jueves, 28 de marzo de 2013

The Strokes - Comedown Machine (2013)





Estos últimos 15 días han salido multitud de discos, de los que poco a poco voy hablando aquí. Parece que muchos artistas se pusieron deacuerdo en el mes, y unos el 12, otros el 19 y otros el 26 han ido sacando sus obras.
De las más esperadas, pero también de la que peores expectativas había hablaré hoy, el Comedown Machine de The Strokes. El problema de este grupo es que hicieron un debut escandalosamente bueno, y en el resto de sus trabajos no se han acercado ni por asomo a ese Is this it, sólo por momentos y en canciones (de sus segundos y tercer trabajo, además del sinlge de Angles) pero poco más. Después de su primer disco les llamaron "Los salvadores del rock", y ahora podemos decir que con Angles y éste nuevo disco se han convertido en unos muñecos rotos del rock, sin ningún temor a decirlo.




Todo viene derivado porque hace ya un par de meses puse aquí One way Trigger, dónde tanto tema, como sonido y las comparativas a Maná y A-Há no auguraba nada bueno. Con All the time, pudimos coger aire, y pensar que quizás no todo estaba perdido, pero no, le das al play y el primer tema Tap out ya te dice que el descalabro es de órdago, con ese tufo ochentero que ya dominó Angles y que no les hace falta para nada. Y a partir de ahí, que es lo que más duele, se ve que el grupo sigue teniendo potencial, pero que se han acomodado, han perdido el norte y son un cadáver musical que se arrastra o repta pidiendo ayuda. Welcome to Japan respira por la guitarra de Albert Hammond Jr, pero el aire está contaminado. 80s Comedown Machine ahonda en esa anodina senda del álbum, y es sin temor a decirlo la canción más coñazo que he oído en años. 50/50 puede ser un tema que despierta esperanzas al principio, y en cierto sentido podría ser el tema más rockero del disco, y potable. Slow animals vuelve a la lenta agonía de un disco que no hay por dónde cogerlo, qué pena de verdad. Partners in crime es otro intento fallido de canción rock, que al final es pop pachangero. Chances agoniza como la banda, como el disco, además de tener unos grititos espantosos de Julián Casablancas. Happy ending es un tema que ni fú ni fá, es que no hay dónde rascar. Call it fate, Call it Karma madre del verbo, qué final más malo para un disco horrible.







Pero ojo, hay que culpar a Casablancas y compañía por creerse esa imagen de dioses que muchos les otrogaron a partir de su primer disco. Los neoyorkinos se han conseguido meter en esa clase de élite de grupos, que hacen lo que les sale de las narices, y lo que les viene en gana con su música, sin importarles el miedo a darse una ostia del calibre de ésta, de la que hablo hoy, porque por mucho que caigan, siempre tienen una red de seguridad, pero llega un momento en que la red se rompe del peso. Por pésimo que sea el disco, que lo es, habrá gente que lo defienda y yo digo desde aquí que a la larga eso será su tumba.
Os dejo con el único tema que me dice algo, All the time.

16 comentarios:

  1. Menos mal que nos queda My Bloody Valentine (mbv)...
    Buona notte.
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier de Gregorio: Mi recomendación, si lo tenías pensado, es que no compres este disco, te va a doler.
      My Bloody Valantine dicen que ha sacado un buen disco, debo oirlo.

      Buena noche.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Desde luego la curva de esta banda es claramente descendente, este aún no lo he escuchado pero esperaba poco, y ahora menos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Addison de Witt: Muy descendente, hasta rayar en lo vulgar, es indecente que saquen un disco de este calibre, mejor que lo dejen de verdad.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Solo destacan la mitad de las rolas, las demas son pura basura repetitiva que ni al caso, como bien señalas es por mucho el peor trabajo de la banda, hasta empiezo a añorar el Angles que en su tiempo fuera muy criticado

    Saludos Savoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel Hdz: Ni eso, querido amigo, destacan por no tirar el disco a la basura 2 temas, All the time y Welcome to Japan y ya está, no hay más.
      Es eso, basura repetitiva, teñida de ochenterismo musical mal entendido, un horror.
      Angles sigue siendo mal disco, pero hasta al lado de éste crece.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Bueno, bueno.... Pedazo de mierda de disco que han sacado estos tipos... Me lo veía venir, pero pensaba: peor que "Angles" no será....? pues sí... todo es posible, todo. Y es que son dignos de estudio de como hacer las cosas rematadamente mal y pero en cada disco, joder, cuesta superarse, nivel más bajo no sé si se puede... supongo que sí. Yo desde luego con media escucha rápida he tenido suficiente, no les tenía yo tampoco mucha simpatía, ni tampoco ganas al disco. No lo pincharé nunca más, ni los otros. Están sacado tanta mierda que hasta "Is this it" me da pereza escucharlo. Yo me quedo con el de Edwyn Collins que me tiene loco y me dejo de mierdacas. Un saludo trufado para usted de su vecino marciano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nikochan: Amigo marciano, a Marte los mandaba yo. Ojo Is this it no le hagas ascos es una obra maestra, pero ya está... se acabó todo ahí.
      Pero lo de estos tipos llega a la tomadura de pelo, ni que fuéramos tontos, pero ellos verán.

      El de Edwyn Collins es gloria bendita, me falta diseccionarlo entero, disco del año por el momento.

      Un saludo trufero.

      Eliminar
  5. Paisa, el último de My Bloody Valentine está francamente conseguido. No deja de ser una continuación del "Loveless", aunque sin llegar a su altura, pero tampoco desmerece para nada. Lo llevo escuchando atentamente desde hace días (un par de escuchas nocturnas incluidas con los cascos a todo volumen) y no me ha defraudado. Esas armonías frontales, conjuntadas con líneas melódicas de apoyo, las voces funcionando casi como samplers, y todo salpicado por un muro de guitarras a lo Kevin Shield. Me ha sorprendido la percusión, tiene un papel muy llamativo durante toda la grabación.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier de Gregorio: Si, cuando pueda me haré con él, pero el trasiego de discos sacados nuevos este año es tan grande que vamos poco a poco, despacito y con buenos alimentos.
      Las escuchas con cascos suelen decir mucho acerca de la potabilidad de un disco.
      Tomo nota y avanzo.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Perdona, pero estamos siendo demasiado críticos, no?

    Ponganse ustedes a escribir canciones, a ver que tal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: Cuando sacas un disco estás expuesto a eso, sino no lo saques.
      Mira, el problema de este banda es que hizo un primer disco glorioso, y no ha vuelto a acercarse ni de lejos a eso, siendo los mismos músicos, por eso les pedimos un poquito más, porque el problema si has leído mi crítica es que las melodías son horrendas, repetitivas, no enganchan, leñe, pero si saben hacerlo, ¿porqué se empeñan en hacerlo mal?
      Cuando hay materia prima y no se utiliza bien, es cuando molesta.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. yo creo que son muy acomodados quienes critican es cierto el álbum no es precisamente lo que the strokes fue en Room on Fire o This is It y algunas de Angles porque el tercer álbum bueno ese me decepiono mas, pero hay que verlo de una nueva perspectiva, me gusto el solo work de Julian Casablancas Phrazes for the Young, Buenisimo casi todo, pero hoy en dia no hay álbum 100% perfecto, yo digo que si VALE LA PENA DESCARGARLO, hay que aprender a ser mas tolerantes bueno ese es mi punto de vista y creo que The strokes aunque no es el mismo del 2003, sigue dándonos un increíble trabajo y me atrevo a decir que ese sonido esta muchísimo mas pulido que los 2 primeros álbumes VEAMOS LO BUENO, no recomiendes No comprarlo, yo soy positivo y me gusto mucho el ritmo que le han dado, me gusta también la electrónica y creo que es un buen balance entre sinth e indie :) si es cierto también lo que dice Anónimo PONGANSE A ESCRIBIR UN DISCO es bastante difícil me imagino pero igual me gusta este álbum y creo que the strokes mejorara a sus inicios pero con un mejor sonido (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andreas Casablancas: Muy bienvenido a mi espacio de música, debate y humor.
      Espero que no seas el hermano de Julián... je, je, je.
      Lo primero que te voy a decir es que si te quieres comprar el disco que lo hagas, yo no he dicho a nadie que no lo haga, yo aviso, que bajo mi modesto punto de vista el disco es malo.
      Yo soy tolerante, pero tengo derecho a dar mi opinión, o es que si un grupo se tira un pedo ¿hay que aplaudir? Bajo mi punto de vista no.
      En segundo lugar pones a Room on Fire a la altura de This is it, y como ya dije en mi descripción el primer disco es insuperable, y los demás no le llegan ni a la suela de los zapatos, y éste éultimo mucho menos.
      Y si para que te guste un disco hay que darle la vuelta, buscar nuevas perspectivas, etc., es cuando dejas claro que estás tratando de ver dónde no hay.
      Los discos, que por momentos son mejores que algunos de The Strokes, son los que hizo Albert Hammond Jr. en solitario, Yours to keep y ¿Cómo te llama? de 2006 y 2008 respectivamente. El de Julian Casablancas tampoco es malo, pero prefiero los del guitarrista.
      Me da que Casablancas es el que tira hacia ese aire ochentero que tan mal le sienta al grupo, y Hammond es el que intenta rockear, y el resultado es deshilachado.
      Y ya te digo, por más que busco lo bueno en este disco, me quedo con 2 temas, All the time y Welcome to Japan, y no son nada del otro mundo.

      Y lo dicho, si tu eres feliz con este disco y te gusta pues enhorabuena, pero a mi no me gusta.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. los the strokes son una buena banda, probablemente de las mejores en estos años. no obstante me voy a dar el lujo de comentar aqui antes de siquiera escuchar este disco. Han escuchado canciones como Fear Sleep, vision of division..this is it, under control, barely legal...estas son la trilogia ya definida de estos 3 discos iniciales.. les desafio a encontrar una trilogia mejor, sin incluir a radiohead, ultimamente.. no hay. y no vengan con rarezas que no juntan ni 25 mil personas en conciertos. eso. salvo beach house.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lrojasgracia: Muy bienvenido a mi espacio de música, debate y humor.
      Nadie ha dicho que no hayan sido una buena banda, pero hablar sin haber oído su último disco me parece una temeridad, porque te aviso que no dirías lo mismo, y no los defenderías tanto.
      Para mi, y ya lo dije, este grupo tiene un gran primer disco, dos continuaciones decentes, y sus dos últimos discos dejan bastante que desear, sobre todo éste último, van cuesta a bajo y sin frenos.
      No se puede comparar, pero éste grupo no hace sombra a Radiohead, ni lo hará.

      Un saludo.

      Eliminar