miércoles, 16 de octubre de 2013

Dire Straits - Telegraph road (Live) (1983)



En el año 1982, Dire Straits editó Love over gold (Amor por encima del oro), un disco compuesto por sólo 5 temas, ¡¡¡pero qué 5!!! Abría el álbum el tema de más larga duración en la vida del grupo, Telegraph Road, de casi 15 minutos. Muchos a simple vista que desconocen la canción, dirían que demasiado minutaje, que seguro que es un rollo... nada más lejos de la realidad, es una obraca maestra, desde mi modesto punto de vista.
Love Over gold fue el último disco en el que grabó el batería Pick Withers, miembro fundador del grupo, que fue reemplazado por la bestia parda de Terry Williams.


La canción es casi más larga que un corto, y menos que una película corta, y de ahí que se estructure a base de secuencias, planos que muchas veces no tienen que ver entre si, excepto por el hecho del montaje en paralelo o montaje de atracciones que inventara hace muchos años el soviético S.M. Eisenstein (Acorazado Potemkin, Iván el Terrible, etc.,). Mark Knopfler todavía andaba obsesionado con el tema de rodar películas del álbum anterior (Making Movies), y he aquí una nueva de ellas. Una de las más ambiciosas y complejas, por otro lado. La conquista del oeste, al estilo de Hawks, Anthony Mann y otras leyendas del western, Union Telegraph y la epopeya de las caravanas, la apertura de caminos y carreteras, la vía férrea, el ganado, y por supuesto, la instalación del telégrafo (símbolo de la comunicación). Esta sería la primera parte del tema, luego intercala un recuerdo a Charles Chaplin y su Quimera del oro, o un homenaje a Neil Young y su After the gold rush... quizás. Los duros tiempos de la recesión económica, el crack de la bolsa de Wall Street en 1929, y después... las guerras (joder, como se parece esto a ahora... todo es cíclico). 






También hay un flash-back hacia adelante (lo que parece un contrasentido), un coche aprisionado en un traffic jam (atascazo), una radio suena en el interior y prevé heladas, la gente vuelve a sus casas desde las fábricas y oficinas... para luego pasar a la escena del paro, la gran plaga de los 70 (y de ahora leches). Al final todo se soluciona con una escena de amor, el cobijo de la pareja, el refugio de la tormenta.
Lo grande de éste tema, a parte de su gran letra, es que los teclados de Alan Clark campan a sus anchas en todo el minutaje, y destacan sobre manera, dibujan hasta castillos en el aire si se me apura. Pero claro, la guitarra de Mark aparece por doquier, en los arranques después de las pausas y con unos sólos que me siguen haciendo estremecer.


Sin duda, la interpretación del tema más absolutamente inigualable es la que aparece en el mítico disco doble de directo Alchemy, cuya reedición en 2010 suena a gloria bendita, y que recomiendo a todos aquellos que no la tengan.

Os dejo con el vídeo y disfrutad.


10 comentarios:

  1. Amigo Savoy. Sin duda alguna se trata de una de las obras maestras de Dire Straits y de una de mis canciones favoritas del grupo. Además me trae buenos recuerdos del verano de 1987, que fue cuendo descubrí este tema (se que es tarde, pero aun era un niño). Ese verano era la única cassette que escuchaba y por eso se acabó estropeando. Años después me compré el CD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gonso: Pues si querido amigo, para muchos demasiado larga, y demasiado ostentosa, yo sin embargo pienso que es una joya que con el paso de los años gana muchísimo. De hecho si te das cuenta, en directo la acortaban un pelín, un detalle que a mucha gente se le escapa.
      Benditos años aquellos en que comprabas el disco en cassette, lo machacabas de tanto oírla, y acababas comprando el cd como solución.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Tengo la reedición que comentas del "Alchemy" y desde luego suena de lujo, de hecho me compre toda la reedición de la discografía hasta "Brothers.."
    Solo discrepo de una cosa, creo que cuando Pick dejó su puesto de batería la banda perdió muchísimo. Seguramente para los grandes estadios es más resultón el sustituto, por la pegada, pero yo creo que Withers casaba mucho más con la guitarra de Knoplfer y juntos tenían un sonido inigualable y mucho más personal.
    Cheers

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Scott St.James: Sin duda una reedición gloriosa, con un DVD que da gusto verlo, para fans del grupo y no fans me parece imprescindible.
      Pero yo no he dicho nada de que Pick Withers no era bueno, sólo he dicho que fue el último disco en el que grabó con el grupo. Pick Withers era un batería espléndido, de los pocos que aguantaban el ritmo a Knopfler con la guitarra, y una conjunción sublime, no en vano fue de los que formó el grupo en sus inicios y eso se nota. De hecho de esa época él y Stewart Copeland (con otro estilo) eran para mi los más grandes.
      Terry Williams tuvo mucho mérito, en una época en la que el grupo empezó a llenar estadios, de hecho esa etapa se la tragó casi entera, pero lo dicho era una bestia parda, para nada estilista como Withers, al que en efecto le sentaban mejor las salas pequeñas.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Este tema es una de las obras maestras de la historia del rock, por mucho que les pese a los detractores de Knopfler y de Dire Straits.

    A mí me encanta Mark Knopfler y toda su discografía, acompañado y solo. De hecho, ha sido el guitarrista que más ha influido en mi forma de tocar.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evánder: Obra maestra absoluta, querido amigo, totalmente de acuerdo.
      Hombre, a mi me gusta la discografía de Dire Straits entera, y de Knopfler en solitario hay discos y bandas sonoras excepcionales, pero quizás no llegue a la calidad tan alta del grupo madre, aunque también es un estilo algo diferente.

      ¿También tocas sin púa?

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Cuando toco con los dedos, la postura de la mano es idéntica a la suya.

      Eliminar
    3. Evánder: Pues entonces esa guitarra debe sonar como los ángeles amigo...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡joder! llevo un par de semanas de curro que no veas, no doy abasto...yo como sabes no soy de Straits pero este si, su mejor elepé en mi opinión.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Addison de Witt: Bueno, el curro es lo que tiene, que no te deja tiempo para tus verdaderos divertimentos... je, je.
      Pues a mi éste tema siempre me ha parecido una maravilla dentro de un disco brutal.

      Un abrazo.

      Eliminar