentro del mundo de la música, no sólo en Valencia. Citarlos a todos sería largo y sería poco decoroso dejarse alguno en el tintero. Tenemos buena amistad con casi todos los grupos con los que hemos compartido escenario, por ejemplo.



8.Savoy Truffle: En cuanto a vuestras influencias ¿si digo The Animals de los extranjeros y Los Enemigos y el gran Nino Bravo de los españoles voy por mal camino?

Manolo Bertrán: No vas por mal camino, aunque sólo son dos ejemplos de artistas a los que versioneamos en directo en esa actuación del Fotomatón que citabas. En general nos gustán muchísimas cosas que, lógicamente, nos han influido y nos influyen, ya sea desde el blues y mucho más allá, en España y fuera de ella. Siguiendo con el tema de versiones, hemos versioneado a mucha otra gente, por ejemplo: Lone Star, Los Brincos, Beatles, Small Faces, 091, Nick Cave & the Bad Seeds...



9. Savoy Truffle: ¿Tenéis temas intocables en directo?

Manolo Bertrán: Muchas de nuestras canciones se han ido quedando por el camino en una especie de selección natural. Ten en cuenta que rebasamos de largo las 100 canciones grabadas a lo largo de estos 10 discos, y no todas caben en un repertorio de una hora.



10. Savoy Truffle: Vicios confesables e inconfesables cuando vais de gira.

Manolo Bertrán: Vicks spray nasal es el mayor de todos los vicios sean confesables o inconfesables.



11. Savoy Truffle: No sé si soys muy mitómanos, pero si pudieseis levantar de la tumba a algún músico ¿a quien le dariaís una segunda oportunidad?


Manolo Bertrán: No excesivamente mitómanos. Sin duda, más de uno merecería mejor suerte pero con lo perra que suele ser la vida, vamos a dejar a los muertos como y donde están.



12. Savoy Truffle: Como público, ¿qué concierto os ha impresionado más de los que habéis visto?

Manolo Bertrán: Pues hace poco me hacían esta pregunta para otro medio y siempre digo que, aunque he visto conciertos mejores y que me han impresionado en gran medida, siempre me acuerdo de uno que dió Echo & the Bunnymen en Valencia en el año 84.


13. Savoy Truffle: El panorama musical ¿Cómo lo veis? Gracias a internet las compañías poco tienen ya que decir. La salida es ¿dar más conciertos todavía y a precios más baratos a pesar del IVA cultural?


Manolo Bertrán: Bueno, compañías cada vez quedan menos, aunque el viejo modelo parece que no acaba de morir del todo, ¿no? En los últimos años la autoedición se ha impuesto como fórmula de supervivencia, y no siempre resulta. La salida no sé cuál es, intentar moverse todo lo posible para que tú música se difunda, o aliarse con quien mejor pueda hacerlo es lo único que se nos ocurre. Sin embargo, el tema de los directos está bien difícil con las políticas de alquiler de las salas, etc. Es muy difícil mover una banda de 5 miembros como Doctor Divago lejos de su ciudad y que salgan los números. Aun así intentamos hacer todos los directos que podemos. Sobre lo del IVA cultural, mejor ni hablar, es un desastre.



14. Savoy Truffle: Voy a bastantes conciertos (todos los que puedo) y detecto que muchas veces no se anuncian lo suficiente. Yo desde mi blog trato de ayudar, ¿qué creeis que es mejor? ¿Cartelería, redes sociales...?


Manolo Bertrán: Pues nosotros siempre que podemos combinamos cartelería, redes sociales, e-mailing y hacer toda la promo que se puede en prensa tradicional, radio y medios on-line. Pero volvemos a lo mismo, si la cartelería corre por cuenta del grupo tampoco puedes esperar que empapelen con sábanas tu ciudad, porque eso sería morir en el intento, así que los más arriesgados pondrán 100 o 200 cartelitos en bares que tendrán un impacto reducido. Para los grupos, es mucho más barato promocionarse hoy en día a través de Internet.



15. Savoy Truffle: Si pudieseis compartir escenario con uno de lo más grandes... ¿a quien elegiríais?

Manolo Bertrán: Bueno, ya hemos compartido escenario con algunos de los más grandes como Los Marañones, Lapido, Surfin Bichos, Kim Salmon... y muchos otros que omito para no extenderme demasiado. Todos muy grandes en cuanto a talento y buen hacer musical.



16. Savoy Truffle: Hasta el momento, ¿estais contentos con vuestra carrera musical?

Manolo Bertrán: Sí. A pesar de que nunca hemos tenido excesiva trascendencia, la música de Doctor Divago ha dado sentido y ha llenado nuestras vidas como ninguna otra cosa. A día de hoy lo sigue haciendo y seguimos disfrutando haciendo canciones, tocando en directo, grabando discos y trabajando juntos en el local de ensayo. Incluso, intentando siempre que las cosas vayan a mejor, tanto en un sentido estrictamente musical como en términos  de repercusión. Además, somos conscientes de que también nuestra música es importante para bastante gente en toda España que nos sigue y vive de forma entregada nuestra música. Es un privilegio poder dedicarse a esto y compartir con todos ellos esa emoción que viaja en las canciones.


Unas interesantísimas respuestas las de Manolo Bertrán, uno de esos supervivientes del rock patrio junto a sus Doctor Divago, me quedo con lo del Vick spray nasal, pero qué sanotes... je, je, je y sobre todo con la idea general, de que una banda como ellos que saben que es difícil llegar a todo el mundo, saben utilizar todos los medios a su disposición para conseguirlo y seguir dando guerra.

Os dejo con el tema Gracia Imperio en versión acústica para La gramola de Keith.




lunes, 20 de enero de 2014

Lemonheads - Mrs. Robinson (1992)



 
En el año 1992, la banda de Boston Lemonheads, de los que nunca he sido muy fanático, realizó una versión del mítico tema de Simon & Garfunkel, que hicieran para la película El Graduado, compuesta por Paul Simon, Mrs.Robinson. A parte de ser una gran versión y meter guitarras eléctricas a un tema eminentemente folk, consiguen por momentos recordarme a los míticos Ramones, de hecho cuando escuché la primera vez el tema (hace ya años y supongo que bastante lleno de alcohol) pensaba que era del grupo neoyorkino, pero a base de investigación llegué a la certeza absoluta, era de Lemonheads.



 
 
El tema fue incluído a posteriori en el quinto álbum de la banda, It's a shame about Ray, en la reedición del mismo.
 
Disfrutad del tema y el vídeo.
 

Cuando Redd Kross se convirtieron en Queen.

Steven y Jeff McDonald

 
I Was Born to Love You es un tema que aparece en el álbum en solitario "Mr. Bad Guy" del cantante Freddie Mercury, grabado en Múnich y lanzado al mercado en el año 1985. Todas las canciones del disco, tanto la letra como la música fueron escritas y compuestas por Freddie Mercury, en su primera incursión como cantante a parte de la banda Queen para, la que se dotó de un nuevo conjunto de músicos. La canción fue el primer single del LP lanzado que, junto con los siguientes, permitieron alcanzar su primer y único Nº 1 en las listas como artista en solitario.
Hasta ahí todo parece lógico, normal y hasta perfecto, pero lo que nunca dejará de sorprenderme es la capacidad de los californianos Redd Kross, para hacer versiones como yo considero que deben hacerse, es decir, dándole su toque y moviéndolas a su terreno.
Fue en 1988, cuando realizaron la versión de éste temazo (por lo menos a mi me lo parece) de ese primer disco de Mercury en solitario, al margen de Queen. A esta versión se la conoce como el single perdido de Redd Kross, ya que no está en ningún disco, ni en ninguna recopilación (si la hubiere), ni single.



 Freddie Mercury
 
 
Yo dispongo del tema (vaya usted a saber como lo conseguí y cuando) y es una auténtica delicia por un par de razones, y es que a parte de que los hermanos McDonald son unos excelsos vocalistas, dan a entender que este tema es como una segunda parte de Bohemian Rapsody... ahí queda eso, y su manera de interpretarla es magistral. Por otro lado también es una asunción de esa influencia del grupo inglés, cosa que les ennoblece.
 
Os dejo con el curioso vídeo, dónde salen imágenes de los primeros Redd Kross y con un final erótico festivo de lo más gracioso.
 
 

domingo, 19 de enero de 2014

Concierto Depeche Mode, Madrid, Palacio de los Deportes, 18-1-2014



Segundo día consecutivo de Depeche Mode en Madrid, y nuevo lleno hasta la bandera. Cuando entré en el Palacio de los Deportes, ya habían comenzado su actuación Feathers, el grupo telonero de Austin (Texas), compuesto por 4 chicas y un chico haciendo algo así como música electrónica tirando al pop, algo que cuadraba bastante con lo que luego íbamos a ver. Me llamó la atención la cantante y su tremendo parecido a Bjork, y su actuación fue más que digna. Presentaron temas de su único Lp y un Ep.




Y salieron a escena los ingleses Depeche Mode, que llevan por lo menos 15 o 20 años reinando en solitario y sin sobresaltos en su estilo, con la lección bien aprendida, sacando músculo y poderío, con pocas concesiones al coqueteo, entreteniendo mucho, emocionando a los fanáticos (tuve varios a mi lado que no paraban de gritar cada minuto), pero eso si, amarrando y conteniendo. Siempre he dicho que esta banda se mantiene como nadie, y que los 4 discos editados en este siglo, su tercera etapa, después de los 80 y los 90, ambas diferenciadas, son una demostración de furor creativo pero en pequeñas diócesis, como si ellos mismos fueran temerosos de su propia fuerza creativa. De hecho Delta Machine, es un buen disco, al que en esta gira, dan la cancha que se merece. El escenario era más sobrio que en otras ocasiones, pero las imágenes en la pantalla grande fueron más que acertadas.




Comenzó el concierto con Welcome to my world, como han hecho en toda la gira, ese tema que abre Delta Machine, del que también sonaron Angel, Should be higher, Heaven, el que fuese primer single de éste último álbum, y The Child inside en versión acústica con Martin L.Gore a la voz (en mi opinión se dejaron sin tocar el mejor tema del disco, Soothe my soul). De discos anteriores sonaron varios temas de Songs of faith and devotion, para mi su obra maestra con Violator, pero es una pena que esos temazos no fuesen interpretados muchos de ellos, como en el disco original. Así Walking in my shoes fue espectacular, para mi uno de los mejores momentos, pero el Remix de In your room lo siento pero mata la esencia del tema, y se empeñan en tocarla así (ya pasó en la anterior gira), Judas en versión acústica con Martin también a la voz y I feel you, ya en los bises, otro momentazo del directo.




El tracklist se completaba con temas de Violator, como Enjoy the silence o Personal Jesus, final de la primera parte, bastante apoteósica, mientras que en los bises sonó un remix de Halo, que tampoco me llena, prefiero la original del disco. De Black Celebration sonó Stripped y A question of time. De Music for the masses sonaron Behind the Wheel, y ya en los bises y como cierre Never let me down again, temazo sideral. A pain that I'm used to y Precious fueron los temas rescatados de Playing the angel. En los bises sonó Home del Ultra en versión acústica cantada por Martin L.Gore y todo el público y Just can´t get enough, aquel primer single de 1981.


En resumen, es una banda que se mantiene ahí arriba, no como U2 por ejemplo, con quien dominaron los 90 a codazos, pero en sus shows que están la mar de bien, para mi sobran dos o tres cosas, porque entiendo que Martin deba tocar varios temas en el concierto, pero el bajón que pega el mismo es considerable, y eso que las interpreta impolutas, pero Dave Gahan te sodomiza, es un animal de escenario, su presencia y voz, y su todavía gran forma física (es increíble, que en sus vueltas sobre el mismo eje repetidas, no se maree) con esos temas que nos purifican y nos dejan claro cual es el camino. Lo de Andrew Fletcher es caso aparte, su pantomima es de lo más curiosa, un tipo adorable, pero que para ir de palmero y agitar los brazos... podría ir yo la verdad. En definitiva, sales del concierto con cara de felicidad, después de la concatenación de temas que forman parte de nuestra vida, y todas esas cosas reprochables quedan casi en segundo plano.

Os dejo con el Walking in my shoes interpretado en el Show de Letterman.



Y con el Never let me dow again, en Bolonia.

sábado, 18 de enero de 2014

Depeche Mode - But not tonight (1986)



 
 
En la gira de Depeche Mode, que estos días recala en nuestro país y que ayer y hoy pasan por Madrid, el tracklist se está repitiendo sin variaciones, y de todo el repertorio, lleno de singles y temas del último disco Delta Machine, han recuperado un tema de esos "escondidos" ya que se encontraba como cara B de la edición americana de Black Celebration, aquel disco de 1986. Se trata de But not tonight, que francamente es un gran tema, muy de la época, ochentero, pero por aquellas cosas de las ediciones, un tema siempre semi-oculto.





 
 
 
Os dejo con el vídeo de esta gran canción.